Aprueban visitas supervisadas a madre acusada de quemar a hijo

La colombiana residente de Miami se presentó este martes en corte.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Carolina Novoa con este reportaje.

    (Published martes 14 de noviembre de 2017)

    El niño presuntamente quemado en la mano por su mamá permanecerá en un hogar temporal mientras deciden con qué familiar o amistad puede quedarse, se decidió en corte este martes.

    Miriam Rebolledo, de 29 años y de origen colombiano, expresó en la audiencia celebrada en Miami que no mantiene comunicación con el padre del menor de seis años porque no aporta sustento económico.

    Habla padre de niño quemado por su madre

    [TLMD - MIA] Habla padre de niño quemado por su madre
    (Publicado martes 14 de noviembre de 2017)

    La jueza María Sampedro-Iglesia le pidió a Rebolledo, quien reside en Miami, que hable con familiares que puedan cuidar al niño. Ella identificó a una prima así como a una amiga que vive cerca de la escuela.

    Se decidió que el Departamento de Niños y Familias inspeccionará el hogar de la prima y de la amiga para determinar a quién dar custodia del niño.

    Asombrosa confesión de colombiana que quemó mano a su hijo

    [TLMD - MIA] Asombrosa confesión de colombiana que quemó mano a su hijo

    La mujer asegura que no quiere que su hijo se convierta en un abusador, ni que cuando crezca sea un convicto.

    (Publicado lunes 13 de noviembre de 2017)

    Se autorizó que la acusada, quien estuvo acompañada de su actual pareja, visite al menor bajo supervisión, dos veces a la semana por 1 hora y 45 minutos.

    Este lunes el padre del menor habló en exclusiva desde Colombia con Telemundo 51.

    Miguel Carcamo dijo que no sabía nada del menor de 6 años.

    "El esposo me dijo que lo que había sucedido era que le había quemado como que un dedito nada más", relató.

    La madre fue arrestada hace unos días y acusada de quemar la mano del niño.

    Tras ser liberada bajo fianza, la mujer dijo a la prensa reunida que lo hizo para que el niño dejara de golpear a otros y no se convirtiera en un "bullying".

    De acuerdo a la policía, Rebolledo dijo que había tratado en varias ocasiones de corregir el comportamiento del niño usando otros métodos pero que nada había funcionado.