El siguiente contenido ha sido creado en colaboración con MAJORITY. Este contenido no representa las opiniones del equipo editorial de Telemundo Miami. Haz clic aquí para conocer más sobre MAJORITY.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Cuando alguien se muda a los Estados Unidos, puede ser difícil saber por dónde empezar. Desde las escuelas hasta el seguro médico y dónde vivir, todo puede resultar muy abrumador. Además de los cambios culturales que conlleva comenzar una vida en un nuevo país, existen una serie de desafíos que impactarán tu vida cotidiana.

Según datos recopilados por las Naciones Unidas, Estados Unidos tiene la población inmigrante más grande del mundo, con 47 millones en 2015. Para los que recién llegan, la novedad y los cambios pueden ser abrumadores. Para comenzar con el pie derecho, debes tener en cuenta ciertas cosas. Saber cómo navegar estas cinco áreas ayudará a facilitar su transición.

Vivienda

Ya sea que hayas nacido en los Estados Unidos o sea nuevo en el país, alquilar es más o menos lo mismo para todos. Ten en cuenta que el costo mensual dependerá de varios factores, entre ellos la ubicación, el tipo de propiedad, las comodidades e incluso el distrito escolar.

Empieza buscando en línea. Una vez que encuentres una propiedad que parezca que funciona para ti, ponte en contacto con el propietario o el agente para programar una visita—y ten listas algunas preguntas. Asegúrate de preguntar sobre el alquiler mensual, si los servicios públicos están incluidos, el monto del depósito de seguridad, la duración del contrato de alquiler e incluso cómo es el vecindario. Esto te ayudará a tener una idea, no solo de cómo puede ser tu vida allí, sino también de cuál será el costo final del alquiler.

Una vez que encuentres el lugar correcto, pregúntale al propietario qué tipo de documentación debes presentar. En la mayoría de los casos, te pedirán una forma de identificación con foto, comprobante de empleo, un récord bancario reciente, su número de Seguro Social (si tiene uno) y la información de contacto de un propietario anterior o una referencia. Ten en cuenta que ni el propietario ni la empresa administradora de un edificio pueden solicitar ninguna prueba de su estado migratorio.

Educación

A pesar de los desafíos que enfrentaron las escuelas alrededor del mundo el año pasado, las escuelas han reabierto total o parcialmente en todo el país (al menos por ahora). Dado que cada distrito escolar aplica su propio grupo de reglas y pautas COVID-19, es importante estar al tanto de lo que se aplica a tu familia.

La columna vertebral del sistema educativo de los Estados Unidos es su sistema de escuelas públicas. Gratuita y financiada con dólares de los contribuyentes y dinero de los gobiernos local, estatal y federal, la educación pública está abierta a todos. Inscribir a un niño en la escuela es obligatorio, a menos que elija educarlo en casa. Para hacerlo, debes presentar prueba de residencia—como un contrato de alquiler o factura de servicios públicos—registros de vacunas, prueba de la edad del niño y sus registros de escuelas anteriores.

Salud

El seguro médico es un aspecto importante de la vida en Estados Unidos. Si bien muchos que trabajan a tiempo completo generalmente se aseguran a través de un empleador, cualquiera puede inscribirse en un plan por su cuenta. Esto se puede hacer a través de una compañía de seguros privada o del Marketplace, lo que significa obtener un seguro médico a través del Affordable Care Act u “Obamacare”. (Ten en cuenta que los inmigrantes indocumentados no son elegibles para obtener cobertura médica a través del Marketplace).

Hay tres opciones de salud pública. Aunque hay algunas excepciones, los migrantes deben esperar al menos cinco años para calificar para ellos. Estos son:

  • Medicare: para cualquier persona mayor de 65 años o para personas con discapacidades o enfermedad renal en etapa terminal.
  • Medicaid: para personas de bajos ingresos, mujeres embarazadas, ancianos y personas con discapacidades
  • Children’s Health Insurance Program (CHIP): funciona para quienes ganan demasiado para calificar para Medicaid. En algunos estados, las mujeres embarazadas también pueden usarlo.

Bancos

Una de las primeras cosas que debes hacer tan pronto como comiences tu nueva vida en los Estados Unidos es abrir una cuenta bancaria. Muchos bancos no requieren que seas residente estadounidense ni que presentes su número de Seguro Social. En muchos casos, siempre que tengas una identificación con foto válida y comprobante de domicilio, podrás abrir una cuenta. Sin una cuenta bancaria, será difícil poder pagar facturas, que te paguen y preparar una declaración de impuestos.

Hay tres tipos diferentes de bancos con los que puedes trabajar: bancos minoristas, uniones de crédito y bancos en línea o móviles. Los bancos minoristas son los más comunes de los tres, y casi cualquier persona puede ir a una de sus oficinas y abrir una cuenta corriente o de ahorros. Las uniones de crédito son bastante similares a los bancos minoristas, con la gran diferencia de que son propiedad de sus miembros. La única exceptión es que en la mayoría de los casos, para convertirse en miembro, debe hacerlo a través de un empleador, una organización o un miembro de la familia que pertenezca a una.

Por último, los bancos móviles se han vuelto bastante populares estos últimos años. Sin sucursales físicas, pueden cobrar tarifas mucho más bajas por cuentas y servicios. En caso tengas alguna duda o necesites ayuda, ofrecen varias formas de soporte al cliente.

El día a día

Al comenzar la vida en un lugar nuevo, deberás estar al tanto de algunos factores para que la vida sea un poco más fácil. Comprender cómo funciona el transporte público de la ciudad, el costo de vida en áreas específicas y los cambios en el salario mínimo en todo el país son solo algunas cosas a considerar al decidir a dónde ir.

También es importante que los nuevos migrantes comprendan sus libertades y derechos. Independientemente del estado migratorio, todas las personas que viven en los EE. UU. Están protegidas por la Constitución. Esto incluye la libertad de expresión, de religión y de protesta, entre otros.

El comenzar una vida en un lugar nuevo viene muchos desafíos. Es por eso que MAJORITY ha elaborado The Migrant Handbook, una guía útil para salir adelante en los Estados Unidos. Haz clic aquí para saber más.

Contáctanos