boxeo

Cubano Ugás pelea hoy contra Pacquiao para retener título mundial en peso welter

El duelo tendrá lugar esta noche en el T-Mobile Arena de Las Vegas.

Telemundo

El cubano Yordenis Ugás se ha convertido en el gran centro de atención del mundo del boxeo tras ser elegido como el rival que se enfrenta este sábado, al filipino Manny Pacquiao, en combate estelar por el título del peso welter.

El duelo que tendrá lugar este 21 de agosto, en el T-Mobile Arena de Las Vegas está considerada por ambos como de gran importancia en sus carreras.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El cubano que obtuvo una medalla de bronce olímpica en Pekín 2008, es el actual campeón del peso Welter, versión Asociación Mundial de Boxeo. La pelea que este sábado lo enfrenta al filipino se dio por la lesión ocular del estadounidense Errol Spence Jr, quien descubrió que tenía un desprendimiento de retina el examen físico previo que exige la Comisión Atlética del estado de Nevada.

Spence necesitaba cirugía, y Pacquiao quien tiene una carrera con 62 peleas y 39 de ellas ganadas por KOs, necesitaba un nuevo oponente antes de regresar a su trabajo diario, que probablemente incluye una inminente candidatura a la presidencia de Filipinas.

En la rueda de prensa que se efectuó hace más de una semana el senador filipino dijo sin diplomacia que "Ugás es campeón porque le dieron mi cinturón. Ahora, tenemos que arreglarlo dentro del cuadrilátero". Mientras que Ugás dijo que no había quitado nada, se lo dieron, y la pelea frente a Pacquiao sería la más importante de su carrera porque iba a luchar por su legado como profesional y por su país

Ugás reemplaza al púgil invicto estadounidense Spence Jr. quien se recupera de una lesión en el ojo. El campeón cubano se había estado preparando para hacer su primera defensa del título en el evento co-estelar y ahora enfrentará a la leyenda filipina, que en el 2019 había logrado el título tras vecer a Keith Thurman.

"Quiero decir que estoy rezando para que Errol se recupere rápidamente de su lesión. La salud es siempre la prioridad y lo más importante. Hice mi mejor esfuerzo en el entrenamiento y en la preparación para esta pelea, así que quería asegurarme de que mi arduo trabajo no fuera en vano", comentó Pacquiao al valorar su aceptación del duelo contra Ugás. "Ugás está listo y es grandioso".

Pacquiao destacó que la pelea será importante porque Ugás llega a la misma con un título mundial que exponer y eso le da todo el crédito y valor.

"No estoy decepcionado en absoluto por lo que sucedió porque mi arduo trabajo no será en vano. Ugás dio un paso al frente y está trayendo su campeonato de la AMB a la pelea, por la que estoy emocionado de luchar por el mismo", subrayó el campeón del mundo en ocho divisiones diferentes de peso. "Además no tengo problemas de enfrentarme a peleadores ambidiestros".

"Hay muchas personas a mi alrededor que han trabajo duro por lo que me motiva ganar la pelea, especialmente por mi familia", señaló Pacquiao. "Además quiero ganar otro título y ser campeón después del 21 de agosto".

De La Hoya, de 48 años, dijo en agosto pasado que saldría de la jubilación.

El filipino de 42 años alabó la gran profesionalidad y preparación de Ugás y dijo que sin su presencia lo más seguro hubiese sido la cancelación de la pelea, pero ahora todo seguía igual e iba a enfrentarse a un verdadero campeón.

Por su parte, Ugás, reiteró que se sentía muy bien y emocionado de pelear en un escenario como Las Vegas y ante una leyenda como Pacquiao.

"Cuando recibí la llamada de que iba a enfrentarme a uno de los mejores peleadores de la historia, simplemente empujó mi entusiasmo a nuevos niveles. No puedo esperar para mostrarles a todos de lo que soy capaz", subrayó Ugás. "También quiero desearle a Errol Spence Jr. una recuperación rápida y segura para verlo pronto de nuevo en el cuadrilátero".

El púgil cubano le dio la cuarta medalla de oro en boxeo a su país y se mostró muy orgulloso por lo conseguido en Tokyo 2020.

Ugás recordó que estaba acostumbrado a pelear en el último minuto, por lo que no era nada nuevo en su carrera profesional.

"Una vez que supe que estaba peleando contra Pacquiao, volví al trabajo, porque siempre estoy listo para pelear con cualquiera que me pongan frente a mí", explicó Ugás, de 35 años. "Me elevaron a ser el campeón de la AMB en enero, pero ahora podemos decir que quien gane el 21 de agosto es el verdadero campeón mundial de peso welter de la AMB".

Ugás reiteró que "pelear contra Manny Pacquiao es muy importante para mí, significa el mundo entero. No estoy luchando por el dinero, estoy luchando por mi legado y por mi país. Esta es la pelea más importante de mi vida, aunque soy consciente que Pacquiao es el gran favorito, pero también siento la motivación de que soy el campeón".

El cubano, quien en conquistó la presea dorada en semipesado en Río 2016, subió de categoría y se coronó en la máxima categoría en estos Juegos.

El monarca cubano reiteró su compromiso con la causa de la "libertad" de las personas en su país y su lucha la mantendría dentro y fuera del cuadrilátero.

"Soy un peleador no solo dentro del cuadrilátero, sino que fuera también lucho por la libertad de mi gente. Eso es lo más importante para mí. Espero que todos los que luchan por la libertad en Cuba estén a salvo y sepan que lucharé por ellos el sábado 21 de agosto", subrayó Ugás.

El campeón cubano también fue categórico cuando dijo que "subestimar a Manny Pacquiao está fuera de discusión. Va a estar listo. Me he preparado para enfrentar a los mejores para convertirme en el mejor y demostrar toda la clase que poseo como púgil", agregó.

Contáctanos