hialeah

Concejal pide investigar servicio del 911 en Hialeah y alcalde responde que opera sin problemas

Esteban Bovo envió un comunicado en el que ofrece cifras sobre el funcionamiento del centro de llamadas.

Telemundo

El concejal Bryan Calvo pedirá una investigación inmediata sobre el servicio 911 en Hialeah, tras la publicación de un informe que revela cifras sobre llamadas que supuestamente se perdieron o se abandonaron, lo cual ha sido descartado por el alcalde de la ciudad, Esteban Bovo, quien señala que el servicio opera de manera óptima.

El concejal de Hialeah señala que un artículo de un medio local, junto con datos corroborados del condado Miami-Dade, expone “que desde el 2021, más de 32,000 llamadas de emergencia realizadas a los operadores del 911 de la ciudad se perdieron o se abandonaron, poniendo en peligro la vida y la seguridad de nuestros ciudadanos”.

De acuerdo con lo publicado por El Nuevo Herald, en promedio, cada día el Departamento de Emergencia de Hialeah habría dejado de contestar 31 llamadas.

Ya en abril se habían reportado supuestos problemas en el servicio del 911 en la ciudad luego de que un empleado de la ciudad de Hialeah pidiera ayuda públicamente por una supuesta escasez de personal.

Según el comisionado Bryan Calvo, está pidiendo que se realice una investigación, pues basado en un informe de marzo del 2022 realizado por el grupo Jorge Colina y otros testimonios de residentes si hay una peligrosa deficiencia de personal, que se traduce en una lenta o nula respuesta ante las llamadas de emergencia.

"El 911 está gravemente descuidado y necesita atención inmediata ... la unidad de despacho del 911 está con muy poco personal está presupuestada para 21 personas, pero emplea a 6", asegura el concejal Bryan Calvo, quien dijo: "yo visité el departamento del 911 pude hablar con los empleados y supervisores y vi las sillas vacías, solo habían 3 personas contestando llamadas".

El presidente del sindicato de bomberos asegura que hace meses experimentó un gran retraso en una llamada de emergencia que realizó al 911. "Fue una llamada que hice para auxiliar a otra persona, marque entre 13 a 14 veces no respondieron y al final me transfirieron al condado Miami-Dade", asegura Eric Johnson, quien remarca: "esto no es culpa de la administración actual, ni del alcalde, ni del jefe de la policía, viene de la administración pasada que sabían de este problema y no lo corrigieron".

Telemundo 51 conversó en aquel momento con una exempleada de ese departamento que aseguraba problemas en la administración de ese centro.

La exempleada del centro de llamadas del 911 de Hialeah, dijo que había “un alto número de llamadas en el centro que no son contestadas y que no rebotan en el condado, todo esto por la mala administración y reducir el número de empleados por turno”.

El alcalde de la ciudad, Esteban Bovo, quien ya había dicho en abril a través de un comunicado, que no había crisis en esa división envió un comunicado este lunes desestimando los datos del informe sobre el 911 y ofreció unas cifras sobre el servicio.

"Quiero aprovechar esta oportunidad para asegurarle a los residentes de la ciudad de Hialeah que nuestro centro de llamadas 911 está operando de manera óptima para responder a cualquier llamada de emergencia que se reciba", dijo Bovo.

Según el alcalde, en 2022 "la ciudad de Hialeah, "abandonó" 7,849 llamadas de un total de 140,161 llamadas recibidas, o un 5.6% de llamadas recibidas. En lo que va del año 2023, el condado Miami-Dade ha “abandonado" 68,127 llamadas de un total de 632,222 llamadas recibidas, o un 9.73% de llamadas recibidas. En comparación, la ciudad de Hialeah ha "abandonado" 5,307 llamadas de un total de 73,255 llamadas recibidas, o un 6.76% de llamadas recibidas", aseguró.

Según Bovo, a principios de abril, su administración le ofreció a los operadores del 911 de la ciudad "el aumento salarial más significativo en 20 años. Como resultado, hemos recibido varios solicitantes de empleo para operador del 911 hasta hoy, y esperamos recibir más en las próximas semanas".

El alcalde criticó la publicación y las declaraciones de Calvo. "Es una falta a la confianza del público e imprudente", señaló.

Dio las gracias a los operadores del 911 de la ciudad de Hialeah, "al comandante Jorge Llanes, y al jefe de policías George Fuente, por su gran trabajo".

Contáctanos