MIAMI

Hablan los padres del jugador de fútbol americano de Miami asesinado en UVA

Happy y Sean Perry, los padres de D'Sean Perry, hablaron sobre su hijo por primera vez desde que ocurrió el tiroteo el pasado 13 de noviembre.

Telemundo

Los padres de la estrella de fútbol de la Universidad de Virginia (UVA) que murió en un tiroteo en el campus el mes pasado recuerdan a su hijo como un gran atleta y una persona buena, en lo que fue la primera vez que sus familiares hablaron.

Happy y Sean Perry, los padres de D'Sean Perry, hablaron públicamente sobre su hijo por primera vez desde el tiroteo el pasado 13 de noviembre.

"Tenemos una fe fuerte y creo que mi hijo está en un lugar muy, muy bueno en este momento", dijo Sean Perry en una conferencia de prensa que tuvo lugar este jueves. "Era un gran niño, un niño inteligente, que se ganó todo lo que tenía, nadie puede quitárselo, todo lo que puso en su mente se lo ganó".

Perry, apoyador y ala defensiva del equipo de fútbol de la UVA, murió en el tiroteo, junto con sus compañeros de equipo Lavel Davis Jr. y Devin Chandler. Y otros dos estudiantes resultaron heridos.

"Mi hijo era un joven cariñoso y afectuoso", dijo Happy Perry. "Amaba a su familia, amaba a sus compañeros de equipo y esto es desgarrador en este momento".

La policía dijo que un exmiembro del equipo de fútbol de la escuela abrió fuego contra un autobús cuando él y otros estudiantes regresaban al campus después de ver una obra de teatro y cenar juntos en Washington, D.C.

Perry, un junior de 6 pies 3 pulgadas y 230 libras, era de Miami y había asistido a Gulliver Prep. Fue nombrado Jugador Defensivo del Año 2018 de la Conferencia del Sur de Florida en su último año en Gulliver.

"Estábamos tratando de colocar el árbol de Navidad para dar un poco de esperanza en la casa. D'Sean medía 6 pies y 5 pulgadas, por lo que siempre fue nuestro adorno para el árbol, así que esperábamos hasta que llegara a casa, porque estaba jugando fútbol, para poner la copa del árbol, así que ese fue un momento para mí porque no podía entender eso", dijo Happy Perry.

Sus padres dijeron que las cosas fueron especialmente difíciles con las vacaciones aquí. "Ha sido muy difícil, todo en la casa, tenemos fotos, tenemos que pasar por su habitación", dijo Sean Perry.

Los padres dijeron que esperan abogar en su nombre por la concientización sobre la salud mental y presionar por leyes de violencia armada.

Contáctanos