strippers

Clubes de strippers afectados por el COVID-19

Serán, como las discotecas y bares, los últimos en poder recibir clientes en Miami Dade.

Telemundo

Las fantasías de los clubes de strippers se apagaron con la llegada del coronavirus. La pandemia impuso el distanciamiento del público y, por lo tanto, de las ganancias en los clubes nocturnos para adultos.

Los ingresos de una industria que en todo el país genera más de 8 mil millones anuales, se redujeron como nunca antes. Y ahora los empleados intentan salir a flote en lo que esperan la reapertura y  sin acceso a las ayudas económicas que reciben otros negocios

Elvis Adán, abogado, dice que este tipo de compañías y empleados están excluidos de los préstamos económicos.

El sitio web de la administración de pequeñas empresas lo dice muy claro: no califican negocios que realicen presentaciones, vendan productos o servicios de naturaleza sexual.

Ya se presentó una demanda colectiva que incluye a un club de la Florida central. El juez dijo que este tipo de negocios necesitan la ayuda, pero el gobierno apeló y los demandantes aún no han recibido el préstamo...

“Pagan taxes y no es justo. No es un trabajo que es ilegal tampoco. Podríamos hablar de discriminación. Sin dudas”, dice el abogado.

Mientras tanto, Jeremiah, un stripper, dice que recurre a la tecnología, un escenario diferente, ahora baila a través de la aplicación zoom, pero dice que mediante una pantalla no es igual.

Cada 15 días logra reunir unas 20 clientes en internet, que le significan unos 400 dólares, mucho menos de lo que gana en el club, donde dice que a la semana puede ganar unos 2000.  

Y en el caso de fiestas privadas, como despedidas de solteras, habituales antes de la crisis por el coronavirus, puede ganar 300 cada 30 minutos.

Jeremiah dice que ya no dispone de ahorros y espera el momento de la reapertura de estos clubes, que por cierto, serán, como las discotecas y bares, los últimos en poder recibir clientes en Miami Dade.

Contáctanos