Coronavirus

Conferencia del equipo de Trump sobre la lucha contra el coronavirus

El vicepresidente Mike Pence está a cargo del grupo de más de 20 funcionarios.

Vicepresidente Mike Pence
GETTY IMAGES

WASHINGTON - El presidente Donald Trump estableció el 29 de enero un equipo de funcionarios dedicado a “monitorear, prevenir, contener y mitigar” los contagios de coronavirus en el país. 

El vicepresidente Mike Pence lidera el equipo de más de 20 personas, entre ellos también los secretarios de Vivienda y de Salud, además de varios expertos en medicina.

El grupo lleva a cabo conferencias de prensa sobre la batalla contra el COVID-19, donde dan a conocer nuevas medidas y actualizaciones en los casos dentro de Estados Unidos.

JUEVES 19 DE NOVIEMBRE

El vicepresidente Mike Pence dijo que el "task force" continúa con su misión de "salvar vidas" y su plan de distribución "inmediata" de vacunas para los estadounidenses tan pronto estén disponibles.

"El día después de que se apruebe una vacuna la estaremos distribuyendo, y al día siguiente ya se estarán inyectando", prometió.

El Dr. Anthony Fauci, quien se ha destacado como la principal voz médica en el país ante la pandemia, expresó que las vacunas de Pfizer y Moderna han completado sus ensayos clínicos y que su eficacia es "extraordinaria".

Fauci aseguró que la rapidez con la que se desarrollaron las vacunas no ha comprometido la seguridad de las mismas. "Esto no fue hecho a la prisa o de manera inapropiada", afirmó.

Enfatizó la importancia de utilizar mascarillas, la distancia social y evitar las reuniones, en lo que las vacunas están disponibles para el público, sin la necesidad de un confinamiento nacional.

La Dra. Deborah Birx, otra de las principales miembros del equipo, dijo que se les pide a los ciudadanos utilizar mascarillas en espacios cerrados en reuniones. Esto, debido a los casos de personas asintomáticas que, sin saberlo, están infectadas y contagiando a otras.

Pence dijo que el gobierno del presidente Donald Trump no apoya otro confinamiento del país ni el cierre de las escuelas.

El mandatario, quien no ha aceptado la derrota electoral ante el proyectado presidente electo Joe Biden, no compareció a la conferencia, y el vicepresidente no tomó preguntas de la prensa, provocando el enfado de algunos periodistas.

VIERNES 18 DE SEPTIEMBRE

El presidente Donald Trump aseguró que todos los estadounidenses podrán ser vacunados contra el COVID-19 para el mes de abril.

El mandatario aseguró que tan pronto una vacuna contra el coronavirus se apruebe, sería distribuida dentro de las siguientes 24 horas.

MIÉRCOLES 19 DE AGOSTO

El presidente Donald Trump criticó que "múltiples universidades van a suspender las clases en persona", y dijo que nada se compara con los cursos presenciales.

"Para los estudiantes universitarios la posibilidad de enfermarse de gravedad es comparable con la temporada de influenza", afirmó.

"Es más seguro para los estudiantes estar con gente joven", justificó.

"Las universidades deberían tomar medidas para proteger a los estudiantes de más alto riesgo y a los profesores", señaló.

JUEVES 13 DE AGOSTO

El presidente dio su cuarta conferencia de prensa esta semana con un enfoque en las opiniones de su rival político, el virtual candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, sobre la pandemia. 

“A cada paso, Biden se ha equivocado con el virus”. 

“A Joe, le diría que deje de jugar a la política con el virus. La política partidista no tiene lugar aquí” continuó, agregado que si habrían escuchado sus consejos cientos de miles de personas más habrían muerto. Según Trump, Biden le había llevado la contraria sobre el cierre de fronteras con China y Europa. 

Los comentarios de Trump llegan poco después de que el exvice presidente, Biden, propusiera una orden nacional sobre el uso de mascarilla, citando las predicciones de expertos en salud de que se podría salvar 40,000 vidas por el coronavirus en los próximos tres meses.

"El uso de la mascarilla no es tanto sobre la contracción del virus", dijo Biden. "Se trata de evitar que otras personas se enfermen".

Durante la conferencia de prensa, el presidente criticó el llamado y dijo que respeta las libertades de sus ciudadanos y confía en las habilidades de los gobernadores. 

“Quiere que el presidente de Estados Unidos, de un plumazo, ordenar a más de 300 millones de ciudadanos estadounidenses que usen una máscara durante un mínimo de tres meses seguidos. Supongo que él piensa que es buena política”, dijo Trump. “Vamos a ganarle al virus, pero no escondidos en los sótanos. Él tiene que salir de su sótano”. 

El candidato presidencial respondió a quienes rechazan tales mandatos: “Esta es Estados Unidos. Sea un patriota. Proteja a sus compatriotas. Da un paso adelante, haz lo correcto ".

El resto de la conferencia se basó en acusaciones de que los demócratas quieren mantener a las escuelas cerradas porque funcionan como centros de votación, dudas sobre la validez del voto por correo y la financiación que requiere, y el nuevo acuerdo entre la EAU e Israel

Para finalizar, un periodista le preguntó sobre reportes de Kamala Harris y su elegibilidad para participar en la carrera presidencial por ser un “bebé ancla” a sus padres inmigrantes. Según Trump, quien asegura haber hablado con “un abogado altamente calificado y aptitud, Harris no cumpliría con los criterios necesarios para ser vicepresidente. 

"No tengo ni idea de si eso es correcto. Asumiría que los demócratas comprobarían eso antes de que la elijan como vicepresidenta".

MIÉRCOLES 12 DE AGOSTO

El presidente Donald Trump llevó adelante este miércoles un foro con maestros, estudiantes, y padres de diversos estados que apoyaban el regreso a las clases presenciales en las escuelas, a pesar de la pandemia que azota al país.

Trump reiteró su propuesta de desviar fondos escolares y otorgarle ese dinero a los padres para que sus hijos asistan a escuelas privadas o chárter si las escuelas públicas se rehúsan a reabrir sus puertas.

“Ese dinero empoderaría a los padres para que puedan tomar las mejores decisiones para sus hijos”, dijo el presidente. 

El mandatario reiteró que los menores corren un peligro “extremadamente bajo” si se contagian de COVID-19, y según él, es peor el riesgo de quedarse en casa por los retrasos educativos que eso implica. 

La Casa Blanca dijo que presionará al Congreso para que apruebe $105,000 millones destinados a mejorar la seguridad sanitaria de las escuelas para que puedan reabrir. 

“Hemos hablado con mucha gente, y me dicen que quieren salir”, dijo Trump.

Más tarde en su conferencia de prensa diaria sobre el estado de la pandemia en el país, Trump volvió a insistir en su misión por proteger los intereses de estudiantes y mantener la suspensión en pagos de prestamos estudiantiles. 

"Vamos a cuidar de nuestros estudiantes, fueron impactados como todos los demás”, dijo el mandatario. 

