covid 19

Florida reporta su mayor número de casos de COVID-19 en la historia de la pandemia

Los más de 58,000 contagios se convierten en la cifra más alta reportada en el estado desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

Telemundo

Florida reporta este jueves más de 58,000 nuevos casos de COVID-19 en un solo día, rompiendo una vez más su récord diario de contagios desde inicios de la pandemia el año pasado, todo ello sucede tras el aumento de la variante Ómicron en todo el país.

Los 58,013 casos reportados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) elevaron el total de Florida a 4,090,000 casos desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Sin embargo, el total acumulado real para este jueves asciende a 77,848 casos; ese número incluye la acumulación de casos atrasados que no habían sido reportados por los CDC y las muertes de días anteriores que se agregaron a los totales diarios después de sucedidas.

Con el paso de los días los registros diarios han ido cambiando, por ejemplo, anteriormente el estado había reportado para el miércoles unos 47,000 casos pero los CDC luego actualizaron ese total a 52,995. De igual modo, las cifras del lunes fueron actualizadas a 33,567 de unos 29,059 reportados inicialmente.

El aumento considerable en casos positivos ha obligado a las instituciones medicas del estado ha informar sobre las hospitalizaciones debido al aumento del número de nuevos contagios.

La Asociación de Hospitales de Florida registró 4,001 hospitalizaciones este jueves, 590 más que el día anterior, pero ese total no se acerca al pico de 17,000 hospitalizaciones ocurridas durante la ola Delta que se vivió durante el verano.

Las autoridades alertan que esta última variante de Ómicron se propaga mucho más rápido que las anteriores. Sin embargo, parece que los síntomas son menos graves. Aún así está llevando a decenas de miles de personas lleguen a los centros de pruebas de todo el sur de Florida, lo que provoca largas esperas en las filas y retrasos en la obtención de los resultados.

Mientras tanto el condado Miami Dade ha ampliado los sitios a los que las personas pueden acudir a hacer la prueba para detectar el COVID-19. Los casos en el estado han aumentado drásticamente tras las vacaciones de Navidad.

Los investigadores han dicho que si bien las filas para obtener una prueba de COVID-19 en el sur de Florida son dramáticas y muestran el deseo de realizar la mayor cantidad de pruebas posibles, en el panorama general, la cantidad de casos no es tan importante como quién va al hospital o los fallecidos.

La variante Ómicron se propaga mucho más rápido de persona a persona, pero los infectados parecen tener síntomas más leves, informaron los expertos. Si las personas están vacunadas y tienen el refuerzo, usan máscaras y se distancian socialmente, tienen menos posibilidades de terminar en el hospital, dijo Mary Mayhew de la Asociación de Hospitales de Florida.

Pero una preocupación que los hospitales están observando es cómo responden una vez que están dentro del hospital porque uno de los tratamientos más comunes podría no ser tan efectivo contra la variante Ómicron.

"Una de las mejores herramientas que teníamos fuera de los hospitales en el entorno comunitario y en el departamento de emergencias era la terapia con anticuerpos que redujo drásticamente las hospitalizaciones", dijo Mayhew, quien fue uno de los principales asesores de COVID-19 del gobernador Ron DeSantis. "Desafortunadamente, no está claro si el tratamiento actual que ha estado disponible, la terapia de anticuerpos, funcionará con esta variante en particular".

Contáctanos