Florida

Tragedia en Florida: niño de 3 años le dispara accidentalmente a su hermanita

Telemundo

TAMPA, Florida - Un niño de 3 años disparó accidentalmente contra su hermanita de 2 años en Lakeland, a 40 millas de Tampa, después de encontrar una pistola que un amigo de la familia había escondido entre los cojines del sofá, según las autoridades.

La niña se encontraba en una condición extremadamente crítica, dijo el alguacil del condado de Polk, Grady Judd, en una conferencia de prensa.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Después del disparo contra la bebé, tres hombres que estaban en la casa en ese momento recogieron a los niños y se subieron a un automóvil para llevarlos al hospital. En su camino, chocaron con otro vehículo, provocando varios heridos.

La niña y uno de los adultos fueron llevados al hospital por un buen samaritano que se había detenido para ofrecer ayuda después del accidente, dijo Judd.

Tres amigos se habían reunido el viernes por la noche para ver televisión y uno de ellos llevó el arma. Kevonte 'Wilson, de 23 años, dijo a los investigadores que puso la pistola entre los cojines del sofá para que los niños no pudieran verla.

El joven fue arrestado por cargos de no guardar un arma de fuego de manera segura y posesión de marihuana y podría enfrentar otros cargos.

El dueño de la casa, Chad Berrien, de 24 años, fue acusado de posesión de marihuana y mantenimiento de una casa para el uso de drogas, dijo el alguacil.

Las autoridades rusas rebajaron a ocho el número de fallecidos en el tiroteo ocurrido este martes en una escuela de la ciudad de Kazán, en el suroeste del país, entre ellos siete niños, y a una veintena las personas que resultaron heridas en la tragedia.

Las autoridades no indicaron qué relación tenían los acusados con los menores.

El menor que disparó accidentalmente el arma fue llevado por el Departamento de Niños y Familias de Florida y ahora está en la casa de su abuela.

"No había ninguna razón para pensar que se trataba de un acto intencional", dijo Judd. "Era un bebé que jugaba con lo que veía como una especie de juguete".

Contáctanos