robo de gasolina

Desarticulan red de contrabando de combustible en Miami-Dade

Una investigación policial de varios meses terminó con la desarticulación de una red que se dedicaba al contrabando combustible utilizando tarjetas de crédito robadas

Telemundo

Una investigación policial de varios meses terminó con la desarticulación de una red que se dedicaba al contrabando combustible utilizando tarjetas de crédito robadas. Al menos ocho sospechosos cayeron en el operativo que según las autoridades le cuesta al condado Miami Dade más 1.4 millones de dólares anualmente.

Según la policía, los sospechosos utilizaban vehículos con tanques ilegales de combustible que compraban en gasolineras por todo el condado.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El terreno, ubicado por la 26 avenida y la calle 76 del noroeste de Miami, es uno de los lotes donde operaba una red de contrabando de combustible, según la policía.

El sargento Zapata, dice: “ellos lo que están haciendo es robar cantidades grandes de gasolina, petróleo o Diesel de las gasolineras utilizando las tarjetas de crédito que son robadas”.

La banda fue desmantelada por la policía de Miami Dade y otras agencias del orden tras una investigación de más de un año que destapó cómo los sospechosos compraban gasolina en estaciones por todo el condado Miami Dade.

“Echan la gasolina en los carros, normalmente camiones grandes, pero también hemos visto carros normal y corrientes y lo ponen en unos tanques que son clandestinos, debajo de los vehículos más grandes”, dice Zapata.

Luego esos vehículos modificados depositaban el combustible robado en camiones con tanques estacionados en unos terrenos.

Al menos ocho sospechosos fueron arrestadas entre el miércoles y jueves de esta semana. Son hombres hispanos entre 31 a 80 años de edad.

Entre ellos, el dueño de uno de los terrenos, Isnaldo García quien trató de defenderse en corte, diciendo: “yo a la edad que tengo no he robado”.

Los sospechosos enfrentan varios cargos que van desde crimen organizado hasta lavado de dinero, y tambien posesión de vehículos con tanques ilegales y falsificación y uso fraudulento de tarjetas de crédito.

Según la investigación, este tipo de delito representa un golpe económico de casi un millón y medio de dólares al año para los residentes del condado.

Contáctanos