Vigilancia del gobierno

Gobierno vigila nuestra ubicación usando datos de los celulares

Muchas de las aplicaciones que tenemos en nuestros celulares rastrean cada uno de nuestros movimientos.

Telemundo

Muchas de las aplicaciones que tenemos en nuestros celulares rastrean cada uno de nuestros movimientos.  La información es clave para agencias del orden que la usan para ubicar a sospechosos de crímenes, pero como descubrió el equipo de Telemundo 51 Investiga, ahora en vez de conseguir una orden de registro para obtener esos datos celulares, algunas agencias gubernamentales los están comprando.

Los celulares son casi una extensión nuestra; van donde nosotros vamos y, aunque no lo creas, dejan una huella digital que revela todos nuestros movimientos. “Por donde nos movemos, con qué frecuencia, a donde vamos, con quien nos reunimos”, dice Dmitry Bestuzhev, experto en ciberseguridad de la empresa Kaspersky.

Ocurre porque las aplicaciones que usamos contienen un microprograma llamado SDK que recopila esa información, y en muchas ocasiones esos datos son vendidos. “Todo es legal…todo está dentro del uso de licencia de la aplicación que la persona acepta con gusto, no?”, dice Bestuzhev.

Los datos suelen ser vendidos a empresas que se dedican a marketing dirigido, pero en un memorando al congreso, la agencia de inteligencia de defensa admite que en vez de conseguir órdenes judiciales para obtener datos de celulares que le darían la ubicación de personas, han logrado conseguir esa información a través de datos que se venden en el mercado.

El abogado Luis Salazar se especializa en privacidad de datos y explica el motivo de esta práctica de la agencia gubernamental.  “Lo están usando como parte de vigilar a la población o a ciertos miembros de la pobalción de los Estados Unidos”, dice Salazar.

En el 2018, la Corte Suprema concluyó, que agencias del orden gubernamental necesitan órdenes de registro para obtener la ubicación de ciudadanos recopilada por celulares. El Juez John Roberts explico que “Cuando el gobierno rastrea la ubicación de un teléfono celular, logra una vigilancia casi perfecta, como si hubiera conectado un monitor de tobillo al usuario del teléfono”.  

Pero en el memorando, la agencia de inteligencia de defensa dice que esa regla conocida como Carpenter no les aplica. “Ellos están diciendo que ellos no son la policía, entonces a ellos no le toca esa protección, no aplica a ellos”, dice Salazar. También dice que es algo que uno da voluntariamente y se vende abiertamente.

Según Bestuzhev, aunque uno le de a ciertas aplicaciones el permiso de recopilar tus datos, realmente no sabe si en el futuro alguien usará esa información para venderte algo o para confirmar que estuviste en la escena de un crimen.  “No es algo ilegal, como dijimos, pero si es gris, porque incluso cuando dice, por ejemplo, que vamos a recolectar tu información, pero no dice para qué, y no dice a quién se podrá vender”, dice Bestuzhev.

Le preguntamos a la agencia de inteligencia de defensa si podía elaborar más acerca de lo que están haciendo con esa información, que le da la ubicación de personas, pero no quisieron ahondar más de lo que dicen en ese memorando. 

Contáctanos