agresión sexual

Acusan a dueño de restaurante colombiano de agresión sexual a empleadas indocumentadas

Felix Cortés, de 55 años, es dueño del restaurante de comida colombiana la cocina de Martina en la ciudad de Doral. 

Telemundo

MIAMI, Florida - Con profundas cicatrices emocionales aseguran estar tres inmigrantes indocumentadas luego de haber sido presuntamente acosadas sexualmente por su jefe Felix Cortés, de 55 años, quien es dueño del restaurante de comida colombiana "La Cocina de Martina" en la ciudad de Doral. 

Una de estas víctimas de acoso sexual, que por temor no muestra su rostro, dice que "el señor rozaba mis senos muy seguido, tocaba la parte de adelante y de atrás. Rozaba su miembro".

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

"No perdía oportunidad de pararse por detrás para supuestamente chequear nuestras órdenes. Verbalmente era morboso", dice otras de las mujeres acosadas.

El acoso -según las víctimas- para algunas fue de meses, pero para otras fueron años debido al temor de ser deportadas.

Una madre soltera de tres hijos dice que lo que menos quería era problemas. Agregó que intentó muchas veces ir a la policía, pero tenía temor a ser deportada.

Rey Valdés, vocero de la policía del Doral, aclara que "para nosotros una víctima es una víctima" sin importar su estatus migratorio. "No estamos interesados si tiene papeles o no", remarca.

De acuerdo al reporte policial, en un principio las víctimas intentaron pedir ayuda y detener el acoso acusando al sospechoso con su esposa, que también trabajaba en el restaurante, pero esta les dio una respuesta inesperada.

"Lo peor es que a la esposa no le importa. Le decíamos y ella se quedaba calladita como que no ha pasado nada", dice entre lágrimas una de las víctima de acoso sexual.

Datos de la policía indican que el 40% de las mujeres que son víctimas de abuso sexual entre los 20 y 29 años, conocieron a su agresor en una aplicación.

Ahora estas mujeres tienen la posibilidad de cambiar su estatus migratorio tras el trauma que han pasado. 

Hector Benítez, abogado de inmigración, dice que por "las conductas sexuales inapropiadas como ese contacto, ellas pueden ser beneficiaria de la visa U".

Estas víctimas de acoso sexual solo le piden a otras mujeres que denuncien a su agresor. "Yo sé que hay muchas mujeres que les pasa lo mismo, les gritan, las maltratan, las tocan, porque saben que tenemos necesidades y por eso venimos a luchar acá".

Cortes está ahora libre bajo fianza mientras espera su comparecencia frente a un juez. Las autoridades creen que pueden existir más víctimas, si usted sabe algo llame a la línea de alto al crimen de Miami-Dade.

Contáctanos