Accidente

Dan el último adiós a joven muerta en accidente ocurrido en Año Nuevo

Uno tras otro, al caer la noche, los amigos de Yuhlia empezaron a llegar a su velatorio.

Telemundo

Uno tras otro, al caer la noche, los amigos de Yuhlia empezaron a llegar a su velatorio. Saludaron a los padres y después se ubicaron afuera. Conversaron entre ellos y con otros integrantes de esta familia que hoy le hace frente al dolor más profundo que como padres se puede experimentar la pérdida de un hijo.

Con sus 20 y tanto de años, ellos seguramente se hacen esta noche las mismas preguntas: cómo y por qué sucedió.  La mismas que tampoco le da una respuesta a la familia y allegados de Yuhlia.

Juan Salguero, Amigo de la familia, dice: “Me pesa mucho el corazón por todo esto que está pasando. Nosotros también tenemos 4 hijos y todos de esa edad”

Los padres de Yuhlia y el resto de la familia reciben por estas horas el afecto y la contención de su gente, el que necesitan para salir adelante después del duro revés que les dio el destino.

Irene Fernández, tía de Yuhlia, dijo: “Yo creo en el destino. Siempre he creído y siempre digo, ese era su día y hasta ahí llego su libro”.

Desde el primero de enero, la casa de Yuhlia se empezó a llenar de gente. Dia y noche ahí estan sus amigos, familiares y hasta vecinos.

Tony Rojas, vecino de la familia, dijo: “Es una pedida tan grande en esta familia que nuestras condolencias estarán siempre y vamos a hacer todo lo posible para que sigan adelante. Ellos son nuestros vecinos pegados”.

Todos coinciden en que Yuhlia era una muchacha de gran corazón, protectora, aplicada y sobresaliente en sus estudios, y la alegría le brotaba por los poros en cada reunión.

Mientras, Antonio Gelats, primo de Yuhlia, asegura: “Era siempre una alegría, una buena compañía, le salía energía positiva que se lo regaba a todo el mundo y una sonrisa que siempre te dejaba al hablar con ella”.

Estos padres ya transitan el duro camino del duelo. Con el paso de los días deberán aceptar y reconocer la ausencia, además de concentrar toda su atención en su otro hijo, que, con sus 10 años, ya recibió el primer golpe duro que le dio la vida.

Esta mañana el papá de Yuhlia me dijo que la próxima semana, posiblemente, pueda concretar el encuentro con la familia de Daniel Carrera, uno de los sobrevivientes del accidente. Ese es el deseo de ambas familias, pero primero necesitaba pasar este momento del velatorio.

Contáctanos