Fiscales federales

Fiscal: productor de CNN pagó a una madre de Nevada para “entrenar” sexualmente a su hija

Los fiscales federales acusaron a John Griffin en varios cargos y según su LinkedIn, este trabajó "hombro a hombro" con Chris Cuomo, quien la cadena también despidió recientemente.

Telemundo

Un productor de CNN está acusado de convencer a una madre de Nevada de trasladar a su hija para que sea "entrenada adecuadamente" a través de la actividad sexual ilegal, según los fiscales federales.

John Griffin, de 44 años de Stamford, Connecticut, fue acusado de tres cargos de "usar una instalación de comercio interestatal" para atraer a menores y personas que dicen ser sus padres a entrenarlos para ser sexualmente subordinados, dijo la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos en Vermont en un comunicado.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Griffin ha trabajado en CNN durante 8 años, confirmó la cadena el sábado.

“Los cargos contra el Sr. Griffin son profundamente inquietantes. Solo nos enteramos de su arresto ayer por la tarde y lo hemos suspendido en espera de una investigación”, contestó CNN en un comunicado.

Según su perfil de LinkedIn, Griffin trabajó "hombro con hombro" con el expresentador de CNN Chris Cuomo, quien fue despedido a principios de este mes luego de que una investigación del fiscal general de Nueva York mostró cómo ayudó a su hermano, el exgobernador de Nueva York, defenderse de las acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Del pliego acusatorio se desprende que, Griffin usó las aplicaciones de mensajería Kik y Google Hangouts para comunicarse con los padres de niñas menores de edad y convencerlos de que le permitieran entrenar a sus hijas para ser subordinadas a los hombres porque son "inferiores", dice la acusación federal. Creía que una "mujer es una mujer independientemente de su edad", afirman los funcionarios.

En junio de 2020, Griffin envió un mensaje de texto a la madre de dos niñas, de 9 y 13 años, y le dijo a la madre que era su responsabilidad asegurarse de que la niña mayor estuviera "entrenada adecuadamente", según la acusación.

Griffin transfirió $3,000 a la madre por boletos de avión de Nevada a Boston. En julio de 2020, la mujer y su hija de 9 años volaron a Boston, donde conocieron a Griffin y se dirigieron a su casa de Vermont. Allí, a la niña "se le indicó que participara y se involucró en actividades sexuales ilegales", según la acusación.

Griffin enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y hasta cadena perpetua por cada cargo si es declarado culpable, señalaron los funcionarios federales.

Contáctanos