hialeah

Dos familias están sin vivienda tras incendio en edificio de Hialeah

El incendio se inició aparentemente en la cocina de un apartamento, pero la labor de los bomberos evitó que el fuego se propagara a otras unidades del edificio.

Telemundo

A un día del incendio que se produjo en un edificio de Hialeah al menos dos familias continúan desplazadas, quienes vivían en el apartamento 303 quedaron sin puerta y ventanas. A las afueras del lugar solo quedaron las bolsas negras de basura llenas de objetos incinerados.

Este domingo solo se veía la cinta amarilla que impide el paso a donde únicamente quedaron cenizas. Un piso más abajo, el apartamento 203 también tuvo que ser evacuado y ahora es inhabitable.

Argelio Díaz, un testigo del incendio, recuerda: “es que yo nunca había visto algo así … si lo había visto en la tv pero aquí cerca de esta área no”.

Según informaron las autoridades, afortunadamente nadie resultó herido. Unidades de bomberos de Hialeah se presentaron en el 1461 West y la 42 donde lograron extinguir las llamas, luego dijeron que las llamas lograron ser apagadas antes de que se extendieran a otras viviendas aledañas. 

El sábado en la tarde las llamas subieron hasta el techo y el humo rápidamente se esparció por toda la cuadra. Consternados, los vecinos veían desde abajo mientras los equipos de rescate se alistaban para atender la emergencia.

El incendio se inició aparentemente en la cocina del apartamento, pero la labor de los bomberos evitó que el fuego se propagara a otras unidades del edificio.

Los testigos de lo ocurrido contaron cómo fueron sorprendidos por la emergencia. “No tanto miedo, pero tu sabes, un shock porque es primera vez que tu ves eso”, señaló Alejandro Batista.

“Es que yo nunca había visto algo asi, sí lo habia visto en la TV, pero aqui cerca de esta área no”, dijo Argelio Díaz, otro vecino.

“Gracias a Dios que los bomberos estaban aquí en menos de cinco minutos”, agregó Batista.

“Dije oye fuego, vamos pa abajo, entonces salimos y le avisamos a los vecinos”, recuerda Díaz.

“Nos tuvimos que mover de tanto que el humo (...) el humo estuvo malo”, explicó Batista. “Menos mal que no había ningún herido, gracias a Dios”.

Ahora son dos las familias que quedaron desplazadas. Aunque la Cruz Roja visitó el lugar, hasta ahora no se sabe qué camino tomaron quienes vivían en los apartamentos.

Contáctanos