Suben las tasas de interés

¿Tienes tarjetas de crédito? Las tasas de interés aumentarían pronto

Pagar una deuda de tarjeta de crédito implicaría años, incluso décadas.

La inestabilidad económica y el desempleo a raíz de la pandemia llevó a millones de estadounidenses a endeudarse con tarjetas de crédito, pero pagar los saldos sería mucho más difícil a partir de marzo, cuando se espera que la Reserva Federal aumente las tasas de interés para combatir la inflación. 

Los titulares de las tarjetas de crédito se verán obligados a pagar aún más intereses sobre su deuda existente, pues una vez que la Reserva Federal aumente la tasa de fondos federales, seguirán las tasas de interés de las tarjetas de crédito.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Al elevarse la tasa de los fondos federales, también se elevan las tasas de interés de las tarjetas de crédito. Puede ser una conexión indirecta, ya que la tasa de fondos federales solo afecta directamente los préstamos entre bancos, pero esto a su vez afecta los costos de los bancos, que al mismo tiempo se trasladan a los consumidores. 

La tasa preferencial que es la base para todas las tasas de préstamos para clientes bancarios se deriva de la tasa de fondos federales. Las primas se agregan según la solvencia del solicitante y los factores institucionales. Esto produce tasas de interés efectivas, como las tasas de porcentaje anual de las tarjetas de crédito.

Una vez que entre en efecto la medida de la Reserva Federal, las APR (Tasa Efectiva Anual) de las tarjetas de crédito se ajustarán casi de inmediato, en general dentro de uno o dos ciclos de facturación.

La deuda total de los hogares estadounidenses alcanzó los $15.8 billones en el cuarto trimestre de 2021, informó recientemente la Reserva Federal de Nueva York, con un aumento de $333,000 millones con respecto al trimestre anterior. Los saldos de las tarjetas de crédito por sí solos alcanzaron los $860 mil millones, un aumento de $52 mil millones en el mismo período de tiempo. Ese es el aumento trimestral más grande que la Reserva Federal ha visto en los 22 años que ha estado recopilando datos, dicen los investigadores. Según el informe, el aumento de la deuda en general fue impulsado por las compras de viviendas y automóviles.

La reciente aceleración de la deuda probablemente se deba a la inflación más rápida en décadas, según la Reserva Federal. Los estadounidenses usaron la ayuda del gobierno de la era de la pandemia para pagar sus deudas, lo que significa que tenían crédito disponible para usar en nuevas compras.

La inflación subió al 7,5% y mientras el presidente dice que la situación mejorará para fin de año, el bolsillo de las personas se lo resiente.

¿HASTA QUÉ PORCENTAJE AUMENTARÍAN LAS TASAS DE INTERÉS ESTA PRIMAVERA?

El primer aumento podría llegar a mediados de marzo, que es cuando el Comité de Fijación de Tasas se reunirá para su próxima reunión del FOMC. El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) es el organismo de formulación de políticas monetarias del Sistema de la Reserva Federal. El FOMC está compuesto por 12 miembros: los siete miembros de la Junta de Gobernadores y cinco de los 12 presidentes del Banco de la Reserva.

Si bien la Reserva Federal no ha dado una estimación de cuándo los titulares de las tarjetas de crédito podrían esperar tasas de interés más altas, dejó abierta la posibilidad de que la próxima subida será inminente.

Si aumentan las tasas en al menos un cuarto de punto porcentual en marzo, la APR promedio de las tarjetas nuevas podría subir hasta el 16.38% esta primavera, dependiendo de cómo respondan los bancos a tasas base más altas. Será la primera vez que la Reserva Federal aumente las tasas de interés de referencia desde 2018.

Pero si la Reserva Federal aumenta las tasas al menos cuatro veces durante el próximo año, como predicen algunos analistas, la APR promedio de las tarjetas nuevas podría terminar en 2022 en un 17,13% o más. Sin embargo, todavía es incierto. 

Lo que más subió fue la comida, la vivienda y la electricidad, según el reporte del Departamento de Trabajo

¿CUÁNTO TARDARÍA EN PAGAR MI DEUDA CON LOS AUMENTOS PROBABLES SI CADA MES REALIZÓ EL PAGO MÍNIMO?

Si pagas la factura de tu tarjeta de crédito en su totalidad todos los meses, no tienes de qué preocuparte. Pero si tienes un saldo en esa tarjeta, llevarla mes a mes te costará más una vez que aumenten las tasas.

Supongamos que tienes una deuda de $3,500. La tasa de interés promedio actual de las tarjetas de crédito es del 16.13 %, según CreditCards.com. Si solo realizas un pago mínimo de $50, tardarías 17 años y 8 meses en liquidar tu saldo, y pagarías un total de $7,093 en intereses.

Pero con una tasa de interés más alta, como del 16.38%, que podría resultar en marzo, tardarías 19 años y 2 meses en liquidar tu saldo, y pagarías un total de $7,978 en intereses.

Ahora, supongamos que se da el peor escenario y la tasa de interés llega al 17.13%. En ese caso, tardarás 42 años y 4 meses en liquidar tu saldo, y pagarás un total de $21,895 en intereses.