En cuanto la reapertura de las escuelas, el presidente reveló una serie de directrices por la Casa Blanca. Entre las directrices de la Casa Blanca, se recomienda consultar a un médico si muestras síntomas de COVID-19, entender cuáles son los síntomas, y fomentar el lavado de manos. También se recomienda minimizar las reuniones de grupos en los interiores de los edificios, y cuando es posible tener las reuniones de grandes grupos al aire libre. Las directrices también mencionan guardar una distancia entre estudiantes, maestros y personal de alto riesgo. 

Trump insistió que los planteles escolares deberían abrir señalando a la baja tasa de mortalidad entre menores. “99.5% de todas las muertes son adultos”, continuó. 

Pero no es solo las primarias y secundarias, también insiste en la reapertura de los campus universitarios. Además quiere que se reanude las temporadas de futbol americano universitario. 

“Ellos (los jugadores) se sienten seguros en el campo, más que haciendo otras cosas”, dijo Trump. 

El presidente luego tocó brevemente sobre una de sus órdenes ejecutivas que ha generado dudas entre la población y periodistas: la suspensión de los impuestos sobre las nóminas. El presidente explicó que la suspension de los ingresos al Gobierno se reemplazarían con fondos del Fondo General. 

Un nuevo colaborador, el doctor Scott Atlas de la Universidad de Stanford, participó en la conferencia de este miércoles: “Es un honor estar aquí, y servir a este presidente”. No quedó claro el rol del doctor Atlas, pero Trump dijo que estaría participando más en los próximos días. 

VIERNES 7 DE AGOSTO

El presidente Donald Trump hizo alarde de lo que él considera un crecimiento económico en Estados Unidos en medio de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19.

Acusó a los demócratas Nancy Pelosi y Chuck Shumer, líderes de la oposición en la Cámara de Representantes y el Senado, respectivamente, de aliarse con posturas "de la izquierda radical" y no enfocarse en aprobar un nuevo paquete de estímulo económico.

En respuesta a la prensa, dijo que las órdenes ejecutivas que, según él había dicho, firmaría en caso de no llegarse a un acuerdo con el Congreso sobre el paquete de ayuda económica, "están siendo preparadas por los abogados y deberían estar listas la semana que viene".

"Vamos a incrementar los beneficios de desempleo hasta el final del año", aseguró. Dijo que habrá moratoria para desalojos y suspensión de cobros de préstamos estudiantiles.

En otros temas, Trump dijo que su Gobierno se encuentra brindando asistencia al Líbano tras la mortal explosión en Beirut.

MIÉRCOLES 5 DE AGOSTO

El presidente Donald Trump dijo que ambos partidos se están poniendo de acuerdo para un nuevo paquete de ayuda ante el coronavirus. Además, afirmó que estaría buscando nuevas medidas para proteger a los ciudadanos de los desalojos.

"Debemos ponernos de acuerdo muy pronto", aseguró.

Agregó que la Dra. Deborah Birx estaría viajando a "muchos estados" para ofrecer recomendaciones. Rechazó los cierres con el argumento de que tienen consecuencias negativas en la salud mental y dijo que el enfoque será proteger a los más vulnerables, mientras que los jóvenes puedan volver a trabajar y los niños a la escuela.

En cuanto a una vacuna, dijo que estaría lista antes de finalizar el 2020.

En otros temas, dijo que su Gobierno lucha contra el tráfico humano y aseguró que su muro fronterizo es una herramienta para disminuir ese crimen.

MARTES 4 DE AGOSTO

El presidente Donald Trump dijo que continúa el trabajo de monitoreo de focos de infección en el suroeste del país.

Dijo que el coronavirus es "una plaga lanzada en nuestro país por China", y nuevamente se refirió al COVID-19 como el "virus chino".

Según Trump, el número de muertes en la nación se encuentra "a la mitad" de lo que estaba en abril.

El mandatario dijo que la mejor estrategia es "proteger a aquellos en mayor riesgo", con especial énfasis en los adultos mayores, en lo que se logra el acceso a una vacuna.

El presidente volvió a recalcar que "no habrá cierres en el país", y aseguró que las cifras de contagios en Florida, Texas y California "están bajando".

Trump dijo que dos candidatas a vacuna se encuentran en las etapas finales de pruebas clínicas. "Tendremos algo muy pronto", aseguró.

LUNES 3 DE AGOSTO

El presidente de Donald Trump aseguró que "hay evidencia de avances significativos en el país" en la lucha contra el COVID-19.

Dijo que mientras estados como Florida y Texas están, según él, controlando los casos, otros en el Medio Oeste experimentan nuevos brotes.

Instó a los estadounidenses a mantener la distancia social, usar mascarillas, lavarse las manos y proteger a los adultos mayores.

El mandatario descartó un cierre permanente del país. "No es viable y terminará haciendo más daño que beneficio", indicó.

"Los cierres no impiden las infecciones", aseguró, e insistió en reabrir las escuelas.

Trump dijo que su Gobierno está poniendo "un mayor interés en la telemedicina para los pacientes estadounidenses".

JUEVES 30 DE JULIO

El presidente Donald Trump comenzó su aparición ofreciendo el pésame a la familia del excandidato a la presidencia por el Partido Republicano, Herman Caine, tras fallecer a causa del COVID-19.

El mandatario lamentó además las muertes de más de 150,000 estadounidenses y solicitó a los recuperados de la enfermedad que entren a la página coronavirus.gov para que se ofrezcan a donar plasma.

Trump pidió al Congreso aprobar legislación para extender los beneficios de desempleo durante la pandemia, y criticó la que llamó una "obstrucción de los demócratas".

Igualmente pidió a la oposición "que se una" al Partido Republicano para enviar más dinero de asistencia a los ciudadanos.

Trump insistió en la reapertura de las escuelas, a la vez que dijo que "debemos guiarnos por la ciencia". Agregó que si "los gobernadores no quieren abrir las escuelas", ese dinero debería ir para los padres de los estudiantes.

"Los demócratas tienen que rechazar las voces extremistas en sus filas para que nuestro país se recupere", sentenció.

En otros temas, el mandatario nuevamente atacó la votación por correo.

MARTES 28 DE JULIO

El presidente Donald Trump informó que se llegó a un acuerdo para "transformar a la empresa Kodak en una compañía farmacéutica que pueda ayudar a producir medicamentos esenciales en los Estados Unidos".

"Cuando el acuerdo sea definitivo, el presidente de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (DFC) usará su autoridad de préstamo de la Ley de Producción de Defensa (DPA) delegada para proporcionar un préstamo de $765 millones para lanzar Kodak Pharmaceuticals, que creará al menos 360 empleos", informó la Casa Blanca en un comunicado de prensa.

A pesar de que no hay estudios científicos que así lo indiquen, el mandatario una vez más recomendó la hidroxicloroquina como un medicamento adecuado para tratar el COVID-19.

