Trump critica a “profetas de la fatalidad” climática y presume sobre economía de EEUU

Anunció el compromiso de su país de sumarse a la iniciativa para plantar un billón de árboles que promueve el Foro Económico de Davos.

Telemundo

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha llamado este martes en Davos a "rechazar a los profetas de la fatalidad" que reclaman acciones contra el calentamiento de la tierra.

En la misma jornada en la que la activista sueca Greta Thunberg ha participado en el Foro Económico Mundial, Trump ha acusado a quienes luchan contra la crisis climática de ser los mismos "alarmistas" que siempre buscan "lo mismo", tener el "poder absoluto" y controlar "cada aspecto" de la vida de los demás.

"Nunca dejaremos a los radicales socialistas destruir nuestra economía o erradicar nuestra libertad", ha dicho el mandatario estadounidense en un discurso en el que también ha presumido de que su país tiene en este momento el "aire más limpio de los últimos cuarenta años".

Trump también ha asegurado que Estados Unidos se está acercando a su objetivo de ser "energéticamente independiente" y ha celebrado que ya no tienen que importar energía desde países "hostiles", además de ser en este momento, de lejos, el principal productor de petróleo y de gas del mundo.

El presidente estadounidense ha anunciado el compromiso de su país de sumarse a la iniciativa para plantar un billón de árboles que promueve el Foro Económico de Davos y ha asegurado estar "comprometido" con "conservar la majestuosidad de la creación de Dios y la belleza del mundo".

Pero ha insistido en que "éste no es un tiempo para el pesimismo sino para el optimismo" y ha llamado a los asistentes en Davos a seguir avanzando hacia el progreso rechazando las predicciones más negativas sobre el clima.

Presume de la “espectacular” economía

Trump proclamó las bondades de Estados Unidos ante la comunidad empresarial global. El presidente señaló que la recuperación económica del país ha sido “nada menos que espectacular”.

Trump recordó a la audiencia que cuando intervino en el foro dos años antes, al inicio de su presidencia, “les dije que habíamos iniciado la gran recuperación estadounidense”.

“Hoy me enorgullece declarar que Estados Unidos está en pleno boom económico, como no se ha visto nunca antes en el mundo”, agregó.

La participación de Trump en la reunión anual de la élite política y empresarial en un centro de esquí de los Alpes dividió la atención de los medios, algo recurrente durante su presidencia. Su visita de dos días a Suiza probará su capacidad de equilibrar su malestar por su juicio político con el deseo de proyectar una imagen de liderazgo en el escenario global.

En vísperas del viaje se especuló con que el dirigente podría cancelarlo por el juicio en el Senado, pero sus asesores dijeron que sigue centrado en obtener resultados para el pueblo estadounidense.

El clima es uno de los principales puntos en la agenda del foro, y la frase “Actúe sobre el clima” estaba escriba en la nieve en el lugar donde aterrizó el helicóptero presidencial Marine One en Davos. Trump, sin embargo, dijo que asiste a la reunión para animar a los empresarios a invertir en Estados Unidos.

“Estados Unidos está prosperando. Estados Unidos está floreciendo y sí, Estados Unidos está ganando como nunca antes”, afirmó Trump antes de hablar sobre el nuevo acuerdo comercial firmado con China y el que tiene pendiente con México y Canadá.

Trump también habló sobre una tasa récord de empleo y las ganancias bursátiles. En una réplica inmediata al discurso de Trump, el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz sostuvo que su “caracterización de la economía es totalmente errónea”, y además lo criticó por no hablar del cambio climático, uno de los temas centrales del foro.

Los presentes respondieron al discurso de Trump con silencio casi total, a diferencia del año pasado, cuando hubo risas y algunos abucheos. Con respecto al cambio climático, Trump solo mencionó que Estados Unidos se sumará a una iniciativa para plantar un billón de árboles en el mundo.

“Logró decir absolutamente cero sobre el cambio climático”, dijo Stiglitz. “Mientras tanto, nos estamos asando”. El mandatario estadounidense luego se reunió con líderes mundiales y empresariales tras su intervención en Davos. Está previsto que regrese a Washington el miércoles, donde su juicio político en el Senado arrancará más tarde el martes.

El mes pasado, la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, presentó cargos contra el presidente republicano por abuso de poder y obstrucción de las labores del Congreso luego de revelarse que presionó al presidente de Ucrania para investigar a su rival demócrata, el exvicepresidente Joe Biden.

Trump niega las acusaciones y sostiene que los demócratas quieren sacarlo de la Casa Blanca porque saben que no pueden impedir su reelección en noviembre. Tendría que abandonar la presidencia en el caso de que sea condenado, pero se espera que el Senado, que está controlado por los republicanos, lo absuelva.

Contáctanos