encino

Acusan a madre e hija de homicidio tras inyectar silicona líquida ilegalmente en los glúteos de una joven actriz

Según las autoridades, las mujeres hacían estos tratamientos ilegales en una casa en Encino y la policía ahora busca a más víctimas. 

Telemundo

Dos mujeres, que según la policía son madre e hija, enfrentan cargo de homicidio por presuntamente haber inyectado una mezcla de silicona líquida en los glúteos a personas sin tener una licencia médica, y tal procedimiento han tenido consecuencias mortales.

Según las autoridades, las mujeres hacían estos tratamientos ilegales en una casa en Encino y la policía ahora busca a más víctimas. 

Un video grabado por una de las víctimas muestra el instante en que recibe las inyecciones en sus glúteos en un procedimiento sin supervisión médica hecho por personas sin licencia en una casa en Encino.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

La policía dijo que en octubre del año pasado, una tercera inyección de la sustancia le causó la muerte a la joven de 26 años Karissa Rajpaul, aspirante actriz de películas para adultos.

"No tenían calificaciones, lo hicieron en su casa, y estaban inyectando silicona en el cuerpo de muchachas”, dijo Israel López, de la unidad de homicidios de LAPD del Valle de San Fernando.

Los detectives aseguran que las responsables de suministrar estas inyecciones de silicona son Libby Adame conocida en las redes sociales como “La Tía”, y su hija Alicia Gómez. Ambas han sido arrestadas.

Según las autoridades, a pesar de la primera muerte ocurrida luego de estos procedimientos, las sospechosas continuaron administrando inyecciones.

“Siguieron haciendo sus procedimientos sabiendo que una persona había muerto y 11 meses falleció otra víctima”, dijo Gómez.

Las sospechosas cobraban $4,000 por estas inyecciones ilegales de silicona líquida, y que según cirujanos plásticos, no solo pueden deformar, sino causar condiciones mortales como una embolia.  

“Que sea más barato no significa que es más seguro, es algo que no vale tu vida”, señaló el doctor AJ Khalil, cirujano plástico.  

Las sospechosas enfrentarán cargos de homicidio, pero la policía busca a más posibles víctimas. 

“Queremos encontrar a víctimas del público. Pedimos que notifique al LAPD si recibieron procedimientos de estas mujeres. Queremos que entiendan que estos procedimientos hechos en casa por personas no calificadas son muy peligrosos”, añadió Gómez.

Contáctanos