kendall

Audiencia comunitaria no otorga permiso para guardería infantil en Kendall

La audiencia de zonificación para obtener los permisos dijo que la locación es potencialmente peligrosa por encontrarse muy cerca de vías como Kendall Drive y la autopista 878.

Telemundo

Para la dueña de esta vivienda, la apertura de una guardería infantil sería una gran ayuda para las familias con niños, sin embargo para los residentes del vecindario, solo traería caos vehicular y muchas molestias por ello miembros de la Junta comunitaria de Miami-Dade decidieron el final de este proyecto.

Ataviados con gorras verdes, un grupo de al menos 100 residentes de un vecindario en Kendall se unieron en rechazo contra la dueña de una vivienda ubicada en plena 87 avenida y la calle 86 del suroeste de Miami para evitar que allí funcione una guardería infantil.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Paul Jardon, un residente del área asegura que “es una comunidad bien unida, bien familiar y están intentando cambiar una casa para hacer un DayCare Center de 35 niños y muchos pensamos que va a arruinar el vecindario con mucho tráfico“.

La propietaria, Varinia Oliviera, expuso frente a los miembros de la junta comunitaria del condado Miami-Dade que el lugar no representa un peligro para el vecindario, pese a que el espacio no cuenta con suficiente parqueo para que los padres puedan estacionarse.

"El problema era que la señora nunca había vivido aquí y no iba a vivir aquí, solo quería convertir el vecindario que siempre ha sido de casas en un vecindario de un negocio", advierten algunos.

Varinia Oliveira, dueña de propiedad, solo pide “que si ellos tienen alguna duda o necesitan que se hagan algunas acomodaciones, definitivamente pueden venir a mi y hablar como personas civilizadas y educadas y definitivamente se pueden hacer consentimientos".

Pese a sus argumentos, durante la audiencia de zonificación para obtener los permisos, los miembros  del comité de vecinos, opinaron que la locación es potencialmente peligrosa por encontrarse muy cerca de vías como Kendall Drive y la autopista 878.

Lucian Bacallao, otro residente de la zona, alegó que “es un peligro para los niños que juegan en la calle ... como cualquier escuela o guardería, los padres están apurados y van a cortar el tráfico por el barrio de nosotros para evitar el tráfico de Kendall Drive o de la 87 avenida”.

Pasadas las 10 de la noche y de forma unánime, los miembros de la junta decidieron no otorgar el permiso de funcionamiento como Guardería dentro de la vivienda.

"Quiero que sepan que cualquier persona que trate de hacer esto otra vez vamos a venir hasta con más fuerza y pasión para que esto nunca pase en este vecindario", dijeron los vecinos.

Y de forma unánime durante esta reunión se decidió que la dueña de la propiedad no tendrá la opción de volver a solicitar el permiso de guardería en esa casa.

Contáctanos