San Francisco

Golpiza en video: arrestan en Las Vegas a mujer que atacó a conductor de Uber

Malaysia King, de 24 años, fue arrestada en Las Vegas bajo sospecha de ataque con un químico corrosivo, agresión y otros cargos.

Telemundo

SAN FRANCISCO, California — Una mujer fue arrestada el jueves bajo sospecha de haber rociado con gas pimienta a un conductor de Uber en San Francisco, al que le tosieron e insultaron después de que exigió que la pasajera se colocara mascarilla, informó la policía.

Malaysia King, de 24 años, fue arrestada en Las Vegas bajo sospecha de ataque con un químico corrosivo, agresión y otros cargos. La mujer está detenida sin derecho a fianza. De momento se desconoce si tenía un abogado que la representara.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Arna Kimiai, de 24 años, quien también era buscada en conexión con el ataque del sábado, indicó a través de un abogado que pretende entregarse pronto, según un comunicado del Departamento de Policía de San Francisco.

“El comportamiento captado en video de este incidente exhibe una cruel desconsideración hacia la seguridad y bienestar de un trabajador de un servicio esencial en medio de una pandemia mortal”, dijo la teniente Tracy McCray en un comunicado.

El conductor de Uber Subhakar Khadka, de 32 años, fue atacado en el área del Bayview District después de que recogió a tres mujeres. Cuando notó que una de ellas no usaba una mascarilla, Khadkas detuvo el auto y les dijo a las pasajeras que no podían continuar, según la policía.

En un video se ve a las tres mujeres en el asiento trasero reprendiendo e insultando a Khadka mientras el auto se encontraba detenido a un costado de la carretera. En un momento dado, la mujer sin mascarilla tose hacia el chofer, le quita el celular que estaba en el tablero y le arranca la mascarilla.

Khadka le dijo a la televisora KPIX-TV el martes que, después de que las mujeres se bajaron del auto, otra de ellas le roció gas pimienta desde la ventanilla del pasajero.

Khadka dijo que tuvo que bajarse del coche porque empezó a tener dificultades para respirar.

“Nunca les dije nada malo, nunca maldije, no me educaron de esa forma”, señaló.

Khadka dice creer que fue atacado por ser un inmigrante del sur de Asia. Llegó a Estados Unidos hace ocho años y trabaja para mantener a su familia en Nepal.

Contáctanos