Se refugian en piscina y muere en brazos de su esposo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La pareja se refugió dentro de una piscina mientras las intensas llamas los rodeaban. (Published martes 17 de octubre de 2017)

    Una pareja nunca imaginó que unas simples vacaciones al norte de la Bahía se convertirían en la peor pesadilla de sus vidas.

    Carmen y Armado Berriz llegaron del sur de California a Santa Rosa para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Ambos rentaron una vivienda cerca del vecindario Fountaingrove el lunes.

    Ese mismo día voraces incendios afectaron la zona donde se encontraban. Cuando las llamas llegaron a la vivienda la pareja escapó de la casa en una caravana de 3 vehículos con otros miembros de la familia.

    En algún momento del caos, la pareja se separó del grupo y regresaron a la vivienda donde el único lugar que no se incendiaba era la piscina “él y mi mamá se abrazaron, se tomaron las manos y corrieron hacia la piscina. Era lo único que no estaba en llamas, era el único camino que él tenía, y él fue con mi mamá, y saltaron adentro”, afirmó Mónica Berriz Ocon, hija de la pareja.

    Ambos mantuvieron sus cabezas dentro del agua, sin embargo "el fuego era tan intenso que no había aire para respirar", dijo Ocon. Eventualmente, Carmen Berriz perdió fuerzas, pero Armando continuó aferrándose a ella en la piscina, donde tuvo lo que Ocon dijo que fue una muerte pacífica. "Nos sentimos muy afortunados de que así haya sucedido", dijo Ocon. No fue el único desafío que los Berrizes resistieron juntos, huyendo de Cuba en su juventud.

    A pesar de la tragedia, Armando logró sobrevivir al incendio, sin embargo sufrió heridas de segundo grado en su cuerpo.

    Según un reporte de Los Angeles Time, Carmen y Armando no fue la única pareja que se vio envuelta en estas terribles circunstancias. El medio de comunicación informó que Jan y John Pascoe pasaron 6 horas en la piscina de un vecino en Santa Rosa poniendo camisetas mojadas sobre sus rostros para protegerse de las intensas llamas.