cubano

Hombre de 70 años, viudo y ciego, enfrenta desalojo

Sociólogo de profesión, escritor por naturaleza, Rolando Delara, de origen cubano, quedó ciego hace 10 años como consecuencia de la diabetes.

Telemundo

Hace tan solo un mes, Rolando Delara, de 70 años, sufrió la muerte de su esposa, días después, una orden de desalojo tocó a su puerta, hoy está solicitando ayuda para encontrar un techo digno donde vivir.

Sociólogo de profesión, escritor por naturaleza, Rolando Delara, de origen cubano, quedó ciego hace 10 años como consecuencia de la diabetes, tras la muerte de su esposa, cuyas cenizas guarda celosamente, su vida dio un cambio drástico.

Rolando Delarad, dice que “Me encontré en una situación que técnicamente yo no estaba adscrito en un contrato y el contrato no me amparó y tengo que ir para la calle”.

El nombre de Rolando Delara, no aparece en el programa de Sección 8 mejor conocido como plan 8 del cual era parte su esposa y se ayudaban en el pago del alquiler del apartamento, un beneficio clausurado por el Condado Miami Dade el 31 de mayo, diez días después de su fallecimiento.

Fausto Rosales, abogado dice que “Al fallecer la esposa el derecho a recibir ese dinero se acaba, por eso es que la sección ocho le manda notificación al propietario y también al señor, que ellos van a terminar la ayuda mensual”.

Aunque Rolando puede aplicar al plan ocho, los trámites se tardan demasiado tiempo.

 “Me gustaría ir a un lugar que pudiera guardar mis cosas por mes y medio, dos meses para tratar de recuperarme”.

Para el Abogado Fausto Rosales, lo único que de momento ampara a Rolando es la moratoria de un mes sobre desalojos que ofreció el gobernador de la Florida Ron DeSantis, por el incremento de los casos de COVID-19.

 “El público puede prevenir que esto le pase a uno siempre que se asegure ambas personas de una pareja, estén nombrados en el plan ocho y en el contrato de arrendamiento”, dice el abogado.

Desamparado, ciego, sin dinero y con la orden de desalojo en su mano, el futuro de Rolando hoy depende más que nunca de la caridad pública.

Contáctanos