LUNES 27 DE JULIO 

El presidente Donald Trump visitó este lunes las instalaciones en Carolina del Norte donde se fabricaría una de las principales candidatas a ser la vacuna contra el COVID-19, la que desarrolla la compañía Novavax.  

Además de dar un paseo por el lugar, el presidente habló en conferencia de prensa sobre los acuerdos de su gobierno con varias compañías, incluyendo AstraZeneca, Moderna, y Pfizer, que se encuentran en las fases finales de crear una cura contra el nuevo coronavirus. 

“Estamos produciendo de forma masiva las vacunas denominadas como las candidatas más prometedoras por adelantado para que cuando una sea aprobada las tengamos disponibles de inmediato”, dijo Trump. 

El objetivo del gobierno de Trump es tener listas unas 300 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 para enero del 2021. 

El presidente ha llamado el esfuerzo de su gobierno por encontrar una vacuna “Operación Warp Speed”. 

JUEVES 23 DE JULIO

El presidente Donald Trump anunció que la porción de la Convención Republicana que se realizaría en Jacksonville, Florida, queda cancelada. "No es el momento correcto para tener una convención grande con el aumento de casos (de coronavirus) en Florida. Tengo que proteger a los estadounidenses", indicó.

El evento en Carolina del Norte sigue en pie.

El presidente insistió en la reapertura de las escuelas y dijo que "nunca ha habido un reemplazo para el aprendizaje en persona".

Dijo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ofrecerían el jueves nuevas guías para la reapertura de los centros educativos.

El mandatario, que nuevamente se expresó ante los medios sin la compañía de expertos de la salud, volvió a referirse al COVID-19 como el "virus chino" y responsabilizó a China por la pandemia.

MIÉRCOLES 22 DE JULIO

El presidente Donald Trump inició su aparición mencionando el acuerdo al que su Gobierno llegó con las farmacéuticas Phizer y BioNTech para adquirir 100 millones de dosis de una futura vacuna contra el COVID-19.

Indicó que desea proteger a los estadounidenses "más vulnerables" y que los jóvenes retomen sus estudios mientras toman medidas de higiene. "Queremos ver las escuelas abiertas al 100%", dijo.

El presidente argumentó que los jóvenes "no se contagian fácilmente" del coronavirus y por lo tanto, según él, "no llevarán la enfermedad a casa".

Sin embargo, reconoció que las reaperturas de las escuelas dependen de los gobernadores de cada estado.

"Yo creo en las mascarillas", recalcó Trump tras su reciente cambio de narrativa acerca de este método de protección contra el virus.

El mandatario se presentó nuevamente solo, sin el apoyo de los expertos en salud.

21 DE JULIO

Sin compañía de profesionales de la medicina, el presidente Donald Trump prometió que pronto existirá una vacuna para batallar contra el "virus chino", como suele llamarle al COVID-19.

"Es posible que la situación empeore antes de mejorar", dijo el mandatario. Además pidió a la población que mantenga la distancia social y use mascarillas para evitar más contagios.

Trump insistió en que la "tasa de muertes sigue bajando" en Estados Unidos y dijo que un cierre total de la economía "sería insostenible".

Trump indicó que "cada dos o tres días" se hace una prueba de coronavirus.

El doctor Anthony Fauci no estuvo presente tras decir a la cadena CNN que "no había sido invitado" a participar en el mensaje del presidente.

8 DE JULIO 

El vicepresidente Mike Pence dijo este miércoles que se están aplanando las curvas de contagios en varios de los estados que han visto repuntes de casos de COVID-19, y remarcó su apoyo a que se reabran las escuelas este otoño.

“Estamos viendo que se está aplanando la curva de nuevos contagios en los estados donde se vieron repuntes, como Arizona y Florida. También han bajado las visitas a hospitales por COVID-19 en esos estados”, explicó Pence. 

El vicepresidente dijo que se han hecho pruebas de COVID-19 a “más de 39 millones de estadounidenses”. 

“Estamos contentos de que la tasa de mortalidad se mantenga baja en cuanto a los contagios totales”, dijo Pence. 

De acuerdo al mandatario, uno de los pedidos que más ha escuchado el gobierno federal de parte de los gobernadores es la falta de personal, por lo que se enviará a más de 1,000 doctores, enfermeras, y especialistas a California, Texas, y otros estados muy afectados por el coronavirus.

“Queremos que los estados tengan todo lo necesario, en el momento en que lo necesiten”, dijo Pence. 

Para concluir, el vicepresidente resaltó su apoyo al presidente Donald Trump, diciendo que “es hora de reabrir las escuelas”. 

“La escuela es un lugar donde nuestros niños reciben muchos servicios además de su educación”, dijo el vicepresidente, haciendo referencia al programa de alimentos gratuitos y de ayuda a menores con problemas mentales.

26 DE JUNIO 

El vicepresidente Mike Pence lideró el informe de este viernes, diciendo que las reaperturas estatales se están haciendo de forma “segura y responsable”, pero debido a los nuevos brotes se están tomando nuevas medidas y “queda mucho por hacer”. 

“Estamos viendo que los casos suben precipitadamente en el Sur del país”, dijo Pence, agregando que son 16 los estados que han experimentado un alza considerable de nuevos casos.

El vicepresidente dijo que están listos para mandar personal e insumos a los estados del Sur del país que están viendo repuntes. 

Pence dijo que en los próximos días, él y los expertos en salud del gobierno visitarán algunos de los estados más afectados actualmente, incluyendo Texas, Arizona, Florida 

Pence subrayó que las decisiones que se tomaron hasta el momento por parte del gobierno federal fueron las correctas, incluyendo un veto a los viajeros extranjeros impuesto cuando comenzó la pandemia.

26 DE MAYO

Como parte de las ayudas federales por la crisis del coronavirus, el presidente Donald Trump anunció este martes un nuevo programa de asistencia para los adultos mayores con diabetes que reduciría los costos de la insulina. 

“El precio de la insulina se ha ido por las nubes”, dijo el mandatario. “Es un gran día para los adultos mayores, es un ahorro enorme”. 

Trump dijo que las personas de la tercera edad con Medicare pagarían un máximo de $35 por sus dosis mensuales de insulina. El presidente dijo que, dependiendo del tipo de cobertura, algunas personas podrían tener su abastecimiento de insulina y otros medicamentos de forma gratuita. 

Desde el jardín de la Casa Blanca, el mandatario dijo que este nuevo plan significaría un ahorro en promedio de $446 para los adultos mayores con diabetes.

“No sólo estamos protegiendo a los adultos mayores, también nos estamos asegurando de que tengan el mejor cuidado de la salud posible”, dijo Trump.

VIERNES 15 DE MAYO

El presidente Donald Trump reveló este viernes detalles de su plan para producir y distribuir una vacuna contra el coronavirus, y nombró oficialmente a las personas que llevarán adelante está iniciativa. 