Puedes usar esta calculadora para una estimación personalizada. 

¿POR QUÉ LAS TASAS DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO SE VEN AFECTADAS POR LA DECISIÓN DE LA RESERVA FEDERAL?

La mayoría de las tarjetas de crédito están vinculadas a la tasa preferencial de Estados Unidos, que está directamente influenciada por la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal, la tasa de fondos federales. Cuando cambia la tasa de fondos federales, la tasa preferencial en general cambia en la misma cantidad.

Los prestamistas son libres de establecer APR en tarjetas nuevas como lo deseen y, técnicamente, no están obligados a cambiar los APR cuando cambia la tasa base de una tarjeta. Por otro lado, los prestamistas están obligados a igualar los cambios en la tasa preferencial en las cuentas de tarjetas de crédito abiertas que están vinculadas por contrato. 

Eso fue lo que sucedió en la primavera de 2020. Después de que la Reserva Federal redujera las tasas en punto y medio en marzo de 2020 en respuesta a la debacle económica a raíz de la pandemia de coronavirus, casi todos los prestamistas también redujeron las APR de las nuevas tarjetas, con excepción de Capital One, según CreditCards.com. 

Desde entonces, la mayoría de las tarjetas nuevas incluidas en el informe de tasa semanal han seguido publicitando las mismas APR que tenían en la primavera de 2020. Como resultado, la APR promedio nacional de la tarjeta apenas se ha movido durante más de un año, manteniéndose en un 16% desde abril de 2020.

Pero si la Reserva Federal aumenta su tasa de interés de referencia este año, como se proyecta, es probable que la mayoría de las ofertas de tarjetas de crédito hagan lo mismo. Los actuales titulares de tarjetas de crédito también verán subir sus tasas, lo que hará que su deuda sea mucho más costosa de mantener.

¿QUÉ HAGO PARA PAGAR LA DEUDA MÁS RÁPIDO, O POR LO MENOS REDUCIRLA?

Según un análisis de Experian, el titular promedio de la tarjeta de crédito redujo el saldo de su tarjeta en casi $400 en 2021 en comparación con 2020. 

Pero millones de estadounidenses no han logrado alcanzar ese hito. 

Una opción pueden ser las tarjetas de crédito de transferencia de saldo, si tienes un buen puntaje de crédito. Estas tarjetas permiten transferir un saldo de otra tarjeta, siempre que sea de un banco diferente, y pagarlo sin intereses durante un período de tiempo determinado, en general entre 12 y 18 meses. Algunas tarjetas ofrecen hasta 21 meses.

Sin embargo, la mayoría de las tarjetas cobran una tarifa por transferencia de saldo, en general el 3% del monto transferido, aunque algunas tarjetas no cobran tarifas. 

Puedes usar la calculadora de Bankrate para estimar cuánto tiempo te llevará liquidar ese saldo en función de cuánto podrías pagar cada mes, pero ten en cuenta que una vez que finaliza el período promocional, la APR regular de la tarjeta se activará y comenzarás a pagar intereses sobre cualquier saldo restante. 

Por otro lado, el consumidor estadounidense promedio tiene alrededor de tres tarjetas de crédito, por lo que existe la posibilidad de que la deuda de tu tarjeta de crédito se distribuya en varios saldos. Hay dos métodos populares para pagar saldos múltiples: el método de bola de nieve y el método de avalancha.

El método de la bola de nieve sugiere comenzar pagando primero tu deuda más pequeña, independientemente de su tasa de interés, seguir de esa forma hasta pagar la deuda con el saldo más alto. Los defensores de este método argumentan que esta estrategia le permite al consumidor crear un efecto de bola de nieve o un impulso que lo alienta a pagar múltiples deudas.

El método de la avalancha, por otro lado, propone que el consumidor comience con la deuda con la tasa de interés más alta. Una vez que se haya pagado ese saldo de alto interés, se puede pasar al saldo con la siguiente tasa de interés más alta, y así sucesivamente.

Los expertos aconsejan que sea el consumidor el que decida qué método se adapta mejor a su situación financiera. 

Aunque la inflación está generando deudas de tarjetas de crédito, los estadounidenses las están pagando, al menos por ahora. El índice de precios al consumidor, una medida comúnmente utilizada de la inflación en Estados Unidos, aumentó un 7.5 % interanual en enero, anunció la Oficina de Estadísticas Laborales. Los economistas dicen que probablemente no empeore más que eso en 2022, pero sigue a un año de inflación que ya elevó los precios de la gasolina y los comestibles más rápido de lo habitual.

Además, los salarios reales no han seguido el ritmo de la inflación, por lo que las personas tienen menos efectivo para gastar después de pagar sus gastos habituales, lo que probablemente esté acumulando deudas de tarjetas de crédito.

Aún así, los consumidores parecen estar pagando sus saldos. Las tasas de morosidad son bajas: solo el 3.2% de la deuda de tarjetas de crédito tenía más de 90 pagos vencidos (lo que la Reserva Federal llama "morosidad grave") a fines del año pasado, dijeron los investigadores.

Contáctanos