guardia de seguridad

Comparece en corte acusado de asalto agravado

Manuel Antonio Avellán compareció en corte por un supuesto violento incidente con una pareja de huéspedes de un motel donde ejerce como seguridad.

Telemundo

Un hombre compareció en corte por un supuesto violento incidente con una pareja de huéspedes de un motel donde ejerce como seguridad.

Se llama Manuel Antonio Avellán, tiene 62 años, y el miércoles 30 de marzo estaba trabajando en el motel en el noroeste de Miami Dade como guardia de seguridad.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Como parte de sus funciones, tocó a la puerta de una habitación para avisarle a la pareja de huéspedes - un hombre y una mujer - que su tiempo de estancia en el motel se había terminado.

Según el informe policial, los huéspedes respondieron que se habían quedado dormidos, y que se vestirían para salir.

“Señor, a usted lo acusan de agresión, de manipulación de evidencias y de agresión con arma de fuego”,dijo la jueza.

Y es que, presuntamente, mientras la pareja salía de la habitación, el guardia de seguridad sacó su arma de fuego y lanzó un disparo al aire.

De acuerdo con el informe policial, mientras los huéspedes colocaban sus pertenencias en el auto, no dejó de apuntarles con su pistola. Incluso, los habría empujado y luego, los siguió hasta que finalmente, salieron del motel.

La pareja llamo a la policía desde una gasolinera cercana. Avellán le dijo a los oficiales que nunca había disparado su arma, pero una de las presuntas víctimas mostró un video del incidente, grabado con su teléfono celular.

Varios días después de este incidente. La madrugada del 10 de abril, se registró otra balacera en este mismo hotel. Alguien, desde un auto en movimiento, realizó varios disparos y dos personas que a esta hora estaban en el estacionamiento, resultaron heridas y tuvieron que ser transportadas de emergencia a un hospital.

Se llama Manuel Antonio Avellán, tiene 62 años, y el miércoles 30 de marzo estaba trabajando en el motel en el noroeste de Miami Dade como guardia de seguridad.

Como parte de sus funciones, tocó a la puerta de una habitación para avisarle a la pareja de huéspedes - un hombre y una mujer - que su tiempo de estancia en el motel se había terminado.

Según el informe policial, los huéspedes respondieron que se habían quedado dormidos, y que se vestirían para salir.

“Señor, a usted lo acusan de agresión, de manipulación de evidencias y de agresión con arma de fuego”,dijo la jueza.

Y es que, presuntamente, mientras la pareja salía de la habitación, el guardia de seguridad sacó su arma de fuego y lanzó un disparo al aire.

De acuerdo con el informe policial, mientras los huéspedes colocaban sus pertenencias en el auto, no dejó de apuntarles con su pistola. Incluso, los habría empujado y luego, los siguió hasta que finalmente, salieron del motel.

La pareja llamo a la policía desde una gasolinera cercana. Avellán le dijo a los oficiales que nunca había disparado su arma, pero una de las presuntas víctimas mostró un video del incidente, grabado con su teléfono celular.

Varios días después de este incidente. La madrugada del 10 de abril, se registró otra balacera en este mismo hotel. Alguien, desde un auto en movimiento, realizó varios disparos y dos personas que a esta hora estaban en el estacionamiento, resultaron heridas y tuvieron que ser transportadas de emergencia a un hospital.

Contáctanos