Fiscalia estatal

Hombre recibe un disparo después de irrumpir en una escuela de West Palm Beach

Según un amigo este hombre tenia problemas de salud mental.

Telemundo

Las clases en esta escuela de arte Dreyfoos en West Palm Beach han vuelto a la normalidad, aunque podemos ver que hay mayor presencia policial luego que el viernes pasado la policía se vio obligada a dispararle mortalmente a un hombre que chocó contra la reja del colegio y entro corriendo al teatro. Según un amigo, este hombre tenia problemas de salud mental.

Romen Phelps es el hombre que murió el viernes pasado baleado por un policía fuera de servicio, después de haber chocado su camioneta contra la reja del colegio en plena hora escolar e ingresar a sus instalaciones.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Skyler Meany era amigo y ex compañero de Phelps. Ambos habían estudiado en esa escuela.  Asegura que su amigo tenía problemas mentales.

“Era un individuo perturbado mentalmente, excompañero del colegio estudiante de teatro y solamente quería ayuda, buscaba ayuda y no se le dio”.

Fue el oficial de la policía escolar quien llamó a pedir refuerzos

Mike Jachles, portavoz Policía de West Palm Beach, dice:

“El sospechoso entró en una confrontación física con el policía escolar y éste llamó por refuerzos el sospechoso se pudo liberar salió corriendo de ese edificio y entró a otro edificio donde el oficial de policía fuera de servicio lo encontró”.

Skyler Meany piensa que su amigo fue al lugar del que guardaba recuerdos: el teatro del colegio. Relata que al parecer el día anterior había mostrado un comportamiento errático.

“Parecía una despedida rara, cuando entró no podía hablar mucho, estaba sentado en este sofá golpeando su pie y respirando de forma muy profunda”.

Según su amigo, la policía fue a la casa y lo llevaron al hospital, pero fue dado de alta unas horas después. Phelps le dijo a su amigo que las medicinas que le dieron no lo tranquilizaron y aparentemente estuvo despierto toda la noche. En la madrugada le envió un mensaje de texto donde le decía que le estaba eternamente agradecido.

“Yo creo que él quería que lo arrestaran, porque se sentía en peligro de él mismo, así que creo que hay parte de él que no quería que esto sucediera”.

Este caso sigue bajo investigación tanto del Depto del cumplimiento de la ley de la Florida como de la fiscalía estatal. El policía que disparó se encuentra de baja administrativa, como es el protocolo policial, hasta que culmine la investigación.

Contáctanos