San Diego

“La amaba tanto que se obsesionó”: habla familiar de TikToker acusado de matar a su esposa

Ali Nasser Abulaban, de 29 años, tenía más de 1 millón de seguidores en Instagram y TikTok bajo el nombre de @JinnKidd.

Telemundo

SAN DIEGO- El primo de la estrella de TikTok acusado de matar a su esposa y su amigo dentro de un rascacielos en el centro de East Village dijo que cree que la obsesión y la incapacidad de controlar a su esposa llevaron a los asesinatos.

“La amaba tanto que se obsesionó con ella, y luego quiso controlarla”, dijo Louis Marinari, primo hermano de Abulaban, de 23 años, a TELEMUNDO 20. “Él no podía manejar su control sobre ella porque tenía una gran vida social, y él ya no podía controlarla y eso lo volvía loco. Creo que esto es lo que lo llevó a matarla”.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Un hombre acusado de presuntamente balear a una mujer con la que vivía y otro hombre dentro del departamento que compartían en el piso 35 de un rascacielos en el centro de San Diego fue arrestado, confirmaron las autoridades el viernes.

Abulaban, de 29 años, está acusado de dos cargos de asesinato en primer grado por la muerte a tiros de su esposa Ana Abulaban, de 28, y su amigo Rayburn Barron, de 29.

Ali Abulaban tiene una fuerte presencia en varias plataformas de redes sociales donde es conocido como "JinnKid". Tiene más de 1 millón de seguidores. Marinari cree que las redes sociales ayudaron a Abulaban a sentirse empoderado.

“Definitivamente creo que le dio poder. Creo que le hizo sentir que era mejor que otras personas y que nadie podía tocarlo”, dijo Marinari.

Las autoridades dijeron que encontraron a dos personas muertas en un apartamento del centro de San Diego.

Marinari dijo que Abulaban probablemente usó las redes sociales como una forma de escapar de problemas personales profundos.

“Creo que Ali era una persona muy, muy insegura, y todavía es muy inseguro. Pero creo que las redes sociales, TikTok, Instagram, YouTube, Facebook, lo que sea, creo que crearon una realidad falsa para él para escapar de sus inseguridades, para escapar de su depresión, para escapar de lo que sea que estaba pasando por su cabeza”, dijo. Marinari. “Creo que la fama creó un monstruo”.

Marinari y Abulaban cenaron juntos el lunes pasado, pocos días antes de los tiroteos en el piso 35 del edificio de apartamentos Spire San Diego en el vecindario East Village de San Diego.

Dos personas fallecieron baleadas en un edificio de apartamentos en el centro de San Diego el jueves por la tarde, confirmó la policía de San Diego.

“Estaba muy orgulloso de él, sabes, y lo amaba hasta la muerte. Me amó hasta la muerte. Estábamos muy unidos, pero como dije, debido a que él hizo esto, toda la forma en que pensé en él se fue. Lo odio. Solo quiero verlo ser castigado hasta el último extremo de la ley. Mató a dos personas inocentes”, dijo Marinari.

Los fiscales dijeron que Ali Abulaban se mudó recientemente del apartamento de la pareja, pero regresó el jueves por la mañana con una llave que guardaba en secreto. Los fiscales dijeron que destrozó el apartamento y colocó una aplicación de espionaje en el iPad de la hija de 5 años de la pareja.

Marinari, quien llamó a Ana Abulaban “dulce y acogedora”, está confundida en cuanto a por qué no denunció de inmediato el robo.

“¿Por qué no llamaron a la policía, verdad? Eso es lo que es tan confuso. Eso fue como la gran señal de advertencia. ‘Esta persona viene por mí, destruyó mi casa. ¿Qué sigue? Me va a destruir’”, dijo Marinari.

Los fiscales dijeron que Abulaban regresó horas más tarde después de escuchar a los dos reírse juntos y dispararles a la pareja, ambos en la cabeza.

Los fiscales también dijeron que hubo un caso anterior de violencia doméstica en septiembre cuando Abulaban presuntamente empujó a su esposa causando lesiones. El incidente ocurrió frente a la hija de la pareja.

Durante la lectura de cargos del lunes, se vio que Abulaban se derrumbaba y lloraba mientras el fiscal presentaba los detalles del caso. Marinari dice que no comprando sus emociones.

“Honestamente, creo que estaba actuando todo. Realmente no creo que estuviera llorando. Creo que no tenía emociones. Creo que parece el diablo. Realmente acabo de ver a una persona malvada, malvada y malvada”, dijo Marinari.

La pequeña hija de Abulaban estaba en la escuela en el momento del tiroteo. Cuando Abulaban fue detenido en la Interestatal 805 después del tiroteo, su hija estaba en su vehículo.

“Realmente estoy sufriendo por esa chica porque sé que su vida nunca volverá a ser la misma. Alguien tendrá que explicarle esto algún día y será una de las cosas más difíciles que alguien tendrá que hacer y es difícil. Es realmente difícil”, dijo Marinari.

Ali Abulaban enfrenta de 25 años a cadena perpetua si es declarado culpable de dos cargos de asesinato en primer grado. El Fiscal de Distrito también puede considerar alegaciones de circunstancias especiales.

Su audiencia preliminar está programada para el 5 de enero.

Contáctanos