Cubana acusada de engañar a un anciano para quedarse con la mitad de su casa en Hialeah

La doctora convirtió la casa de la víctima en un centro ilegal de cuidado de ancianos.

Doctora acusada

Quiso apropiarse de la casa de anciano. (Publicado martes 20 de agosto de 2019)

Una mujer de origen cubano fue arrestada y acusada de aprovecharse de un anciano de 85 años de Hialeah para quedarse con la mitad de su casa, que luego convirtió en un centro de cuidado ilegal para adultos mayores, según autoridades.

Odalys Frontela, de 59 años y doctora del hospital Larkin en Hialeah, deberá responder ahora por cargos de explotación de un anciano por más de $100,000.

La investigación contra Frontela comenzó el jueves pasado, cuando una hija de la víctima reportó a la Policía de Hialeah que la doctora se estaba aprovechando del anciano, con quien estaba viviendo en la vivienda del hombre ubicada en 1002 East 18th St.

Las autoridades confirmaron que la casa estaba siendo utilizada como un hogar para ancianos (ALF) sin licencia para operar. “El ALF fue cerrado debido a violaciones y por tener pacientes postrados en una cama, siete personas fueron transportadas al hospital Larkin”, menciona el informe policial.

Frontela era la dueña y única doctora que atendía el centro ilegal para los ancianos y no le daba ningún tipo de compensación económica a la víctima, de acuerdo con las autoridades.

La mujer se aprovechó del anciano y lo hizo firmar varios documentos en inglés, uno en el que la hacía copropietaria de la casa.

En una declaración a las autoridades, el anciano dijo que pensó que había firmado documentos médicos, que no sabía inglés y que no los había leído porque confiaba en Frontela como su médica de cabecera.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS