Rescate

Buenos samaritanos salvan la vida de minusválido

El rescate se produjo después que el auto de la víctima cayera en el canal, poco antes de las siete de la tarde del martes.

Telemundo

El rescate se produjo después que el auto de la víctima cayera en el canal, poco antes de las siete de la tarde del martes.

De no ser por dos buenos samaritanos, en especial uno de ellos quien arriesgó su propia vida. Un hombre podría haber perdido la vida.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

“Dios te bendiga Roger”, le gritó Alex Vega a su amigo y jefe, desde la otra orilla, justo cuando las sirenas anunciaban que el rescate estaba llegando, pero un hombre ya había sido salvado.

“Yo no había ni parado el carro y ya él estaba quitándose el cinturón y brincando corriendo pa’lla, entonces empieza a preguntar a la gente: ¿hay gente adentro, hay gente adentro?”, dijo Vega, amigo de Roger Medel, el buen samaritano.

Roger Medel contó este miércoles como no lo pensó dos veces para salvar a Patrick Duroseau, minusválido con prótesis en una de sus piernas, cuyo auto había caído a un canal tras un accidente vehicular en la calle 128 a la altura de la avenida 117.

“Y empiezo a nadar y me dicen hay alligator. Yo no pensé en alligator, yo no pensé en nada”, die Medel.

En nada pensó tampoco Brody Seeds quien apareció en la escena, y dice: “cuando nadé le pregunté a Roger cuántas personas estaban en el auto”. Estaba solo, nos dijo sedes, quien con tubo en mano rompió las ventanas.

“Cuando las rompimos ya el carro era casi la mitad de agua (…) una cosa que me impactó mucho fue cuando me dijo ya yo vi la muerte venir”, dijo Seeds

En el intento, Roger casi pierde su propia vida. Y nos cuenta:

“Eso fue cuestiones de segundos, en nadar, en llegar a la orilla. Ahí tú no piensa en nada, Tú lo que quieres es llegar al lugar, tratar de que esa persona esté bien, salvarlo. Yo tuve un amigo mío que murió así entiende, y duele, duele. Yo le dije, mientras yo esté aquí tú no te vas a morir, Dios está contigo. Dios está aquí”.

Medel nos dijo que fue su creencia en Dios lo que le dio la fuerza para hacer lo que hizo y lo volvería a hacer sin pensarlo dos veces.

Contáctanos