De este a oeste, tormentas causan estragos en EEUU

Nevadas causaron muertos en el noreste mientras que en California, llegan más lluvias.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Nevadas en el noreste y torrenciales lluvias en el oeste

    Decenas de miles siguen sin electricidad en el noreste mientras que en el oeste, se esperan más lluvias. (Publicado jueves 22 de marzo de 2018)

    Mientras decenes de miles seguían el jueves sin luz tras las fuertes nevadas que azotaron gran parte del noreste en EEUU y que dejaron al menos tres muertos, en California alertaban a la población ante el inminente aumento de las precipitaciones que ya causaron estragos en los últimos días.

    Si bien lo peor parece haber pasado, residentes en los estados afectados amanecían con caos en el tránsito y demoras en los aeropuertos. En Nueva Jersey confirmaron dos muertes relacionadas con las nevadas mientras que en Nueva York, se reportó hasta el momento un fallecimiento.

    Miles de vuelos cancelados por tormenta invernal

    Miles de vuelos cancelados por tormenta invernal

    El azote del clima castiga a noreste de EEUU con fuertes nevadas en el primer día de la primavera.

    (Publicado miércoles 21 de marzo de 2018)

    Desde Maryland hasta Massachusetts, el paso de la tormenta dejó precipitaciones mayúsculas de nieve que afectaron postes de electricidad.

    Según el portal Flightaware, los aeropuertos de Nueva York operaron el miércoles muy por debajo de su capacidad: los aeropuertos de LaGuardia y Newark informaron de la cancelación de aproximadamente mil vuelos cada uno, mientras que en el JFK se han suspendido más de 600 despegues.

    En Nueva York, por ejemplo, fue la mayor tormenta de primavera registrada en la historia de la ciudad.

    En total, se calcula que unos 70 millones de estadounidenses se vieron afectados por la tormenta que hace difícil creer que la primavera comenzó oficialmente este martes.

    Mientras tanto, en la costa oeste, una tormenta pero de otro tipo, causa estragos.

    Aunque la primera fase de una preocupante tormenta procedente del Pacífico no causó graves problemas en California, los meteorólogos advirtieron que lo peor está por venir, una previsión que causó inquietud entre autoridades y residentes.

    Algunas zonas del sur de California registraron el miércoles lluvias récord que provocaron la evacuación de miles de personas por la posibilidad de riadas con escombros y deslaves en zonas arrasadas hace unos meses por los incendios.

    Pese a que ninguna de las riadas fue tan terrible como se temía, los meteorólogos advirtieron que esto es todavía una posibilidad muy elevada ante el repunte de las precipitaciones el jueves.

    “Estamos muy preocupados”, dijo Joe Sirard, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología. “Esperamos que este no sea un escenario de alerta falsa en el que la gente no cree lo que estamos diciendo”.

    La tormenta llegó a la costa central de California y avanzó tanto hacia el sur, a la región de Los Ángeles, como hacia el norte, a la Bahía de San Francisco, alimentada por una larga columna de humedad subtropical llamada río atmosférico.