desamparados

Desamparados durmieron en las calles pese a las bajas temperaturas

Desafiando las bajas temperaturas muchas personas sin hogar no acuden a los centros habilitados por los condados del sur de Florida

Telemundo

Cuando en la noche de este sábado los termómetros marcaron 44 grados de sensación térmica, y la temperatura bajó aún más en horas de la madrugada, muchos residentes esperaron casi una hora para tomar chocolate caliente con churro, pero otros, pese a que el gobierno habilitó albergues para pasar el frío, prefirieron dormir a la intemperie.

Una capa de aire helado del Ártico afecta el sur de la Florida. A pesar de las bajas temperaturas, en Miami la tradición se mantuvo la noche del sábado. Cientos de personas aguardaron casi una hora para comprar churros y chocolate caliente en el restaurante la Palma, pero para otros el panorama fue diferente.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Julio Rivera, una persona sin hogar, que vive en la calle dijo que la pasó con “cuatro colchas y dormí, mira con dos pantalones todavía”, comenta mientras asegura: “Me arropo bien, arropado, no me he congelado.”

A pesar de las alertas y advertencias de congelamiento, vigentes en gran parte del estado, y los esfuerzos del gobierno y varios organizaciones sin fines de lucro por habilitar albergues para los desamparados, algunos optaron por dormir en las calles.

“No, no, aquí estoy bien y cuando viene a ver me voy a dormir allá y cuando regreso los bultos míos mes los perdieron, y entonces qué? se pregunta un desamparado, mientras asegura "aquí hay robo".

El Homeless Trust calcula que en Miami hay unas 900 personas desamparadas. Ante la llegada del potente frente frío “trabajadores sociales del Camillus (House) vinieron y le ruegan que se vayan y no quieren”, explica Wilson Rodríguez, quien fue desamparado.

Pero es muy arriesgado dormir en las calles o en los automóviles este fin de semana, según advirtieron defensores de las personas sin hogar. Harry durante mucho tiempo durmió en la intemperie, pero hoy dice estar agradecido de las ayudas recibidas.

Anoche “yo dormí allí, la cosa por la que hay gente que no quiere dormir es porque hay reglas como en todos lados. No son malas, pero como en todos lados no es tu propio sitio hay reglas, pero ahí te ayudan en todo”, advirtió Harry quien durmió y se resguardó en el Camillus House.

Contáctanos