Trump nombró a Moncef Slaoui, un exejecutivo farmacéutico, al mando de la “Operación Velocidad Warp”, quien recibirá el apoyo del general del Ejército Gustave Perna, que encabeza el Comando de Materiales de Guerra del Ejército de Estados Unidos. 

“Será una operación de un tamaño nunca antes visto desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo el mandatario. 

El presidente y los asesores de la Casa Blanca tienen la esperanza de producir vacunas contra el coronavirus con mayor rapidez de lo que muchos científicos consideran realista. El gobierno pretende tener 300 millones de dosis para distribuir entre los estadounidenses a fin de año, con la creencia de que una vacuna confiable es la única forma de lograr una recuperación económica.

“Quisiéramos tenerla de aquí a fin de año, quizás antes”, dijo Trump. 

Mientras Slaoui, con experiencia en la multinacional británica GlaxoSmithKline (GSK), estará a cargo del desarrollo y producción de la vacuna, un cuerpo militar al mando del general Perna se encargará de la distribución del medicamento, según explicó el presidente.

JUEVES 30 DE ABRIL

El presidente Donald Trump firmó este jueves una proclamación para declarar mayo el “Mes de las Personas de la Tercera Edad”, y detalló los esfuerzos que está haciendo su gobierno para cuidar la salud de los adultos mayores durante la pandemia. 

“El coronavirus representa un riesgo adicional para las personas de la tercera edad”, dijo Trump en la Casa Blanca. “Estamos reduciendo las tasas de mortalidad. 

Trump dijo que se activaron a 35,000 efectivos de la Guardia Nacional para ayudar en el manejo de las residencias de adultos mayores. También se han movilizado a OTRAS personas para proveer asistencia en los centros de veteranos. 

“Los adultos mayores se ven imposibilitados de hacer muchas cosas”, dijo el mandatario.  

El presidente dijo que los beneficiarios de Medicare están utilizando “como nunca antes” la telemedicina. Trump dijo que Medicare también está pagando a los laboratorios para darle asistencia a los adultos mayores, ya sea con medicamentos o respiradores. 

Además, el gobierno federal repartió entre los estados $81 millones para incrementar las inspecciones a los hogares de ancianos durante la pandemia. También creó una comisión dedicada a emitir recomendaciones para mejorar la sanidad en esas residencias, agregó el mandatario. 

“No se escatimarán fondos para ayudar a las personas de la tercera edad”, remató Trump.

MARTES 28 DE ABRIL

Líderes empresariales y sus empleados asistieron el martes a un evento en la Casa Blanca en el que el presidente Donald Trump habló sobre la ayuda económica que su gobierno está otorgando a aquellos afectados por la pandemia que paralizó el país. 

“Estamos aceptando solicitudes para la segunda ronda de fondos”, dijo Trump. “Ya la demanda es muy alta”. 

El mandatario dijo que esta vez hay más préstamos por montos más pequeños, precisamente para ayudar a las pequeñas empresas. 

Al momento, el Programa de Protección de Nómina (PPP, por sus siglas en inglés) ha otorgado hasta el momento $350,000 en préstamos a pequeños negocios y más de $1.6 millones en préstamos “perdonables” aprobados por la Administración de Pequeños Negocios. 

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, aclaró que en esta segunda fase de préstamos se asegurarán que el dinero vaya a los pequeños negocios y no a las grandes empresas, algo que ocurrió parcialmente durante la primera entrega de fondos. 

“Cualquier préstamo de más de $2 millones será revisado”, dijo Mnuchin. 

LUNES 27 DE ABRIL

Desde el jardín de la Casa Blanca, el presidente Donald Trump aseguró que el acceso a pruebas de COVID-19 no será problema alguno.

El mandatario se reunió con ejecutivos de un grupo de compañías para coordinar esos esfuerzos, incluyendo los laboratorios privados más grandes del país, y cadenas de farmacias como CVS, Walgreens y Rite Aid.

El presidente se mostró optimista sobre la economía del país.

"Involucrar a las farmacias es algo muy importante", dijo Trump después de que los directores de cada compañía explicaron sus contribuciones. Las corporaciones están trabajando para expandir el número de farmacias que ofrecerá las pruebas de coronavirus a sus clientes, algunas libres de costo.

Los oficiales también delinearon un plan con la meta de realizarle pruebas a por lo menos el 2% de la población de cada estado, por semana.

La Dra. Deborah Birx, del equipo de trabajo de la Casa Blanca contra el coronavirus, dijo que el propósito es no solo controlar la epidemia, pero también predecir posibles brotes antes de que se expandan.

Por otro lado, el presidente nuevamente se expresó con optimismo acerca de la condición de la economía estadounidense y dijo que espera ver ganancias en la segunda mitad del año.

VIERNES 24 DE ABRIL

El vicepresidente Mike Pence dio una actualización sobre el número de pruebas de coronavirus realizadas en el país, resaltando 5.1 millones, un gran aumento de los apenas 80,000 hace un mes, según él. 

Los doctores Deborah Birx y Anthony Fauci no asistieron a la conferencia. 

Tras un día de polémicas por haber planteado la posibilidad de una inyección de desinfectante o un tratamiento con luz solar o ultravioleta para tratar el coronavirus, ni el presidente Donald Trump ni Pence contestaron preguntas.

La única pregunta de la prensa fue contestada por el comisionado de la FDA, Stephen Hahn, quien explicó que la agencia tiene una política de flexibilidad para los fabricantes mientras detallen que las pruebas no han sido autorizadas.

JUEVES 23 DE ABRIL

El presidente Donald Trump comenzó la conferencia destacando que Estados Unidos está “muy cerca de una vacuna”. Cabe mencionar que el doctor Anthony Fauci y otros profesionales de salud han reiterado varias veces que aún podrían faltar entre 12 y 18 meses. 

El vicepresidente Mike Pence aseguró que se espera que el país esté en una mejor situación a “principios de verano” en la batalla contra el COVID-19, lo cual podría indicar una extension de las directrices de distanciamiento social, tal y como recalcó Trump durante una de las preguntas.  

Trump volvió a mencionar que no estaba de acuerdo con la decisión del gobernador de Georgia, Bryan Kemp, de reabrir salones de belleza, entre otros locales, cuando aún no se ha registrado una disminución de casos.

Pero enfatizó que la decisión está en manos de los gobernadores. 

MIÉRCOLES 22 DE ABRIL

El Dr. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) negó haber dicho en una entrevista con The Washington Post que en la próxima temporada de otoño-invierno habrá un brote incluso más severo de coronavirus.

Según él, lo que quiso decir es que la temporada será más "difícil" por la coexistencia del coronavirus con la influenza, para la que exhortó al público a recibir la vacuna.

Según el director de los CDC, la temporada de otoño-invierno será más "difícil" por la coexistencia del coronavirus con la influenza, para la que exhortó al público a recibir la vacuna.

