Accidentes en autopistas

Niñas que residían en un hogar juvenil cristiano y los hijos de de la directora entre los 10 muertos tras accidente en Alabama

El choque entre al menos 13 vehículos pudo haber sido por las lluvias dejadas por la depresión tropical Claudette.

Telemundo

Las niñas que suelen llegar a Tallapoosa County Girl’s Ranch, una finca rural en Alabama para jóvenes, han vivido una vida de abuso, abandono o negligencia, pero un viaje anual a la playa con la directora y su familia les brindaba un breve momento de esperanza en medio de unos tiempos difíciles.

El viaje de este año a la costa del Golfo terminó en desastre cuando cuatro residentes de la casa de niñas del condado de Tallapoosa, dos de los hijos de la directora y dos invitados se encontraban entre las 10 personas que murieron en un accidente múltiple en una carretera lluviosa cuando la tormenta tropical Claudette atravesó Alabama.

Mantente al tanto de todas las noticias de actualidad y de lo último que ocurre en nuestra comunidad descargando la aplicación de Telemundo 51 para iOS o Android.

En total, la tormenta se cobró 14 vidas antes de atravesar las Carolinas y dirigirse hacia el mar, donde se esperaba que se disipara. Un hombre de 24 años y un niño de 3 años murieron el sábado cuando un árbol cayó sobre su casa en las afueras de Tuscaloosa, y una mujer de 23 años de Fort Payne, al sureste de Huntsville, murió después de que su auto se resbalara y cayera en un arroyo crecido, según informaron las autoridades.

Los perros de búsqueda localizaron el cuerpo de un hombre que se cree que cayó al agua durante una inundación repentina en Birmingham, según los medios de comunicación.

Mira las imágenes.

La camioneta en el accidente del sábado estalló en llamas a lo largo de una carretera interestatal 65 a unas 35 millas al sur de Montgomery. El forense del condado de Butler, Wayne Garlock, dijo que varios vehículos probablemente se patinara en la zona turística, según él, era "notoria" por las condiciones peligrosas donde la carretera en dirección norte se curva cuesta abajo hacia un pequeño arroyo.

La camioneta transportaba a niños entre 4 y 17 años que estaban siendo hospedados en la finca, operada por la Asociación de Alguaciles de Alabama, que acoge a niños abusados ​​y abandonados, incluidos los niños bajo custodia temporal (foster children). El grupo regresaba a la finca cerca de Camp Hill, al noreste de Montgomery, después de una semana en la playa en Gulf Shores.

Una bandera estadounidense ondeó a media asta en el rancho el lunes, y ramos de flores decoraron un letrero. Trabajadores y voluntarios de rostro sombrío iban y venían en silencio mientras el director ejecutivo luchaba por controlar sus emociones.

“Sé que perdimos a ocho de nuestros hijos. Eso es lo que sé”, dijo Michael Smith.

Smith dijo que había dos camionetas del campamento junto con un automóvil que tiraba de un remolque cargado de maletas. La camioneta principal estuvo involucrada en el accidente, dijo.

"Muchos de nuestros niños ni siquiera conocían la playa, por lo que es un evento anual que podemos llevar a estos niños allí", dijo. Esta fue la primera visita a la playa después de la pandemia de COVID-19, "y estábamos muy emocionados".

El accidente también se cobró la vida de dos personas en otro vehículo: un hombre de Tennessee de 29 años y su hija de 9 meses. Otras personas también resultaron heridas.

Smith dijo que las víctimas incluían a Ben Gulley, quien habría cumplido 4 años el martes y era el hijo de la directora del rancho Candice Gulley, la única sobreviviente de la camioneta, quien fue sacada de las llamas por un transeúnte. Otro de sus hijos, de 16 años, también murió.

Mira las imágenes.

Otros cuatro muertos eran residentes del rancho y dos eran invitados, dijo Smith.

Una página GoFundMe comenzó a pagar los gastos del funeral de los dos invitados, Josiah Dunnavant de 12 años y Nicholas Dunnavant de 8— sobrinos de Gulley.

"Las palabras no pueden explicar lo que vi", dijo Smith sobre el lugar del accidente, al que visitó el sábado. Regresó de Gulf Shores en una camioneta separada y no vio el accidente cuando en el momento que sucedió.

Gulley permaneció hospitalizada el domingo en Montgomery en estado grave pero estable. En una publicación de Facebook de principios de este año, describió su amor por el trabajo que hace el rancho.

“Este lugar ocupa un lugar enorme en mi corazón y su misión se ha convertido en mi misión personal”, escribió Gulley.

Los voluntarios entregaron comida el lunes al rancho, que se encuentra en una sección de una carretera del condado de dos carriles bordeada de cercas de madera blanca. Los autos del alguacil y los barriles de tráfico naranja bloquearon la carretera que conduce al área donde las niñas viven en hogares con sus tutores legales.

Los estudiantes y miembros de la comunidad se reunieron para un servicio de oración el domingo en Reeltown High School, la escuela a la que asistían las niñas. Una de las niñas sobrevivientes, que viajaba en un vehículo separado, lloró mientras hablaba de sus “hermanas pequeñas”, informó al.com.

“Cuando la gente se entera del rancho, por lo general asume que las chicas han hecho algo malo o incorrecto para llegar allí. Pero ese no es el caso ”, dijo la adolescente, quien no fue identificada porque está bajo custodia estatal.

La Marina informó que la prueba fue un éxito.

“Estas niñas han pasado por mucho, y eran miembros de la familia, tan fuertes, maravillosos y amables, y fue un privilegio y un honor para mí ser su hermana mayor”, dijo.

En Camp Hill, Smith dijo que los afiliados al rancho estaban en un "estado de duelo" pero que trabajarían para curarse.

"En la Biblia, dice que Dios no nos impondrá nada que no podamos manejar, y eso lo hemos cuestionado bastante estos últimos días", dijo Smith. "Pero Dios tiene hombros anchos, y sabemos que nuestra única forma de superar el dolor que tenemos ahora es con la oración".

Contáctanos