Florida City

Inquilinos de casas móviles tendrán más tiempo para desalojar

Algunos residentes de un parque de casas móviles dicen que no piensan moverse de este sitio, donde han vivido durante años

Telemundo

Se resipra un poco de alivio entre los residentes de un parque de casas rodantes en Florida City luego de que un juez aceptara el caso de desalojo que impuso la cuidad y les otorgara más tiempo para que permanezcan en el sitio.

Pero aún así ya varios residentes abandoraron la propiedad por temor.  En estos momentos continúan algunas familias empacando sus pertenencias ya que como ellos muchos se han dado por vencido y aseguraron que recibieron una visita por parte de oficiales de la cuidad de Florida City ofreciéndoles opciones de estadia en un hotel.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Este miércoles debían salir del lugar los más de 70 residentes del parque de casas móviles de Florida City. Un terreno de 15 acres, que pertenece a la ciudad, pero que fue vendido por 6.8 millones de dólares, para la construcción de un complejo residencial y comercial.

Tras varias semanas de desacuerdos y en medio de una batalla legal, el alcalde Otis Wallace de Florida City aseguró que sería mano dura con aquellos residentes que no sigan las órdenes de desalojo.

Según el alcalde de la ciudad, la venta no podrá concretarse hasta que el terreno este vacío. Activistas ayudan a las familias que expresan desespero por no tener a dónde acudir y dicen que no piensan moverse de este sitio, donde han vivido durante años.

“Y él dijo que este año íbamos a tener, después de la noticia final, tres meses para movernos. Pero la noticia final llegó el 11 para sacarnos el 17. Es injusto, porque no nos dio los tres meses que prometió”, dice un residente.

Lisset González dice que “todo está muy caro. Y el que no, está muy lleno. Y el que no, no aceptan perros”. Y muchas personas residentes en el lugar dicen que por causa de la pandemia han perdido sus trabajos.

Mirta García dice que le “dio un ataque de nervio cuando me dijeron que teníamos que irnos mañana. Que nos iban a quitar el agua, que nos iban a encerrar aquí”.

Carmen Tejeda, una activista comunitaria, con la ayuda de abogados, presentó dos recursos legales ante la corte. Uno pidiendo inmediatamente que paren todo, porque a su juicio es ilegal lo que hicieron. Y otro, solicitando compensación para que estas personas puedan moverse. “Es la ley. No es que ellos están pidiendo algo que otros no reciben, es la ley”, dice Tejeda.

De momento, la decisión de la juez encargada de este caso aceptó la demanda permitiendo una extensión.

Contáctanos