"Por lo que hemos pasado no vamos a volver a pasar", defendió el presidente Donald Trump en referencia a la posible severidad de un segundo brote de coronavirus. "Ahora tenemos una mejor forma de contención", indicó.

Mientras, la Casa Blanca confirmó a través de su cuenta de Twitter que el presidente firmó la proclamación presidencial para suspender la inmigración a los Estados Unidos por 60 días y que afecta las solicitudes de residencia permanente.

Trump, por otro lado, dijo no estar de acuerdo con la decisión del gobernador de Georgia de reabrir salones de belleza, barberías y otros negocios este viernes.

MARTES 21 DE ABRIL

El presidente Donald Trump aseguró que los 20 estados que comenzarán el proceso de reapertura de sus economías lo harán de forma "segura".

"Veo la luz al final del túnel", aseguró el mandatario.

Trump se pronunció "orgulloso" tras la aprobación en el Senado el martes del paquete de casi $500,000 millones para impulsar un programa de créditos a pequeñas empresas que ya se quedó sin dinero e inyectar fondos para hospitales y pruebas de COVID-19.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que se comenzará un proceso para que las grandes empresas que tomaron fondos del primer paquete de ayuda, que debía ser para pequeños negocios, reembolsen el dinero.

El presidente ofreció su conferencia de prensa diaria sobre el coronavirus.

Sobre el freno a la inmigración anunciado el lunes, que estará en efecto inicialmente por 60 días, Trump justificó que tiene el objetivo de poner en "primer lugar" a los trabajadores estadounidenses. La suspensión aplica a solicitantes de residencia permanente.

Mientras, la Dra. Deborah Birx aseguró que existen "mejoras" en cuanto a los contagios de coronavirus en zonas metropolitanas de Estados Unidos como Nueva York, Chicago, Filadelfia, Atlanta o Boston, entre otras.

LUNES 20 DE ABRIL

El presidente Donald Trump dijo que se espera un voto el martes en el Senado respecto a un paquete de hasta $450,000 millones para impulsar un programa de créditos a pequeñas empresas que ya se quedó sin dinero e inyectar fondos para hospitales y pruebas de COVID-19.

Por otro lado, aseguró que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, podría reunirse con él este martes en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, D.C.

Trump sostuvo que los datos más recientes demuestran que algunas de las zonas más afectadas están comenzando a ver una caída en el número de muertes.

El presidente se dirigió a la nación después de que su equipo participara en una llamada de conferencia con todos los gobernadores del país, para darles instrucciones detalladas sobre pruebas de coronavirus que están disponibles en sus estados.

La doctora Deborah Birx dijo que cada gobernador recibió una lista completa del equipo disponible, y también los códigos postales y nombres de los laboratorios que lo poseen.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence aseguró que actualmente hay suficientes pruebas para que cada estado de la nación pueda comenzar la fase 1 de reapertura.

Pence añadió que antes de comenzar la primera etapa, cada estado también debe demostrar una disminución de casos durante 14 días consecutivos, y suficiente capacidad en su sistema hospitalario.

Según las recomendaciones de la Casa Blanca, la fase 1 continúa las medidas de distanciamiento social, pero permite la reapertura de algunos restaurantes, estadios y gimnasios.

Por otro lado, el presidente reveló que su gobierno estará sacando provecho de la caída histórica del precio del barril de petróleo.

DOMINGO 19 DE ABRIL 

El presidente Trump comenzó la conferencia diaria hablando sobre un acuerdo que espera cerrar entre los partidos para continuar la financiación del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP). Aseguró que los hospitales formarán parte del acuerdo esta vuelta. También destacó que piensa que “podría tener buena respuesta mañana (lunes)”. 

El vicepresidente Mike Pence reiteró de nuevo que creen que hay suficientes pruebas en el país para pasar a la primera fase hacia la reapertura si llegasen a cumplir el otro criterio de “14 días de caídas y una fuerte capacidad hospitalaria”. 

Cabe destacar que Trump informó que se usaría el programa DPA para obligar a una compañía a fabricar los hisopos necesarios para las pruebas. No se conoce con qué compañía será el trato. "Los hisopos son fáciles; los ventiladores son duros", dijo el presidente.

La administradora de los Centros de Medicare y Medicaid también dio a conocer que pronto se estarían enviando nuevas directrices para coordinar la reapertura del sistema médico para servicios considerados “elegibles”. 

SÁBADO 18 DE ABRIL

El presidente Trump dijo que se han visto "varios signos positivos" de que Estados Unidos ya había pasado el pico de casos de coronavirus y enfatizó que varios gobernadores hayan empezado a anunciar algunas medidas graduales para reabrir los estados.

Nombró a Vermont y Texas que permitirán al algunos negocios a reabrir sus puertas en los próximos días; a Montana que ya levantó algunas restricciones; y a Ohio, Idaho y Dakota del Norte, que lo hará para el 1ero de mayo.

Trump también lanzó un fuerte llamado a los congresistas, especialmente los demócratas, para que aprueben el proyecto que daría recurso al Programa de Protección del Sueldo.

"Los legisladores deben dejar de bloquear estos fondos y reponer el programa sin demora", dijo.

VIERNES 17 DE ABRIL

El Presidente Donald Trump enfatizó este viernes que "los gobernadores son responsables de las pruebas y espera que puedan usar esta enorme cantidad disponible (de pruebas) que tenemos nosotros”, refiriéndose a uno de los requisitos para entrar en la primera fase de la reapertura de EEUU. 

"Creemos que tenemos la capacidad en Estados Unidos para administrar una cantidad de pruebas adecuadas para que los estados pasen a la primera fase (de reapertura) en el tiempo y la forma que consideren apropiado", dijo el vice presidente Mike Pence. 

Trump también destacó el lanzamiento de un programa de ayuda de $19 mil millones para el sector agrícola de Estados Unidos por los efectos del coronavirus. 

El Departamento de Agricultura destinará otros $3 mil millones para comprar productos frescos, lácteos y productos de carne que luego se distribuirán a través de redes de bancos de alimentos.

El doctor Anthony Fauci derribó la teoría de que el virus fue creado por alguien, diciendo que "las secuencias en los murciélagos a medida que evolucionan y las mutaciones que se necesitaron para llegar al punto de ahora es totalmente consistente con el salto de una especie (virus) de un animal a un humano."

JUEVES 16 DE ABRIL

El Gobierno reveló pautas del plan para relajar las medidas de distanciamiento social en zonas de baja transmisión del coronavirus en Estados Unidos.

El plan de reapertura del país consiste en tres fases, según las directrices. Pero antes de iniciar el camino gradual hacía la normalidad, se deben satisfacer algunos puntos para poder determinar que la amenaza del COVID-19 esté bajo control. 

Las nuevas medidas tienen el objetivo de despejar el camino para levantar las restricciones en zonas de baja transmisión del coronavirus, y mantenerlas vigentes en áreas más afectadas.

