banco

Dueños de negocios denuncian que el banco congeló todas sus cuentas

Wells Fargo le pidió al dueño de Cubata que presentara pasaporte, certificado de naturalización o social, y firmara declaración de que no tiene vínculos con Cuba o su partido comunista, a pesar de ser ciudadano.

Telemundo

Los propietarios de Cubata denuncian que un banco congeló todas sus cuentas y por ser cubanos le exigen verificación de su identidad.

“Casi tengo un hearth attack porque había desaparecido todo el dinero de la cuenta”, recuerda Yaumara Pérez, quien dice que llevan 3 días en apuros.

Ella junto a Alejandro son los propietarios de Cubata un restaurante en la Pequeña Habana que asegura que el banco Wells Fargo congeló todas sus cuentas corporativas, sin previo aviso. 

“El problema es por mi parte, pero como estoy vinculado a la cuenta, todo el mundo está afectado”, declara el propietario de Cubata, Alejandro Ronda, quien es de origen cubano pero ya ciudadano americano naturalizado.

Ronda llegó a EEUU hace más de una década y aunque es un cliente antiguo, parece que Wells Fargo no tenía las cosas claras y le pidieron “presentarle o el pasaporte o el certificado de naturalización … el social, aunque fuera ciudadano”.

Además, le dieron a firmar una declaración jurada en la que Ronda -entre otros puntos- debía confirmar no tener vínculos con el régimen castrista o su partido comunista, pero antes de pedirle eso bloquearon todas sus cuentas. 

“No puedo hacer nada. No puedo pagar nada con ninguna tarjeta”, se sincera Ronda, quien no parece no ser un caso aislado, pues una queja similar se dio hace apenas un día en Hialeah. 

Aunque las regulaciones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (Ofac, por sus siglas en inglés) requieren a bancos que los cubanos prueben su condición migratoria en EEUU, en el documento no hay referencia a que el bloqueo de sus cuentas sea obligatorio durante el proceso o que todos tengan que firmar una declaración jurada a pesar de tener un status como residente o ciudadano naturalizado. 

Los dueños sostienen que la decisión del banco ha traído una cadena de graves inconvenientes y esperan respuestas. “Nunca nos avisaron. Nunca hubo una notificación”. 

Contáctanos