Ayuda por coronavirus

Compró un Lamborghini con ayuda millonaria recibida por el COVID-19

El hombre de Miami se declaró culpable de haber solicitado ayuda del programa PPP por casi 13,5 millones de dólares en nombre de diferentes compañías, pero solo logró que le desembolsaran 3,9 millones.

David Hines está acusado de costear caros lujos como comprarse un auto Lamborghini con una enorme suma de 3,9 millones de dólares, dinero recibido de modo fraudulento gracias a la ayuda federal ofrecida por el gobierno a empresas afectadas por el COVID-19.

El hombre se declaró culpable ante un tribunal del sur de Florida, en una audiencia celebrada vía Zoom, en donde se decidió que Hines, residente de Miami, recibirá sentencia en abril próximo, según informaron este jueves medios locales. 

El caso de Hines destaca en Florida, un estado afectado económicamente por la pandemia, donde se ha producido innumerables quejas por la dificultad de las personas para conseguir los préstamos y la lentitud de los trámites para obtener las ayudas federales.

Hines, de 29 años, fue detenido en julio pasado y las autoridades le incautaron un Lamborghini Huracán valorado en 318 mil dólares y una suma de 3,4 millones de dólares en sus cuentas bancarias.

Unos 32 mil millones de dólares en préstamos federales fueron otorgados en la Florida bajo el programa de protección de salario o PPP de la administración de pequeños negocios. La intención de esos préstamos era mantener a flote a pequeñas empresas y evitar que tuvieran que despedir a sus empleados durante la pandemia. Victoria Guerrero, directora de distrito del SBA, dijo que "si las personas recibieron 50 mil dólares o menos, es una aplicación que es solamente dos páginas, la primera página es super sencilla, información de su negocio y la segunda página es solamente firmando atestando y jurando que utilizaron los fondos de la manera que lo tenían que utilizar. La administración de pequeñas empresas o SBA dice que los empresarios tienen hasta 10 meses después del término del préstamo para solicitar este perdón, pero el proceso entre el banco y el SBA puede tardar varios meses así que recomiendan hacerlo pronto. Para poder pedir un perdón 60 porciento del préstamo se tuvo que usar para cubrir la nómina y 40 porciento para gastos como alquiler y cuentas de la empresa.

De acuerdo con la información proporcionada por la Fiscalía, Hines habría solicitado los créditos del Programa de Protección de Salarios (PPP) a nombre de diversas empresas para supuestamente pagar los salarios de sus trabajadores durante el cierre de actividades por la pandemia.

Hines fue acusado de un cargo de fraude bancario, otro de declaración falsa a una institución financiera y un tercero por  transacciones con ganancias ilegales.

La SBA dice que aún tienen 131 mil millones de dólares en préstamos federales PPP y recientemente el gobierno extendió el plazo para aplicar para este alivio.

Aparentemente solicitó ayudas del programa PPP que ascienden hasta los 13,5 millones de dólares en nombre de diferentes compañías y a través de una institución financiera logró que le desembolsaran unos 3,9 millones de dólares.

Pero levantó sospechas cuando una investigación descubrió que no había pagado salario alguno pero sí había gastado una buena suma en la compra de objetos de lujo y tenía varias estancias en hoteles de Miami Beach.

Contáctanos