camioneros locales

Camioneros locales alegan que fueron reemplazados por trabajadores extranjeros

Un grupo de camioneros dice que la compañía que los contrató los reemplazo con trabajadores extranjeros que trajeron, tras supuestamente decirle al gobierno que no habían americanos disponibles para hacer el trabajo.

Telemundo

De los campos de caña de Clewiston, Florida sale gran parte de la producción de azúcar del país. Por eso, la ciudad se apoda el pueblo más dulce de América. Un grupo de camioneros del sur de la Florida dice que conoce bien el negocio, ya que asegura que fueron contratados para transportar caña de la empresa US Sugar en octubre del 2019.

“Maneja la rastra tirándole la caña que ellos cortan y transportan para sus negocios para convertirlas en azúcar”, dice Leonardo Cabrera Barroso, uno de los camioneros locales.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

El contrato hecho con la empresa Caloosa, cuyo dueño mayorista es US Sugar,
supuestamente duraría hasta mayo del 2020, pero dos semanas después de que comenzaron a trabajar, les informaron que ya no los necesitaban.

“Nos despidieron sin ninguna explicación, sin decirnos nada, simplemente nos dijeron que eso era todo lo que había para nosotros, que hiciéramos el favor de parquear las trailers y que era todo. So, nosotros nos sentimos como traicionados”, dice la camionera Paula Torres Martinez.

Buscando respuestas, el grupo contrató al abogado Javier Basnuevo, quien inicialmente dice que pensó que se trataba de un simple caso de brecha de contrato, pero cuando empezó a investigar, dice que descubrió que los camioneros fueron reemplazados con trabajadores extranjeros bajo el programa de visas H2-A. 

“Aquí el fraude ocurrió cuando estas compañías pidieron trabajadores del extranjero para el programa de la visa H2-A, declarando, bajo pena de perjuicio al gobierno de los Estados Unidos, que no habían trabajadores americanos disponibles para hacer ese trabajo”, dice Basnuevo.

Según una demanda que ha interpuesto en nombre de 12 camioneros, en agosto del 2019, la empresa “US Sugar solicitó al Departamento de Trabajo, que 50 trabajadores extranjeros trabajaran como "conductores de camiones de remolque pesados y tractores" en el marco del programa "H2-A" del gobierno para trabajadores agrícolas”, y “afirma falsamente que no hay trabajadores estadounidenses disponibles para realizar el trabajo buscado en la solicitud de emergencia”. 

Leonardo Cabrera Barroso nos dice que ellos no solo estaban disponibles para hacer el trabajo, sino que lo estaban realizando. “Yo creo que ellos ya tenían en plan de haber traído a la gente esa, pero como que no tenían para empezar, pues nos hicieron un contrato a nosotros porque sin contrato no íbamos a poder trabajar”, dice Norberto Marrero, otro de los camioneros locales.

El contrato de los camioneros incluía el uso de sus propios camiones y prometía un sueldo de 30 dólares la hora, siete días a la semana por ocho meses. Según la aplicación de US Sugar con el Departamento del Trabajo, a los trabajadores extranjeros se les pagaría $11.24, pero estarían manejando camiones de Caloosa.

 El viernes, Caloosa y US Sugar presentaron una moción para desestimar la demanda, diciendo que “Las acusaciones sobre el programa de trabajadores temporales , y las supuestas tergiversaciones al gobierno de los Estados Unidos son escandalosas, inmateriales e impertinentes para cualquier reclamo debidamente expresado”, e “incluso si las alegaciones de los demandantes fueran ciertas, solo pueden respaldar una reclamación por incumplimiento de contrato, no una reclamación por fraude”.

Los camioneros locales dicen que esto les ha costado caro, porque para empezar a trabajar con Caloosa tuvieron que invertir más de 10 mil dólares cada uno en seguros y mantenimiento para sus camiones.  “Yo me sentí como que nos traicionaron, que nos mintieron, que nos utilizaron porque no te dieron explicación ninguna,” afirma Paula Torres Martinez.

Contáctanos