ATAQUES DEL 11 DE SEPTIEMBRE

Analizamos el rol de Arabia Saudita en los ataques del 11 de septiembre

Unos 20 años después, y a pesar de las investigaciones de la comisión del Congreso y el FBI, el misterio todavía rodea el origen de los atentados que acabaron con la vida de casi 3 mil personas en las Torres Gemelas.

Telemundo

Los perpetradores y quienes los apoyaron tendrían sobre ellos todo el peso de la ley, esa fue la promesa del gobierno estadounidense a raíz de los atentados del 11 de septiembre. Pero dos décadas después, todavía hay interrogantes sobre el papel que jugó un viejo aliado de Estados Unidos en Medio Oriente.

El viejo aliado de Arabia Saudita es el país de origen de Osama Bin Laden y la mayoría de los secuestradores. Así que 20 años después, muchos se preguntan que información esconde ciertos documentos todavía secretos del FBI sobre posibles vínculos entre los terroristas y ese país árabe.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Para perpetrar el ataque, entrenaron en simuladores de vuelos en Miami. Acudían a restaurantes, viviendo como turistas, ocultos a plena luz en el sur de Florida. Luego audiencias de comisión 911 en el congreso ha analizado cada paso que dieron.

Pero, 20 años después, y a pesar de las investigaciones de la comisión del Congreso y el FBI, el misterio todavía rodea el origen de los atentados que acabaron con la vida de casi 3 mil personas en las Torres Gemelas en Nueva York.

Una de las piezas del rompecabezas esta en Sarasota, donde el líder del plan terrorista Mohamed Atta y otros dos secuestradores visitaron la vivienda de una familia de Arabia Saudita, que abandonó el país poco antes de los ataques.

Otra pieza importante, indica que varios miembros de la célula terrorista en el sur de California pudieron haber sido asistidos por empleados del país árabe, del que 15 de los 19 secuestradores son originarios. Una conexión que el gobierno saudí siempre ha negado.

Contáctanos