local

Identifican al sospechoso de matar a una madre y su hijo a las afueras de un banco en Kendall

Una familia está de luto y tratando de procesar lo impensable: una madre y su hijo de cuatro años fueron asesinados en en los exteriores de un banco Chase.

Telemundo

MIAMI, Florida - La policía informó este lunes que tiene identificado al sospechoso de disparar y asesinar a una mujer y a su hijo de cuatro años, en el área de autoservicio de un banco Chase en West Kendall.

El sospechoso fue identificado por la policía de Miami-Dade como Michael Andres Pineda Lozano, de 41 años.

El terrible suceso ocurrió el viernes por la mañana, cuando la madre y su hijo fueron asesinados dentro de una furgoneta en el área de autoservicio de un banco Chase en West Kendall.

La policía de Miami-Dade informó que el presunto responsable luego se suicidó. Un testigo grabó los escalofriantes momentos, y en el audio del video se escucha a una pareja llamando a la policía. Los familiares de Odalys identificaron al agresor como su exnovio.

Una familia está de luto y tratando de procesar lo impensable: una madre y su hijo de cuatro años fueron asesinados en el homicidio-suicidio en los exteriores de un banco Chase en West Kendall. "Es muy difícil. Hay mucho dolor. Nunca en un millón de años esperaría que algo así sucediera", dijo Michael Trujillo, hermano de la víctima, Odalys Bancroft.

Odalys, de 43 años, era conocida por su bondad y empatía. Trabajaba como enfermera en el Hospital Jackson Memorial, donde había ascendido a un puesto de liderazgo. Su hijo de cuatro años, Theodore Couto, conocido como "Teddy", acababa de graduarse de PreK4. "Dondequiera que él estaba, siempre era un lugar más feliz con él alrededor",recordó Michael.

Una madre y su hijo de cuatro años fueron asesinados por su exnovio en West Kendall. El agresor se suicidó tras el ataque. La familia de las víctimas está devastada por la tragedia y nos habló en exclusiva.

La familia contó que Odalys Bancroft estuvo casada y posteriormente tuvo un novio del cual buscaba mantenerse alejada, incluso con una orden de restricción.

"Había algunas preocupaciones sobre él, pero nada que destacara de esta manera. Estaban pasando por una ruptura, pero no había señales de que hubiera miedo de este tipo", explicó Michael Trujillo. El padre de Teddy se encontraba en la escena el viernes, desesperado mientras la policía intentaba consolarlo.

Varias familias están ahora devastadas y marcadas para siempre por esta tragedia. "No puedo imaginar ninguna situación que lleve a una persona normal a hacer algo así a una mujer y su hijo", afirmó Michael. Concluyó diciendo: "Ninguna persona racional haría algo así. Es absolutamente trágico y extraño".

Si usted quiere ayudar a la familia con los gastos del funeral, puede hacerlo visitando la página de GoFundMe.

Contáctanos