miami-dade

Balacera tras una presunta discusión deja un saldo mortal en Miami-Dade

Los oficiales confirmaron que un hombre adulto había recibido un disparo y que este había sido transportado por una persona desconocida a un hospital del área, donde los doctores lo declararon como fallecido. 

Telemundo

Esta fue una mañana de domingo trágico para una comunidad en West Little River luego de que una persona fuera baleada y otra lo transportara a un hospital cercano, donde finalmente fue declarado muerto en el centro médico.

El motivo de la balacera continúa bajo investigación, pero las autoridades han dicho que “empezaron ellos a discutir y de repente dicen que se empezaron a disparar unos con otros”, expuso Freddy Rodríguez, residente del área. 

Poco antes del mediodía agentes del departamento de policía de Miami-Dade respondieron a la alerta del sistema de Detección de Disparos en la cuadra 1600 del noroeste y la calle 83, allí “los tiros no paraban y parece que salió uno baleado, los otros salieron huyendo, dejaron a uno tirado en el piso y después ya llegó la policía”, explicó Rodríguez.

A su llegada a la escena, los oficiales confirmaron que un hombre adulto había recibido un disparo y que este había sido transportado por una persona desconocida a un hospital del área, donde los doctores lo declararon como fallecido. 

En el hospital, las autoridades intentaron obtener información adicional del individuo que llevó a la víctima al centro médico, pero este no quiso cooperar. 

Un residente de la zona dijo que “siempre pasan problemas acá. Hace como dos meses pasó otro problema parecido a este”.

El violento episodio dejó a los residentes del vecindario preocupados. Para Freddy Rodríguez quien tiene 5 años viviendo en la calle donde todo sucedió, justo al lado de su casa, dice temer por la seguridad de su familia.

“No es fácil estar viviendo acá y que de repente uno vaya saliendo para fuera y en vez de recibir un buenos días un hola, reciba un tiro”, apunta preocupado Rodríguez.

La oficina de homicidios de la policía de Miami-Dade ha asumido esta investigación. Si usted tiene alguna información sobre lo sucedido en el lugar se le pide que se comunique con la línea de alto al crimen del condado marcando el 305-471-8477.

Contáctanos