La doctora Deborah Birx explicó que los estados deberían registrar una continua disminución de casos con síntomas consistentes con COVID-19 y síntomas parecidos a las de la gripe, como también de casos confirmados, por un periodo de 14 días. A la vez, los hospitales deben tener un plan para tratar a pacientes que no requieran de cuidados intensivos y deberían poder hacer las pruebas, incluyendo de anticuerpos, a los trabajadores sanitarios, según se detalla en la guía. 

Solo entonces, y a discreción de los gobernadores de cada estado, deberían entrar en las fases propuestas por el Gobierno. 

Para leer más sobre el plan haz clic aquí.

MIÉRCOLES 15 DE ABRIL

El presidente Donald Trump presentó un breve video, según él preparado por General Motors, que mostraba lo que sería el proceso de fabricación de respiradores por parte de la empresa.

El mandatario volvió a criticar la respuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la pandemia, y defendió su decisión anunciada el martes de retener los fondos que Estados Unidos envía al organismo.

Trump consideró que la cresta de la pandemia en Estados Unidos ya pasó, y anunció que el jueves la Casa Blanca daría nuevas recomendaciones para comenzar el proceso de reapertura del país.

Se pide a la ciudadanía que siga practicando el distanciamiento social.

Mientras, la Dra. Deborah Birx dijo que, aunque existen cifras alentadoras en cuanto a contagios de COVID-19, los ciudadanos deben continuar siguiendo las reglas de distanciamiento social.

El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, por su parte, aseguró que el suministro alimentario de Estados Unidos es "fuerte y seguro". Agregó que tenemos "suficiente comida para nuestros ciudadanos".

En otros temas, Trump amenazó con suspender las sesiones de ambas cámaras del Congreso, arremetiendo contra los legisladores por retrasar a los nominados a jueces federales y funciones clave de la administración en medio de la pandemia.

El presidente dijo que cientos de nominaciones se han estancado en el Senado, que no se reunirá hasta el 20 de abril y ha estado celebrando sesiones proforma, que generalmente son reuniones breves en la Cámara de Representantes.

MARTES 14 DE ABRIL

El presidente Donald Trump anunció que congelará los fondos de Estados Unidos para la Organización Mundial de Salud (OMS).

"Hoy ordeno a mi Gobierno suspender los fondos a la OMS mientras reviso su conducta para determinar el rol de la OMS y su grave mal manejo y encubrimiento de la expansión del coronavirus", anunció durante su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca sobre la pandemia de COVID-19.

"La OMS no compartió oportunamente información" sobre el coronavirus, aseguró el mandatario, quien acusó a la organización de no actuar diligentemente ante el brote de COVID-19 iniciado en China en diciembre pasado.

"La incapacidad de la OMS de obtener muestras del virus hasta la fecha le ha privado a la comunidad científica de datos esenciales", continuó Trump.

El mandatario estadounidense responsabilizó a la OMS de "defender" y "elogiar" a China. Además, aseguró que no puede confiar en la OMS, por lo que Estados Unidos "tendrá que trabajar con otras naciones de otra manera".

El presidente, por otro lado, se retractó y reconoció la autoridad de los gobernadores para reabrir los estados cuando lo estimen pertinente. Trump había dicho el lunes que él tenia "autoridad absoluta" para ordenar la apertura de los estados, comentario por el que recibió muchas críticas.

LUNES 13 DE ABRIL

Después de rumores de que el presidente Donald Trump despediría al Dr. Anthony Fauci, versión que luego fue desmentida por la Casa Blanca, el galeno estuvo presente en la rueda de prensa del lunes.

Fauci indicó que la controversia con el mandatario se dio por una "pregunta hipotética" durante una entrevista a la que respondió que, de haberse tomado medidas contra el coronavirus más temprano, se hubieran registrado menos muertes.

Y aunque se mantuvo en su postura, defendió a Trump y dijo que el presidente siguió "todas las recomendaciones" recibidas por los expertos.

Luego, Trump defendió la trayectoria de sus decisiones y atacó al liderazgo demócrata por las críticas hechas en su contra. Incluso, presentó un video preparado para defender sus acciones a través de la crisis por el COVID-19.

Por otro lado, Fauci también indicó que "pareciera que aunque tuvimos una semana terrible la semana pasada, estamos viendo cómo en lugares muy complejos, como Nueva York, las cifras (de contagios) están disminuyendo".

VIERNES 10 DE ABRIL

El presidente Donald Trump dijo este viernes que hay indicios alentadores y que ven una curva descendiente en lo que corresponde a contagios y muertes en el país. 

"Creo que estaremos por debajo de los 100,000 fallecimientos. No estoy contento con 60,000 muertes pero son muchas menos que las proyecciones originales", dijo Trump. "Esto muestra la determinación de los ciudadanos de EEUU".

La doctora Deborah Birx, experta en el tema y parte del equipo del presidente, fue más conservadora y dijo que las cifras “se están estabilizando” pero que todavía no se llegó a la curva descendiente. 

El director de salud pública Jerome Adams dijo que la alta cifra de muertos y contagios entre afroamericanos e hispanos tiene que ver con una mayor cantidad de enfermedades secundarias en estas comunidades que agravan los síntomas del coronavirus.

Trump dijo que la cifra de contagios en EEUU hubiera pasado el millón de no ser por las medidas tomadas por el gobierno federal, los gobiernos estatales, y el esfuerzo de los trabajadores de la salud. El presidente detalló que más de dos millones de pruebas para detectar el COVID-19 se han hecho en EEUU.

El presidente dijo que mantiene su plan de "abrir la economía" el 1 de mayo.

JUEVES 9 DE ABRIL

El doctor Rober Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) dio a conocer las nuevas pautas para trabajadores esenciales que pueden haber sido expuestos al virus. Redfield explicó que estos trabajadores pueden regresar al trabajo siempre y cuando sean asintomáticos, se revisen la temperatura antes de entrar a trabajar, lleven mascarilla durante los turnos y practiquen distanciamiento social. 

La doctora Deborah Birx admitió que aunque un millón de las nuevas pruebas rápidas se habían enviado alrededor del país, solo unos 88,000 test se habían completado por falta de las maquinas (Abbott M-200) necesarias para procesar las pruebas. 

Birx dijo que tenía una llamada este jueves con casi todos los laboratorios que procesan estas pruebas para hablar sobre cómo empezar a difundir las pruebas que llevan tres semanas en los laboratorios. “Podrían haber probado en estas últimas tres semanas al 100 por ciento del personal sanitarios en todo el país".

MIÉRCOLES 8 DE ABRIL

“Estamos más cerca de devolverle la normalidad al país”, aseguró el presidente Donald Trump en su rueda de prensa diaria sobre el coronavirus.

Y es que la Casa Blanca revisó su modelo que ahora predice que para el mes de agosto habrán muerto alrededor de 60,000 personas en Estados Unidos, y no 80,000, como se esperaba originalmente.

