Universidad de Virginia

Jugador de fútbol americano de Miami entre los muertos por tiroteo en Universidad de Virginia

 En 2018 fue designado el Jugador Defensivo del Año de la Conferencia del Sur de Florida cuando estaba en Gulliver.

Telemundo

MIAMI - Una joven promesa del fútbol americano, preoveniente de Miami, es una de las tres víctimas mortales del tiroteo en la Universidad de Virginia, este domingo en la noche, confirmaron las autoridades.

D'Sean Perry, es un gran jugadore defensivo que se desempeña como apoyador (linebacker) del equipo de UVA, y fue una de los baleados en el tiroteo, confirmó el presidente de la universidad, Jim Ryan, la mañana de este lunes.

Perry, que mide 6-pies -3, y pesaba 230 libras, era de Miami y había asistido a la preparatoria Gulliver.

En 2018 fue designado el Jugador Defensivo del Año de la Conferencia del Sur de Florida cuando estaba en Gulliver.

Perry jugó en 15 partidos en tres temporadas en UVA, y partició en la derrota de su equipo 37-7 ante Pittsburgh el pasado sábado.

Los otros dos asesinados en el tiroteo también eran jugadores de fútbol americano: Devin Chandler y Lavel Davis, informó Ryan.

University of Virginia

LO QUE SE SABE DEL TIROTEO

Tres personas murieron y dos resultaron heridas en el tiroteo en la Universidad de Virginia que comenzó el domingo por la noche y llevó a una búsqueda intensa del sospechoso, que se encuentra bajo custodia.

La policía atrapó al sospechoso del ataque, Christopher Darnell Jones, Jr., horas después de que se reportaron los primeros disparos alrededor de las 10:30 p.m. el domingo, informó el oficial de la policía de UVA Tim Longo en una conferencia de prensa.

El presidente de la UVA, Jim Ryan, identificó a Jones como estudiante quien ahora podría enfrentar cargos por asesinato en segundo grado y por posesión de un arma en la comisión de un delito grave.

“Estoy desconsolado al informar que el tiroteo resultó en tres muertes; dos víctimas adicionales resultaron heridas y están recibiendo atención médica”, expresó Ryan. “Este es un mensaje que cualquier líder espera no tener que enviar nunca, y estoy devastado de que esta violencia haya visitado la Universidad de Virginia”.

Contáctanos