Identifican a secuestradores y a chofer de UPS baleados tras enfrentamiento con la policía

El padre de la víctima cuestiona la actuación de las autoridades que terminaron con la vida de su hijo.

El FBI identificó a los ladrones armados que este jueves intentaron robar a tiros una joyería en Coral Gables, luego robaron un camión y secuestraron al chofer para finalmente terminar baleados por la policía, como Lamar Alexander y Ronnie Jerome Hill, ambos de 41 años y residentes del condado Miami-Dade.

Conmoción y luto tras el intenso tiroteo que comenzó en una joyería de Coral Gables y desencadenó un verdadero caos por una batalla a balazos entre ladrones armados y la policía en el condado Broward.

En su plan de escape, dos hombres armados secuestraron el camión de UPS que conducía Frank Ordoñez, de 27 años, a quien las autoridades identificaron como un residente de Hialeah que terminó muerto tras la balacera entre policías y ladrones.

Joe Merino, el padre de la víctima cuestiona la actuación policial que terminó con la muerte de su hijo. "A ellos no le importó la vida de una víctima, la vida de un rehén. A ellos no les importó esa vida. Y volveré a exponer sus tácticas. Ellos utilizaron toda su fuerza", dijo Merino.  

En exclusiva con el programa Today Show de la cadena NBC, el padre del chofer fallecido cuestionó cómo "en hora pico, en medio de una autopista", las autoridades "abren fuego contra un camión y disparan contra un sospechoso, sabiendo que hay un rehén justo detrás de él". 

"Yo no soy policía, nunca lo he sido. Solo estoy tratando de analizar estas cosas", reflexiona Merino cuyo hijo murió luego de ser secuestrado por ladrones armados y conducir por dos condados, para terminar muriendo baleado.

LOS HECHOS

Las imágenes que conmocionaron al sur de la Florida y al país tuvieron su origen en una joyería de Coral Gables donde se reportó la primera persona herida tras un intenso tiroteo presuntamente entre delincuentes y el propietario del establecimiento comercial.

Fue una lluvia de balas, al caer la noche del jueves las autoridades policiales ya habían contabilizado más de 17 casquillos en los alrededores de una joyería de Coral Gables y luego se vivió una escena de película entre la policía y los ladrones armados.

“Los oficiales llegaron en un minuto y medio. Los sujetos intercambiaron disparos con el propietario de la joyería quien respondió disparando”, explicó Edward J.Hudak Jr, jefe de la Policía de Coral Gables.

El reloj marcaba las 4:14 de la tarde, cuando dos sujetos armados entraron a la joyería ubicada en la intersección de Miracle Mile y Lejune Road, desatándose una balacera que minutos después involucró a varias patrullas policiales. Una empleada resultó herida y fue trasladada al hospital Jackson Memorial.

“Honestamente esta es una de las áreas más seguras. Camino por aquí para llegar a casa y un tiroteo  aquí no es común estando la sede de la policía a menos de una cuadra”, asegura Christian García, residente de Coral Gables.

Tras el tiroteo, los delincuentes huyeron en un camión U-Haul, lo abandonaron cerca de la 1261 de Mariana Avenue, en Coral Gables, pero los intrépidos sujetos estaban dispuestos a todo, a punta de pistola secuestraron al conductor de un camión de UPS al que habrían obligado a conducir el automotor.

En plena hora pico, decenas de patrullas les daban persecución por la calle 8, desplazándose por las autopistas que dirigen hacia Miramar, pero la historia estaba a punto de dar un giro sangriento cuando los ladrones terminaron atascados en el tráfico y enfrentándose a tiros a las autoridades.

Contáctanos