Miguel Díaz-Canel

Continúan las protestas de cubanos en Nueva York por presencia de Miguel Díaz-Canel

En la Asamblea General de la ONU, el presidente cubano presentó a la isla como víctima de sanciones, sin reconocer el fracaso del sistema económico y político que de forma autoritaria allí impera.

Telemundo

Varios son los mensajes que cubanos en el exilio envían al gobernante Miguel Díaz-Canel, quien a menos de una cuadra del sitio donde los activistas protestas, ofrecía su segundo discurso ante las Naciones Unidas.

Liu Santiesteban, activista por la libertad de Cuba, le espeta: “estamos para decirle que el pueblo cubano no lo quiere ... usted no tiene que estar ahí. Nosotros queremos Libertad, elecciones libres”.

Estos cubanos llegaron desde distintos puntos del país incluido el sur de Florida. Algunos como la activista, Ana Olema, consideran que “si los presos políticos no se cansan, cómo nos vamos a cansar nosotros”.

En el grupo de cubanos reunidos en Nueva York estaban familiares de los presos políticos. Entre ellos Marta Beatriz Ferrer, la hija de José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU.

“Sabemos que la dictadura es capaz de cualquier cosa por deshacerse de mi padre y de quienes luchan por la libertad de Cuba”, comentó Marta Beatriz Ferrer.

El gobierno de EEUU estaría por permitir que pequeños negocios en Cuba abran cuentas bancarias en EEUU.

Los protestantes recorrieron varias calles de la gran manzana hasta su destino en la sede de la misión permanente de Cuba ante la ONU. En ese edificio - custodiado y con cámaras de vigilancia en su fachada- se hospedan Miguel Díaz-Canel y toda su comitiva.

A menos de una cuadra de distancia, otro grupo pedía el fin del embargo. Uno de los manifestantes a favor del régimen cubano, cruzó la calle y se acercó a los exiliados, mientras gritaba consignas a favor de la presencia de Díaz-Canel en la ciudad.

La policía intervino para evitar una confrontación mayor, luego fueron activistas por la libertad de la isla quienes se acercaron al otro grupo, entre ellos ningún cubano. Los oficiales volvieron a intervenir y colocaron separadores entre ambos grupos.

Mientras, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente cubano presentó a la isla como víctima de sanciones, sin reconocer el fracaso del sistema económico y político que de forma autoritaria, allí impera.

Contáctanos