Histórica casa de Miami decide su suerte en elecciones

Entre los edificios altos y modernos de la zona de Brickell hay una casa de estilo neoclásico  que fue construida hace 111 años y fncionó como consulta médica. 
 
Es la casa del doctor Jackson, quien dio nombre hospital  y fue el primer médico de Miami. 
 
La casa ahora es el hogar de Dade Heritage Trust, organización dedicada  a preservar la historia  arquitectónica y cultural del sur de la Florida. 
 
El 8 de noviembre los votantes tendrán en sus manos la decisión de hacer de esta casa, ubicada en el 190 SE 12 Terrace, su hogar permanente y otorgarle  un contrato  a largo plazo,  con un pago de $600 dólares al año. Se ocuparían de todos los costos para mantenerla.  
 
Esto le daría a la organización  la posibilidad de buscar fondos de fundaciones para mejorar el lugar e incluso crear un laboratorio audiovisual para que los niños de las  escuelas puedan ir a conocer la historia de Miami.
El alcalde Tomás Regalado afirma que no hay oposición, ya que más nadie pudiera adquirir  esa propiedad. 
 
"Nosotros nunca pudiéramos   vender esa propiedad, porque está zonificada como parque y esa casa es histórica", afirmó Regalado.
El reto mayor para conseguir el voto del  "Sí" es la falta de información, pues en estas elecciones muchos no conocen el tema.
 
Al igual que la casa, escondida entre los grandes edificios del distrito financiero, la enmienda numero 238 esta perdida al final de la boleta .

Entre los edificios altos y modernos de la zona de Brickell hay una casa de estilo neoclásico que fue construida hace 111 años y funcionó como consulta médica.  

Es la casa del doctor James Jackson, quien dio nombre hospital y fue la primera oficina médica de Miami. La casa ahora es el hogar de Dade Heritage Trust, organización dedicada a preservar la historia  arquitectónica y cultural del sur de la Florida.  

El 8 de noviembre los votantes tendrán en sus manos la decisión de hacer de esta casa, ubicada en el 190 SE 12 Terrace, su hogar permanente y otorgarle  un contrato a largo plazo,  con un pago de $600 dólares al año.

Se ocuparían de todos los costos para mantenerla. Esto le daría a la organización  la posibilidad de buscar fondos de fundaciones para mejorar el lugar e incluso crear un laboratorio audiovisual para que los niños de las escuelas puedan ir a conocer la historia de Miami.

El alcalde Tomás Regalado afirma que no hay oposición, ya que más nadie pudiera adquirir  esa propiedad.  

"Nosotros nunca pudiéramos   vender esa propiedad, porque está zonificada como parque y esa casa es histórica", afirmó Regalado.

El reto mayor para conseguir el voto del  "Sí" es la falta de información, pues en estas elecciones muchos no conocen el tema. 

Al igual que la casa, escondida entre los grandes edificios del distrito financiero, la enmienda numero 238 esta perdida al final de la boleta .

Contáctanos