correccionales

Familiares de reos protestan por falta de condiciones en correccionales del sur de Florida

Advierten sobre la falta de condiciones en estos lugares para hacerle frente al COVID-19.

Telemundo

Los familiares de reos de varias correccionales del Sur de la Florida dijeron en exclusiva que dentro de las prisiones no están recibiendo atención médica, no guardan el distanciamiento social y están en condiciones infrahumanas.

Angustiado y con un futuro incierto, Roberto Martínez no sabe si el COVID-19 le dará la oportunidad de volver a ver a su familia luego de 34 años en prisión.

En una llamada telefónica desde la correccional Glades dijo que “los infestados son muchos, hay personas con 106 de fiebre y los únicos que están dando es Tylenol”.

Aferrada a una fotografía de su esposo José, tomada en 2012 cuando contrajeron matrimonio, Mercedes Deborah Reyes, recibe noticias no muy alentadoras desde la correccional Everglades. “Con respecto a tener síntomas ya los tengo, el dolor de cabeza permanente no se va y tengo una fiebre alta”.

La Coalición de Florida para la Reforma de la Justicia Criminal solicitó al gobernador, Ron DeSantis, liberar a prisioneros en riesgo del COVID-19 en el estado.

“Hay unas 95.000 personas en cárceles de Florida con graves problemas de hacinamiento que hacen que sea imposible practicar el distanciamiento social", dijeron en un comunicado.

Mercedes Deborah Reyes, esposa de José, asegura que “las condiciones son precarias, están muy mal, no tienen acceso a medicinas, ni agua caliente, no tienen acceso a cloro”.

“Nosotros no tenemos distanciamiento social, no tenemos el privilegio de comer separados y estar separados”, dice en una llamada telefónica.

 Se estima que hasta la fecha 1,502 reos están enfermos con Coronavirus, 12 han perdido la vida y casi 250 empleados están con la enfermedad.

Ericka Carrillo, esposa de Roberto, explica que “a veces trancan los teléfonos, no podemos saber de los familiares, no podemos llamarlos por video, estamos preocupados por la salud de ellos y cada día están creciendo más los casos”.

Desde cárceles diferentes, Roberto Martínez y José Guilarte, están a punto de recibir un parole para quedar en libertad condicional, sin embargo la espera se hace eterna.

Intentamos comunicarnos con la correccional Everglades para conocer la versión oficial sobre este caso, pero aún no obtenemos respuesta.

Contáctanos