La Dra. Deborah Birx indicó que Washington D.C., Baltimore y Filadelfia podrían convertirse en nuevos focos de contagio del COVID-19.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, por su parte, habló de los esfuerzos que se están llevando a cabo para repatriar a estadounidenses alrededor del mundo.

MARTES 7 DE ABRIL

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que estudia congelar los fondos que su Gobierno aporta a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en plena pandemia del COVID-19.

El presidente anunció primero que iba a congelar las aportaciones de Estados Unidos, aunque luego matizó que lo iba a estudiar.

Trump acusó a la OMS de ser una organización "sesgada" en favor de China, de haberse "equivocado" al no alertar antes del coronavirus y le reprochó que criticase algunas de las medidas que su Gobierno adoptó al inicio de la pandemia, como la prohibición de viajes.

El presidente, por otro lado, dijo que se están fabricando 8,675 respiradores que pronto estarían "listos para movilizarlos". De esos, aseguró que 2,200 llegarían el 13 de abril y otros 5,500 estarían listos el 4 de mayo.

El mandatario agregó que se han hecho en Estados Unidos más de un millón de pruebas para detectar el COVID-19 y dijo que tiene intenciones de ofrecer "respaldo" a la comunidad afroestadounidense, que está siendo "particularmente afectada" por el coronavirus.

El Dr. Anthony Fauci explicó, por su parte, que esta población tiene una tendencia a padecer condiciones preexistentes, como la diabetes, que la pone en mayor peligro ante el coronavirus.

En otros temas, Trump dijo que le pedirá al Congreso unos $250 mil millones adicionales para ayudar a los pequeños negocios a mantener a los empleados en nómina.

LUNES 6 DE ABRIL

El presidente Donald Trump comenzó la conferencia de prensa diaria por el coronavirus expresando sus “mejores deseos” a “su buen amigo” el primer ministro británico, Boris Johnson, quién fue ingresado en una unidad de cuidados intensivos este lunes tras varios días de síntomas “persistentes” de COVID-19. 

Durante la conferencia, Trump confirmó el uso del buque hospital de las Fuerzas Navales de EEUU (U.S. Navy) en Nueva York para pacientes con COVID-19. 

También informó que el gobierno había llegado a un acuerdo con 3M por 55 millones de mascarillas “cada mes”, parte de un pedido de 166.5 millones de mascarillas para personal médico. 

Sobre los suministros en reserva, el presidente asegura que estados como California con equipo disponible está trabajando para redistribuir respiradores. 

DOMINGO 5 DE ABRIL

Durante una rueda de prensa de último minuto, el presidente mandó un mensaje alentador al primer ministro británico, Boris Johnson, quien fue hospitalizado en el Reino Unido tras varios días con síntomas “persistentes”. 

Trump aseguró que 1.6 millones de personas han recibido la prueba en EEUU por el coronavirus, “más que cualquier otro país”. También mencionó la cadena de suministros de camino a los estados más necesitados: 600,000 mascarillas N95 a la Ciudad de Nueva York, 200,000 al condado de Suffolk en Nueva York; 500 respiradores a Nueva Jersey, 300 a Michigan y 600 a Illinois. 

Expresó su esperanza ante lo que posiblemente será las semanas más severas en muertes en el país: “cosas están pasando. Estamos empezando a ver la luz al final del túnel”. 

El presidente volvió a enfatizar el uso de la hidroxicloroquina, un medicamento usado en el tratamiento de la malaria, y sus posibles efectos contra el coronavirus— señalando a la reserva de millones de pastillas en EEUU. 

SÁBADO 4 DE ABRIL 

El presidente Trump dijo este sábado que las semanas mas “difíciles” están por llegar para Estados Unidos mediante la crisis del coronavirus. También advirtió a estados que deben tener cuidado reportando número precisos de de ventiladores y equipo médico y su uso a nivel estatal y federal señalando que la reserva nacional de ventiladores había disminuido a unos 10,000. 

La doctora Deborah Birx agregó durante la conferencia de prensa que el pico en los estados más afectados (Detroit, Nueva York y Luisiana) podría llegar en los próximos seis a siete días: “este es el momento de no ir al mercado, de no ir a la farmacia, sino hacer todo lo posible para mantener a su familia y amigos seguros”.

VIERNES 3 DE ABRIL

El presidente Donald Trump indicó que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan el uso de mascarillas no quirúrgicas en público para prevenir el contagio del virus COVID-19.

El mandatario agregó que el uso de las mascarillas es "voluntario" y que él no tiene intenciones de seguir la recomendación.

El presidente dijo que no tenía planes de seguir la recomendación.

Trump, por otro lado, expresó que les dejará a los gobernadores de los estados las decisiones de emitir órdenes de permanecer en casa.

Aunque el Dr. Anthony Fauci no estuvo presente en la rueda de prensa, el presidente negó que hubiese algún problema con el virólogo.

JUEVES 2 DE ABRIL

El presidente Donald Trump dijo que el país se encuentra en una "fase crucial" dentro de la batalla contra el coronavirus y recalcó su compromiso de proteger a los pequeños negocios para que mantengan a los empleados en nómina.

Mientras, el equipo de trabajo de la Casa Blanca indicó que los primeros depósitos directos de los pagos de ayuda a la ciudadanía ocurrirán dentro de dos semanas.

Por otro lado, Trump aseguró que arrojó negativo a un segundo examen de COVID-19.

MIÉRCOLES 1 DE ABRIL

El presidente Donald Trump ordenó "duplicar" el número de barcos militares y soldados en las costas de Latinoamérica para luchar contra el tráfico de drogas en el este del océano Pacífico y el mar del Caribe, lo que incluye Venezuela y México.

"Hoy Estados Unidos está fortaleciendo sus operaciones contra las drogas en Latinoamérica para proteger al pueblo estadounidense del azote mortal de las drogas. No dejaremos que los cárteles del narcotráfico se aprovechen de esta pandemia para amenazar la vida de los estadounidenses", anunció el mandatario en la rueda de prensa.

Trump detalló que las operaciones militares ya han comenzado, y que cuentan con el apoyo de otras 22 naciones, que aportarán efectivos castrenses e información de inteligencia.

El objetivo de la operación serán los cárteles mexicanos y el círculo cercano al presidente venezolano, Nicolás Maduro.

"Estamos desplegando destructores navales, barcos de combate, helicópteros, aviones de la fuerza aérea para labores de vigilancia y patrullas de la Guardia Costera, duplicando nuestras capacidades en la región", afirmó Trump, que compareció flanqueado por los militares de su Gobierno.

El objetivo de la operación serán los cárteles mexicanos y el círculo cercano al presidente venezolano, Nicolás Maduro, contra el que la Justicia de Estados Unidos presentó cargos la semana pasada por narcotráfico y por el que ha ofrecido una recompensa de 15 millones de dólares por cualquier información que lleve a su captura.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, indicó en la rueda de prensa que "el régimen ilegítimo de Maduro en Venezuela confía en los beneficios que le llegan de la venta de droga para mantener su poder opresor".

