Frontera México-EEUU

La pequeña Victoria murió ahogada cuando cruzaba la frontera; su cuerpo ya está en EEUU

La niña venezolana de 7 años se soltó de los brazos de su madre cuando intentaban cruzar el Río Grande.

Telemundo

Los restos de Victoria Lugo, la niña venezolana de 7 años que murió ahogada en el Río Grande, en Texas, al intentar ingresar ilegalmente a Estados Unidos con su madre, ya están en Estados Unidos.

La pequeña se soltó de los brazos de su madre Mayerlin Mayor la mañana del 18 de enero en las frías aguas del río fronterizo cuando intentaban atravesarlo junto a otros migrantes.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Mayor, una maestra venezolana de 36 años, logró salvarse gracias a que otro de los migrantes que iba en el grupo la auxilió y la llevó a hasta la orilla del territorio estadounidense.

El cuerpo de la menor sería sepultado en San Antonio, Texas, en donde se le dará el último adiós.

"Victoria siempre era muy alegre, muy contenta", dijo Angel Mayor, tío de la víctima. "Mi sobrina ahora está en las manos del señor".

Desde Venezuela, otro tío de Victoria la recordó como "la reina de la casa". "Dios me ha dado fuerza y esa tengo se la he dado a mis viejos porque ellos están destruidos", aseguró.

La travesía de la menor y su madre para cruzar hacia los Estados Unidos terminó en tragedia.

UN SUEÑO QUE TERMINÓ EL TRAGEDIA

Victoria y su mamá dejaron la casa donde vivían junto a sus padres, en la barriada popular Felipe Pirela de Maracaibo el 13 de enero, e iniciaron un recorrido por tierra hasta la ciudad colombiana de Medellín.

Luego tomaron un vuelo hasta México, a donde arribaron el 15 de enero, y subieron hasta Ciudad Acuña, según contó Mayibeth Mayor, hermana de la maestra al portal de noticias venezolano El Pitazo.

Mayor y su hija arribaron la semana pasada a México vía área días antes de que entrara en vigencia la regulación que obliga a los venezolanos a solicitar una visa para ingresar al territorio mexicano a partir del 21 de enero.

Poco antes de salir para atravesar río Bravo, junto al grupo de migrantes y los coyotes, la maestra se tomó una fotografía con su hija, quien vestía una chamarra roja y pantalones de mezclilla, y se la envió a su familia.

En medio de la conmoción por la pérdida de su hija, Mayor fue retenida temporalmente en territorio estadounidense y luego fue puesta en libertad sin pago de fianza y se le entregó una notificación para comparecer en una Corte de migración, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés).

Contáctanos