tiroteo

Cuatro oficiales de Miami-Dade acusados ​​en tiroteo en el que murió conductor de UPS

Más de cuatro años y medio después de un tiroteo policial que involucró a sospechosos de robo y que dejó a un conductor de UPS y a un transeúnte muertos, cuatro agentes de Miami-Dade que estuvieron involucrados en el incidente han sido acusados.

Telemundo

Más de cuatro años y medio después de un tiroteo policial en Miramar, que dejó a 2 sospechosos de un robo, a un conductor de UPS y a un transeúnte muertos, cuatro agentes de Miami-Dade que estuvieron involucrados en el incidente han sido acusados.

La Asociación Benevolente de la Policía de Miami-Dade confirmó el lunes que los agentes habían sido acusados ​​en el tiroteo del 5 de diciembre de 2019 que dejó muertos al conductor de UPS Frank Ordóñez y al transeúnte Richard Cutshaw.

“Nosotros lo que hemos querido todo este tiempo, estos cuatro años lo que hemos pasado…es justicia. La justicia que queremos es que encuentren a alguien culpable”, dijo Joe Merino, padrastro de Ordóñez. 

Los nombres de los oficiales no han sido revelados y se desconocen los cargos que enfrentan.

"Estamos extremadamente decepcionados de que después de casi cinco años, estos oficiales se encuentren acusados ​​de algo que tuvieron segundos para decidir", dijo la PBA de Miami-Dade en un comunicado. "Envía un efecto escalofriante a los oficiales en el condado de Broward, que su Fiscalía Estatal procese a un oficial por no responder a un tirador activo y ahora acusa a oficiales por responder a tiradores activos. A medida que el proceso avance, lo monitorearemos y defenderemos a nuestros oficiales".

Los familiares de la victima habían presentado una demanda contra las autoridades, pero un juez del condado de Broward dictaminó en agosto de 2022 que no tenían derecho a demandar debido a la inmunidad soberana.

“Pensando sufriendo esperando que viniera el gran jurado porque perdimos el caso civil, entonces la última esperanza sería el caso criminal que es el gran jurado”, agregó Joe Merino.

Ordóñez, de 27 años, estaba trabajando el 5 de diciembre cuando hubo un robo a mano armada y un tiroteo en una joyería en Coral Gables.

Los sospechosos lo tomaron como rehén mientras huían en su camión, lo que dio lugar a una persecución que llegó hasta el condado Broward. Luego, los sospechosos abrieron fuego contra los oficiales, lo que resultó en un intercambio de disparos donde murieron los secuestradores, Richard Cutshaw de 70 años, quien conducía a su casa, y Ordóñez.

“Frank era un muchacho joven sano. No tomaba. No fumaba. Un gran trabajador. El vivía por sus hijas”, afirmó Merino. 

Cuando el camión se detuvo en el tráfico en un semáforo cerca de Miramar Parkway y Flamingo Road, los sospechosos abrieron fuego contra los oficiales, lo que resultó en un intercambio de disparos entre las fuerzas del orden y los sospechosos, dijeron los funcionarios.

Todo el incidente fue captado por la cámara.

Los familiares de la victima habían presentado una demanda contra las autoridades, pero un juez del condado de Broward dictaminó en agosto de 2022 que no tenían derecho a demandar debido a la inmunidad soberana.

“El próximo paso sería juicio y si encuentran a esos 4 policías culpables y tienen que ir a la cárcel, no le deseamos mal a nadie pero al mismo tiempo si se puede decir que es justicia”, afirmó Merino.

Los nombres de los oficiales no han sido revelados y se desconocen los cargos que enfrentan. La Oficina del Fiscal de Broward dijo que no podían confirmar ni comentar sobre ningún procedimiento del gran jurado hasta que un juez los hiciera públicos.

Contáctanos