Florida

Florida analizará un proyecto de ley contra manifestantes “violentos”

El proyecto planea reprimir "protestas violentas y desorganizadas", retirar fondos públicos a gobiernos que recorten recursos a la policía, y no ofrecerá fianza a quienes golpeen a un oficial.

Old Florida State Capitol building

El Congreso de Florida comenzará este miércoles el estudio de una polémica propuesta de ley encaminada a reprimir las "protestas violentas" apoyada por el gobernador Ron DeSantis y rechazada por grupos civiles y legisladores demócratas por el "riesgo de censura" que representa.

La víspera de su primera revisión en el Legislativo, Jimmy Patronis, el director financiero del estado, mostró su apoyo formal a la ley, conocida como la SB 484.

El republicano subrayó que le preocupa "que ciertos elementos anti-policiales estén comenzando a echar raíces en las instituciones políticas de nuestro estado".

"Ahora no sólo somos un objetivo para los delincuentes, sino también para los funcionarios electos", se lamentó Patronis.

Para el Southern Poverty Law Center (SPLC), el proyecto, que este miércoles analizará el subcomité de Justicia Penal y Seguridad Pública del Senado, socava la Primera Enmienda de la Constitución de EEUU, que contempla la protesta pública.

El proyecto fue presentado en septiembre pasado por DeSantis tras las protestas de Black Lives Matters contra la discriminación y el abuso policiaco tras la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco.

"Intenta criminalizar las protestas que no les gustan", dijo el SPLC sobre el proyecto, denominado "Lucha contra la violencia, el desorden, el saqueo y la protección de la aplicación de la ley".

"Es un asalto a nuestros derechos de la Primera Enmienda y un ataque directo a las vidas de personas de color que protestan por la injusticia racial y los aliados que las apoyan", subrayó.

DeSantis ha dicho que el proyecto de ley tienen como objetivo reprimir las "protestas violentas y desorganizadas" y prevé también la retirada de fondos públicos a gobiernos locales que recorten recursos a la policía.

El republicano ha señalado que la iniciativa también contempla no ofrecer fianza hasta la primera comparecencia ante un tribunal a quienes golpeen a un policía.

"No vamos a permitir que los gobiernos municipales dejen sin fondos a la policía. Si lo hacen, entonces el estado eliminará cualquier subvención o ayuda que reciban", afirmó el gobernador.

Sin embargo, varios legisladores demócratas creen "excesivo" el proyecto de ley. "Está diseñado para aplastar la libertad de expresión y las reuniones pacíficas principalmente por parte de personas de color", asegura el senador demócrata Perry Thurston.

Algunos apuntan que el gobernador trata de sofocar y silenciar a los manifestantes del movimiento Black Lives Matter. Los demócratas consideran que DeSantis está utilizando los disturbios del 6 de enero en el capitolio de la nación, que dejaron cinco muertos, entre ellos un policía, como "palanca" para avanzar con esta ley.

Ese día seguidores de Donald Trump, asaltaron el capitolio impulsados por el entonces presidente republicano con el argumento de que elecciones fraudulentas dieron como ganador al demócrata Joe Biden.

Contáctanos