tiroteo en escuela de Uvalde

Policía: autor de masacre en Texas no enfrentó resistencia al entrar a escuela, donde estuvo una hora

Las autoridades reconocieron que el sospechoso estuvo una hora dentro de la escuela antes de ser confrontado por oficiales.

Telemundo

SAN ANTONIO - El autor de la matanza en Uvalde, Texas, ingresó a la escuela primaria por una puerta desbloqueada estuvo casi una hora adentro hasta que un equipo táctico de la Patrulla Fronteriza pudo ingresar al recinto y abatir al sospechoso, de acuerdo con las autoridades.

Al menos 19 niños y dos maestras murieron el martes en el ataque que ya es el tiroteo escolar más mortal en Texas.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Este jueves en la tarde, los oficiales pidieron a la ciudadanía que les "den tiempo" durante una conferencia de prensa en la que periodistas presionaron sobre dudas ante la respuesta policial tras conocer que había un atacante armado dentro de la escuela.

Victor Escalón, director de la región sur del Departamento de Seguridad Pública de Texas, ofreció nuevos detalles sobre la balacera en la Escuela Primaria Robb.

El director regional del Departamento de Seguridad Pública, Victor Escalón, dijo que el sospechoso ingresó a la escuela a las 11:40 a.m. por una puerta "sin obstruir" y que pese a comentarios previos, no fue confrontado por nadie.

El atacante estaba disparando en la escuela cuando los oficiales llegaron al estacionamiento minutos después, agregó Escalón.

El director agregó que casi una hora después " llegan los equipos tácticos de la patrulla fronteriza estadounidense, ingresan, disparan y matan al sospechoso".

El oficial especificó que los oficiales no entraron inicialmente "debido a los disparos que están recibiendo", pero solicitaron más recursos adicionales y también "están evacuando" personal, estudiantes, maestros.

"Están sucediendo muchas situaciones complejas, están midiendo, están midiendo", agregó.

En medio de los cuestionamientos que han surgido respecto a cómo las autoridades manejaron la situación de emergencia, el jefe del Departamento de la Policía de Uvalde, Daniel Rodríguez, dijo que dos oficiales que respondieron al tiroteo mortal sufrieron heridas de bala por parte del sospechoso. 

Un estudiante de tercer grado evacuado de Robb Elementary durante el tiroteo masivo de esta semana habla sobre la experiencia traumática.

De acuerdo con sus declaraciones escritas, el jefe de la policía reconoció que han surgido preguntas con respecto a los detalles de lo que ocurrió. 

LA CRONOLOGÍA DEL TIROTEO, SEGÚN AUTORIDADES

El autor del tiroteo estrelló su camioneta cerca de la parte posterior de la escuela a las 11:28 a.m. del martes, y luego disparó con su fusil tipo AR-15 contra dos personas que salían de una funeraria cercana, dijo Víctor Escalon, director regional del Departamento de Seguridad Pública de Texas.

Posteriormente, entró “sin obstrucciones” por una puerta que aparentemente no estaba cerrada con llave, alrededor de las 11:40 a.m., dijo Escalon.

Pero los primeros agentes de policía no llegaron al lugar sino hasta 12 minutos después del choque, y tardaron otros cuatro minutos en ingresar al edificio para ir tras el agresor. Una vez adentro, fueron repelidos por los disparos de Ramos y tuvieron que resguardarse, señaló Escalon.

La crisis no llegó a su fin hasta que varios agentes de la Patrulla Fronteriza ingresaron casi una hora después, a las 12:45 p.m, señaló el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Travis Considine. Se enfrascaron en un tiroteo con el joven de 18 años, quien se había atrincherado en un área del aula de 4to grado que atacó. Comunicación radial a las 12:58 p.m. indicaba que el agresor había muerto.

En la hora que transcurrió, los agentes solicitaron refuerzos, negociadores y equipos tácticos, además de evacuar a estudiantes y maestros, dijo Escalon.

Pero el funcionario ignoró en gran medida las preguntas sobre por qué los agentes no pudieron detener antes al atacante, y dijo que había “tomado en cuenta todas esas preguntas” y que más adelante daría actualizaciones.

Muchos otros detalles del caso y de la respuesta policial siguen sin estar claros. El motivo de la masacre —la más letal en una escuela del país desde la ocurrida en Newtown, Connecticut, hace una década— sigue bajo investigación, y las autoridades dicen que Ramos no tenía antecedentes penales ni de problemas de salud mental.

Contáctanos