Miami

Alcalde de Miami, Francis Suárez, responde a fuertes críticas tras anuncio de campaña presidencial

Suárez insiste en que es un "republicano conservador" a pesar de que en el pasado votó por demócratas y aclara que no está siendo investigado por el FBI.

Telemundo

En un campo presidencial republicano de 2024 lleno de candidatos con posibilidades remotas, se erige el alcalde de Miami, Francis Suárez, quien la pasada semana lanzó su campaña para la nominación republicana a la presidencia.

En una entrevista concedida a Gloria Ordaz habló de la supuesta investigación a la que está siendo sometido por recibir pagos de un urbanizador, y aclaró que ni el FBI, la Fiscalía, ni ninguna Comisión de Etica le ha advertido sobre la posibilidad de que esté siendo investigado. "No me han contactado", apuntó.

Tras ser interrogado sobre la mala reputación que le concede el congresista de Florida, Carlos Giménez, quien lo llamó "un completo fraude" y habló en una entrevista sobre la posición ceremonial que presuntamente desempeña Suárez en su puesto de alcalde, este se defiende diciendo que ambos tuvieron enfrentamientos en relación al tema de un "alcalde fuerte para Miami" y que ahora parece que el campo de batalla se ha tornado personal.

"Da pena, obviamente es algo personal ... él y yo tuvimos una batalla pública y no estábamos de acuerdo durante la COVID-19", insiste Suárez, quien se declara como un candidato "republicano conservador" a pesar de que en el pasado votó y apoyó a demócratas.

Pero para el alcalde de Miami todo va bien, explica cómo recibió miles de felicitaciones tras su anuncio de campaña.

Suárez aseguró que está confiado en que llegará al primer debate presidencial el próximo 23 de agosto en Milwaukee, Wisconsin, para lo que requiere un 1 por ciento en promedio en intención de voto en las encuestas. Al mismo tiempo aclaró que ahora está centrado en asegurar las contribuciones provenientes de 40 mil donantes únicos que son necesarias para poder participar.

Ningún alcalde en ejercicio ha sido elegido presidente de los Estados Unidos, un puesto que históricamente ha sido ganado por gobernadores, vicepresidentes, senadores o secretarios del gabinete. Algunos exalcaldes se han convertido en comandantes en jefe, pero solo después de desempeñar cargos de alto perfil.

Nada ha disuadido a Suárez, quien anunció su campaña hablando de su experiencia al frente de la ciudad de unos 450 mil habitantes. Ser alcalde de Miami durante dos mandatos -dijo- lo ha ayudado a comprender los problemas que enfrentan la mayoría de los estadounidenses, como el crimen y la falta de vivienda.

Contáctanos