Congreso de EEUU

Senador deja el Comité de Inteligencia tras acusaciones de corrupción

El senador vendió sus acciones bursátiles poco antes del derrumbe financiero por el COVID-19.

el senador richard burr
GETTY IMAGES

WASHINGTON - El senador Richard Burr renunció este jueves del cargo de presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara Alta de Estados Unidos por una investigación contra él y otros legisladores que supuestamente vendieron grandes cantidades de acciones bursátiles poco antes del derrumbe de los mercados financieros por la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, Burr dijo que dejaría el comité hasta que concluyera la investigación.

"Creo que es un paso necesario para que el comité pueda seguir trabajando libre de distracciones externas", dijo Burr.

 I believe this step is necessary to allow the Committee to continue its essential work free of external distractions.”

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, anticipó que la dimisión de Burr se hará efectiva este viernes.

“El senador Burr me contactó esta mañana para informarme sobre su decisión de apartarse como presidente del Comité de Inteligencia", señaló McConnell, quien indicó que acordaron que "sería lo mejor" para esa comisión mientras están pendientes de resolución las pesquisas.

Medios locales informaron que agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglos en inglés) se incautaron el miércoles del teléfono móvil del senador en el marco de la investigación por la venta de acciones.

Según CNBC, Burr declaró a los periodistas este jueves que el FBI visitó su casa en Washington D.C., dentro de esa indagación, y pidió dejar que se desarrolle.

Juliana Monsalve tiene la información.

Burr, quien aseguró que está cooperando "desde el principio", consideró que la investigación es una "distracción del arduo trabajo del comité" de Inteligencia.

La venta de acciones fue desvelada primero por ProPublica, una organización independiente y sin ánimo de lucro de periodismo de investigación, y, de acuerdo a lo difundido en medios de comunicación, los senadores tuvieron acceso entre finales de enero y principios de febrero a informes especiales de agencias federales que contenían serias advertencias sobre el coronavirus.

Burr, senador republicano por Carolina del Norte, se deshizo de acciones valoradas entre $600,000 y $1.62 millones en febrero, poco antes de que la Bolsa de Wall Street entrase en caída libre y llegase a registrar mínimos desde 1987.

De progresar, este sería el quinto plan de estímulo del Congreso, aunque, así como los cuatro primeros fueron el resultado de negociaciones entre los dos partidos, en la actualidad ambas partes no están conversando sobre el proyecto actual.

En un comunicado emitido el pasado 20 de marzo, Burr defendió su comportamiento al asegurar que se basó "exclusivamente en noticias públicas" para guiar su decisión de vender acciones.

La legisladora demócrata Alexandria Ocasio-Cortez ha afirmado en Twitter que Burr "tuvo informes privados sobre el coronavirus hace semanas".

"Sabía lo malo que sería. Dijo la verdad a sus donantes adinerados, mientras aseguraba al público que iban a estar bien. DESPUÉS vendió $1.6 millones en acciones antes del derrumbe. Tiene que dimitir", indicó la congresista.

Según la prensa, la también senadora republicana Kelly Loeffler, casada con el presidente de la Bolsa de Nueva York, hizo varias operaciones de venta de acciones por un valor estimado entre $1 millón y $2.5 millones.

Por su parte, la demócrata Dianne Feinstein, senadora por California, y el republicano James Inhofe, que representa a Oklahoma, llevaron igualmente a cabo masivas ventas de sus activos bursátiles antes del abrupto giro a la baja de los mercados financieros.

Contáctanos