propiedades confiscadas

Buscan justicia por propiedades confiscadas por el régimen cubano

La demanda federal en que prevalecieron los herederos de Importantes instalaciones del puerto de La Habana contra cuatro líneas de cruceros, le abre el camino a otros que perdieron propiedades en Cuba

Telemundo

La demanda federal en que prevalecieron los herederos de Importantes instalaciones del puerto de La Habana contra cuatro líneas de cruceros, le abre el camino a otros que perdieron propiedades en Cuba que están siendo utilizadas por entidades extranjeras para su beneficio económico.

El abogado y activista cubanoamericano Nicolás Gutiérrez nos dice que la demanda federal contra los cruceros a Cuba es un perfecto ejemplo del título 3 de la ley Helms Burton y que será seguido por otros.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El régimen Castrista conoce a la familia de Nicolás Gutiérrez y a todas las propiedades que les confiscaron. Las nombran en un programa de la televisión cubana:“Reclaman dos ingenios azucareros 15 fincas ganaderas un banco y una compañía de seguros”.

Durante años el abogado ha querido luchar por lo que la Dictadura cubana le arrebató a su familia, pero mientras esa batalla no es posible contra el gobierno cubano, está ayudando en casos como la demanda en qué prevalecieron los herederos estadounidenses de Havana Dock contra 4 líneas de cruceros.

Nicolas Gutiérrez/ abogado cubanoamericano, dice:

“Llega la revolución, entran los barbudos con ametralladoras y confiscan todo, los botan, no les pagan nada y entonces ellos van a la Comisión de Adjudicación de Reclamaciones Extranjera y presentan su información”.

En ese momento recibieron una cifra certificada por el valor de su propiedad: 10 millones de dólares en 1960, con 6% de interés anual. Y en esa cantidad se basa la demanda federal que establece el precedente legal para otras que están en curso.

“La familia era dueño del aeropuerto Internacional de La Habana, José Martí, es un aeropuerto de una familia privada y se lo confiscó. Esa familia podía demandar a American Airlines a Látam a todas las Aerolíneas “, dice Gutiérrez.

Y también hay casos por algunos de los sectores turísticos más populares de la isla como Cayo Coco

“ La familia que eran los dueños de Cayo Coco, los Cueva Echevarría Ángulo esa familia tiene hoy 20 y pico de hoteles en su propiedad”.

Hay demandas contra plataformas de reservas como Booking y Expedia, por beneficiarse económicamente de estas propiedades confiscadas a través del turismo.

Nicolás afirma que, al menos para estos dueños, “La justicia se ha tardado, pero ha llegado”.

Las líneas de cruceros pudieran apelar la decisión de la jueza federal, de lo contrario, un jurado decidirá la suma que deben pagar a los herederos.

Contáctanos