MARTES 31 DE MARZO

La Casa Blanca proyectó el martes que entre 100,000 y 240,000 personas morirán en Estados Unidos a causa de la pandemia del coronavirus si se mantienen en vigor las directrices de distanciamiento social.

Por su parte, el presidente Donald Trump dijo que las labores para frenar la propagación del virus son una “cuestión de vida o muerte” y exhortó al público a cumplir con las instrucciones emitidas por su gobierno para el distanciamiento social.

Trump pidió a los estadounidenses prepararse para un “difícil periodo de dos semanas”, pero pronosticó que el país pronto verá “la luz al final del túnel” de la catástrofe global.

Trump pidió a los estadounidenses prepararse para un “difícil periodo de dos semanas”, pero pronosticó que el país pronto verá “la luz al final del túnel” de la catástrofe global.

“Quiero que cada estadounidense esté preparado para los difíciles días que vendrán”, comentó Trump. “Vamos a pasar por dos semanas muy difíciles”, agregó.

Los comentarios surgieron luego del anuncio de Trump de extender hasta el 30 de abril las directrices de distanciamiento social que instan a la ciudadanía a suspender las reuniones sociales, a trabajar desde casa, cerrar las escuelas, y otras medidas para frenar la propagación del virus.

Fue un cambio repentino para Trump, quien pasó gran parte de la semana pasada apuntando al 12 de abril como el día en que quería ver a los estadounidenses “llenar las iglesias” para los servicios del domingo de Pascua.

LUNES 30 DE MARZO

El presidente Donald Trump dijo que la economía es su "segunda prioridad", anteponiendo ahora "salvar vidas".

"Bueno, (el confinamiento) es muy malo para la economía, pero la economía es el número dos en mi lista. Primero, quiero salvar muchas vidas", aseguró Trump durante su rueda de prensa diaria sobre el coronavirus en la Casa Blanca.

El mandatario cambió así su discurso de la semana pasada, cuando dijo que "el remedio no puede ser peor que la enfermedad" e instó a reactivar la economía nacional lo antes posible y relajar las medidas de confinamiento.

El presidente recalcó que tomó la decisión de extender las recomendaciones de aislamiento voluntario hasta el 30 de abril ante la creencia de que el pico de la pandemia en el país se registrará en dos semanas.

El equipo de trabajo de la Casa Blanca que atiende la crisis por el coronavirus indicó que en Estados Unidos ya se han realizado un millón de pruebas, y se mostró un modelo del examen que arrojaría los resultados al COVID-19 en unos minutos.

DOMINGO 29 DE MARZO

El gobierno de Estados Unidos extendió las recomendación de distanciamiento oficial para el país hasta el 30 de abril, según confirmó el presidente Donald Trump este domingo. 

La extensión de las medidas que consisten en evitar reuniones masivas y mantener unos seis pies entre personas se aplazó de la fecha original del 12 de abril. 

Durante la rueda de prensa ante la emergencia nacional, Trump agregó que el pico de muertes llegará en unas dos semanas. 

El Dr. Anthony Fauci, principal experto en enfermedades infecciosas del gobierno de EEUU expresó este mismo domingo durante una entrevista con CNN el país podría experimentar más de 100,000 muertes y millones de infecciones por la pandemia de coronavirus

Estados Unidos superó la cifra de 2,000 fallecidos a causa del coronavirus este sábado, un día después de sobrepasar la barrera de los 100,000 contagios por esta enfermedad. 

Mientras tanto, Nueva York, considerado el epicentro de la pandemia dentro del país, rozó los 60,000 casos confirmados este domingo.  

VIERNES 27 DE MARZO

Mientras se confirmaba que los casos positivos de coronavirus habían superado los 100,000 en Estados Unidos, el presidente Donald Trump celebró haber firmado el paquete bipartidista de estímulo fiscal de más de $2 billones para tratar de contener el impacto económico de la pandemia.

El mandatario emitió una orden el viernes que busca forzar a General Motors (GM) para que produzca respiradores artificiales para enfermos con coronavirus, de conformidad con la Ley de Producción de Defensa.

Trump dijo que las negociaciones con GM habían sido productivas, “pero nuestra pelea contra el virus es demasiado urgente para permitir que el toma y daca del proceso de contratos continúe su curso normal”.

Trump dijo que “GM estaba perdiendo tiempo” y que sus acciones ayudarán a asegurar la rápida producción de respiradores artificiales que van a salvar vidas estadounidenses.

JUEVES 26 DE MARZO

El presidente Donald Trump insistió que el país se está preparando para volver a "pronto" a la normalidad, a pesar de que las cifras de contagio y de fallecimientos a causa del coronavirus siguen aumentando día tras día.

"Tenemos que trabajar, la gente quiere trabajar y esto va a ocurrir pronto. Vamos a ver qué sucede la próxima semana", dijo Trump en una rueda de prensa desde la Casa Blanca.

"Nuestro país tiene que volver a la actividad porque se basa en eso. Habrá que mantener el distanciamiento social, no darse las manos (...) pero la gente no quiere estar ociosa", agregó.

MIÉRCOLES 25 DE MARZO

El presidente Donald Trump dijo que, tan pronto se apruebe en la Cámara de Representantes tras una esperada votación en el Senado en la noche del miércoles, firmará de inmediato el proyecto de ley de estímulo económico.

El paquete de rescate sin precedentes daría pagos directos a la mayoría de los estadounidenses, ampliaría las prestaciones por desempleo y habilitaría un programa de $367,000 millones para que los pequeños negocios sigan pagando los salarios mientras se obliga a sus empleados a quedarse en casa.

MARTES 24 DE MARZO

El presidente Donald Trump aseguró que le gustaría "abrir el país" para el próximo 12 de abril, ante el temor a las repercusiones económicas de la crisis del coronavirus, mientras los casos se multiplican en la nación y el Congreso negocia un multimillonario paquete de estímulo fiscal.

Además, el equipo de trabajo de la Casa Blanca pidió que todas las personas que hayan estado en la ciudad de Nueva York recientemente lleven a cabo una cuarentena voluntaria de 14 días.

LUNES 23 DE MARZO

El presidente Donald Trump reconoció que la pandemia ha sido una "experiencia de aprendizaje" tanto para los ciudadanos como para el Gobierno, pero agregó que no permitirá que "el país se cierre".

Aunque admitió que la situación empeorará, recalcó que "la cura no puede ser peor que la enfermedad" debido a "la magnitud de nuestra economía". Trump dijo que protegerá a los "pequeños comerciantes" ante la crisis provocada por la pandemia.

Por otro lado, tras recibir críticas por referirse anteriormente al coronavirus como "el virus chino", el mandatario dijo que protegerá de ataques a la comunidad asiática-estadounidense, mientras que descarta, por el momento, más restricciones de viaje.

Contáctanos