California

“Sus padres la torturaron”: investigan la trágica muerte de recién nacida en California

Brandon Copeland, de 21 años, y Elizabeth Ucman, de 22 años, fueron acusados del asesinato de su bebé de solo 3 meses.

Telemundo

CALIFORNIA - Los padres acusados de asesinar a su bebé el 10 de noviembre en San Diego se presentaron en corte, cada uno respaldado por su defensor que a parte de emitir su declaración, también solicitaron que se les contemple la posibilidad de salir libres bajo fianza. 

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

Brandon Copeland, de 21 años, y Elizabeth Ucman, de 22, se declararon no culpables desde la cárcel durante una audiencia virtual en la que se les acusó formalmente de asesinar a su hija Delilah de tan solo tres meses de edad.

La infanta fue hallada inconsciente en el apartamento el pasado miércoles donde residía la familia en el vecindario Colina del Sol por los agentes de la policía de San Diego que arribaron a la vivienda tras una llamada al 911. Le brindaron los primeros auxilios a la bebé y fue transportada de inmediato a un hospital donde fue declarada muerta.

La bisabuela paterna de la niña, Adrienne Arnett dijo en una llamada telefónica que la pequeña fue torturada y herida supuestamente a manos de sus propios padres.

Los detectives de servicios de protección a menores realizaron una investigación tras su muerte pero no se han dado a conocer los detalles de cómo falleció.

Los padres fueron arrestados y acusados de su asesinato

Según Arnett, la tía abuela de Delilah, recibió la custodia de emergencia de la bebé al nacer porque Servicios de Bienestar Infantil determinaron que los padres y su apartamento no eran aptos para recibir atención. Después de limpiar el lugar, Delilah fue devuelta a sus padres, dijo la abuela.

“Solo Dios sabe lo que sufrió ese bebé entre el momento en que le pusieron las manos encima y el momento en que murió”, dijo Arnett.

Arnett dijo que suplicó a los Servicios de Bienestar Infantil del condado que no le devolvieran el bebé a sus padres, pero que Delilah fue devuelta hace aproximadamente un mes y medio.

“Todos los miembros de la familia le dijeron a los servicios sociales que ella era peligrosa. Sabíamos que el niño era peligroso”, agregó.

Los Servicios de Bienestar Infantil no respondieron a la solicitud de comentarios de TELEMUNDO 20.

Aquí las fuertes declaraciones de los padres del actor fallecido a los 22 años en un confuso incidente. Para ver más de Telemundo, visita https://www.nbc.com/networks/telemundo.

La vecina del lado, Sabrina Camacho, dijo que ni siquiera sabía que la pareja tenía un bebé. Ella dijo que nunca los vio afuera, pero a menudo escuchó a la pareja discutir.

“Sé que han tenido disputas domésticas en el pasado. Al menos podías oírlo. Gritándose unos a otros”, dijo Camacho.

Cualquier persona que tenga información sobre la muerte del recién nacido debe llamar a la Unidad de Homicidios del SDPD al (619) 531-2293 o Crime Stoppers al (888) 580-8477, donde se pueden hablar de forma anónima.

Por ahora, Copeland y Ucman seguirán recluidos en los centros de detención Las Colinas y del centro de San Diego respectivamente.

Aún no tienen autorización a fianza pero eso está por discutirse en su siguiente audiencia con el juez el próximo 22 de noviembre para ver si se lo aprueban o no.

Contáctanos